viernes, 1 de marzo de 2013

 











NEGOCIACION DE TOMA DE REHENES

EL MANEJO DE LA TOMA DE REHENES EN FRANCIA

AUTOR : SERGE LETEUR


El camino más seguro hacia la

inspiración, es la preparación.

Lloyd George



 

1. Concepción general de la problemática



A raíz de lo ocurrido en Munich en 1972, de los eventos trágicos que terminaron

con la muerte de atletas israelíes, rehenes de terroristas palestinos, los

gobiernos de los países desarrollados tomaron conciencia de la necesidad de

darse la capacidad de enfrentar crisis de tal naturaleza.

En Francia las autoridades decidieron tomar las medidas necesarias para tener

herramientas adecuadas para este tipo de acontecimientos graves.

Esto suponía dos cosas: un marco jurídico de actuación, y unidades con la

capacidad técnica de reaccionar.
 
 
1,1. Marco jurídico

El principio fundamental es que, una toma de rehén, o cualquier otra crisis

similar de alta visibilidad, debe analizarse como un atentado al orden

público.

Entonces, la primera necesidad es restablecer este orden público. Por eso,

aunque los hechos constituyen un delito, es el poder ejecutivo el que tiene la

preeminencia. En la organización estatal centralizada que existe en Francia, le

corresponde al representante local del gobierno central, al “Prefet”, hacerse

cargo de la situación.

El poder judicial, el fiscal, desempeña en esta primera fase, un rol de observador

y de asesor. Pero en cuanto el orden público está restablecido el fiscal toma el

liderazgo, para que los autores de los hechos sean perseguidos según la ley.


1,2. Respuesta operativa

Las dos fuerzas de seguridad que existen en Francia, la Policía Nacional y la

Gendarmería Nacional eligieron estrategias distintas

La Gendarmería decidió crear una unidad independiente: el Grupo de

Intervención de la Gendarmería Nacional (GIGN).

Mientras que la Policía creo nueve unidades regionales, los Grupos de

Intervención de la Policía Nacional (GIPN).

Pero, para la Policía, esto no resultó suficiente, y, en 1985, fue creada una

unidad táctica nacional llamada RAID, acrónimo que en francés significa:

- Recherche: búsqueda

- Assistance: asistencia

- Intervention: intervención

- Dissuasion: disuasión

El RAID tenía como primera misión, ser el “brazo armado” de la Unidad de

Coordinación de la Lucha antiterrorista (UCLAT), pero después llego a

desempeñar un papel más amplio.

¿Cómo se comparten las responsabilidades entre el GIGN y el RAID o los

GIPN?

De una manera muy sencilla: la Policía se hace cargo de las ciudades de más

de 10.000 vecinos, y la Gendarmería del resto del país. La repartición entre las

unidades especiales depende de sí la crisis ocurre en una zona de jurisdicción

de la Policía o de la Gendarmería. Además hay algunas especializaciones, como

por ejemplo, el GIGN tiene una capacitación más alta en el tema de asalto de

aeronaves.

1,3. Organización y las misiones del RAID

1,3.1. Organización del RAID

El RAID depende directamente del Director General de la Policía Nacional, y se

encuentra a disposición del jefe del UCLAT.

La unidad cuenta con 110 integrantes –oficiales y suboficiales– bajo el mando de

un jefe, un “comisario divisional” y un segundo jefe, un comisario.

Estos integrantes, todos voluntarios, deben tener menos de 35 años, y haber

cumplido 5 años de servicio. Están seleccionados después de superar

exámenes físicos y psicológicos. El enfoque tiene más que ver con la aptitud

para trabajar en equipo que con las capacidades de tirador o de boxeador.

El RAID está organizado en tres secciones y dos destacamentos:

Primera sección: Intervenciones, seguimientos, vigilancias, custodia.



Bajo el mando de un comandante de policía, cinco grupos cumplen las misiones

altamente operativas; y cada grupo cuenta con especialistas:

- en defensa personal

- franco tiradores

- buceos

- brecheros

- paracaidistas

1,3.2. Segunda sección: estudios, pruebas técnicas, prospecto

Esta sección se compone de cuatro grupos:

- Grupo “reclutamiento y capacitación”: se hace cargo del reclutamiento y de la

capacitación de los integrantes del RAID así como de la capacitación

especializada de policías franceses y extranjeros.

- Grupo “búsqueda e inteligencia”: suma informaciones sobre los “objetivos” –

como grupos terroristas– y redacta análisis en enlace con otros servicios de

policía o de inteligencia.

- Grupo “técnica y prospecto”: actúa como un apoyo técnico para otros servicios

de policía, llevándoles equipos y especialistas. También, en enlace con la

Dirección de Logística de la Policía Nacional, este grupo lleva a cabo pruebas

y estudios de equipos nuevos de alta tecnicidad.

- Grupo “armamento”: a cargo del armamento y de los equipos de protección

(chalecos, escudos, etcétera). También lleva apoyo a la Policía Científica para

peritajes balísticos.


1,3.3. Tercera sección:

manejo de crisis y negociación

Integran esta sección policías licenciados en criminología, un psicólogo, y

médicos.

Esta sección puede actuar independientemente del RAID a pedido del Director

General de la Policía en caso de parapetamiento, de amenaza de suicidio, u otra

crisis. Su papel es de tomar la medida de la amenaza y de asesorar a la

autoridad a cargo.

El ”Destacamento interministerial de intervención técnica“. Esta unidad fue

creada en 1995 para enfrentar las amenazas de terrorismo nuclear; en 1998 su

competencia fue ampliada a los riesgos químicos y biológicos.

Ella cuenta no sólo con integrantes del RAID, sino también con efectivos de

otros servicios de policía y de otros ministerios (defensa, industria, etcétera). Su

misión es la búsqueda y el desarme de artefactos nucleares, químicos, o

biológicos.


La ”Unidad de custodia de la Policía Nacional”. Está ubicada en la isla de

Córcega, a razón de la situación particular de esta región que conoce una

importante actividad terrorista.

Tiene a cargo la custodia de los funcionarios y personalidades amenazadas.

1,4. Misiones del RAID

Bajo el mando directo del Director General de la Policía Nacional, el RAID está a

disposición de la UCLAT (Unidad de coordinación de la lucha antiterrorista).

Pero, más allá de la lucha antiterrorista, el RAID interviene también en caso de

acontecimientos graves que necesitan el desempeño de recursos o equipos

específicos para neutralizar individuos peligrosos.

El RAID puede también llevar apoyo a otros servicios de policía para arrestos o

allanamientos peligrosos, o para seguimientos con equipos de alta tecnología

(baliza satelital, intervención de teléfonos celulares, etcétera).

2. Organización del Dispositivo Frente a la Crisis


.
2,1. Un liderazgo único

Como ya fue mencionado, según un decreto gubernamental, en caso de crisis

de alta visibilidad como ser una toma de rehén, el liderazgo pertenece en

Francia al representante del poder ejecutivo, el “Préfet”. Al menos hasta que los

rehenes sean liberados o que el orden público sea restablecido. Entonces,

enseguida el poder judicial, más precisamente el Ministerio Público, recobra su

autoridad para conducir las investigaciones.

De hecho el “Préfet” deja el manejo al jefe del Grupo de intervención (RAID u

otro) quien actúa como el verdadero “Jefe de Crisis”.

Al principio de la crisis hay tres misiones fundamentales:

- contención de la crisis

- recolección de inteligencia

- empezar las negociaciones y preparar la intervención


2,2. Contención de la crisis y establecimiento de los perímetros

Esto se hace bajo el mando del jefe de la unidad de policía de seguridad.

Se trata de aislar la zona de la crisis, para que el público, y sobre todo los

periodistas no tengan acceso a la “zona critica”. A veces puede resultar

necesario evacuar a los vecinos.

Muy a menudo es preciso armar un plan alternativo de tránsito estableciendo

desvíos.


Hay que coordinar los servicios de socorro, bomberos, SAME y otros, para que

se estacionen en un lugar cercano, sin interferir con los movimientos de las

fuerzas de seguridad.

2,3. Investigación y inteligencia

Aunque dentro del RAID esté armada una pequeña celda de inteligencia, hay

una tarea importante en este ámbito que debe cumplir el Servicio de

Investigación –el que estará a cargo de la pesquisa después de la resolución de

la crisis–.

Es necesario tratar de establecer cuales fueron las circunstancias iniciales de la

crisis, ¿cómo empezó todo?.

Es fundamental conocer el número y la identidad de los rehenes.

Lo mismo se debe hacer en cuanto a los “rehenadores”. Si se trata de

reincidentes, hay que buscar información en sus prontuarios, conseguir fotos

para que el grupo táctico los pueda identificar.

También es necesario armar un dispositivo de seguimiento o persecución en el

caso de que los delincuentes logren darse a la fuga.

Es esencial conseguir información sobre los lugares donde se encuentran los

rehenes y los rehenadores: mapa, accesos, etcétera.


2,4. Negociación e intervención

Al mismo tiempo que los negociadores tratan de establecer el contacto con los

rehenadores, el grupo táctico debe mandar efectivos a tomar posición para un

asalto de urgencia, en el caso, por ejemplo, de que los malhechores traten de

huir o empiecen a matar rehenes.

También en ese momento deben ubicarse en lugares de observación los

equipos de francotiradores.

2,4.1. La Negociación

En cuanto a las negociaciones hay varios problemas que resolver.

¿Quién negocia?


Un policía: Según el patrón francés el negociador es un policía, y esto se debe

a distintas razones:

- representa a la Fuerza pública


- se inscribe dentro de un marco jerárquico, no tiene la capacidad para dar

repuestas enseguida; eso puede ayudar para ganar tiempo

- puede justificar una repuesta negativa a un pedido por desacuerdo de su

mando, sin aparecer él como el obstaculizador.

Un policía integrante de un grupo de negociadores

Es necesario que se haga cargo de las negociaciones un grupo de policías

que hayan recibido una capacitación específica.

Esto debe permitir un “intercambio horizontal” en el caso de que se establezca

entre el negociador inicial y el rehenador un antagonismo de caracteres o una

incompatibilidad de discursos.

Además, si se prolonga la situación es preciso que sea posible un cambio de

negociador, sin perjuicio al dialogo. Porque también el negociador puede

cansarse, y ocurre el riesgo de que pierda sus facultades.

De este grupo de negociadores, grupo reducido de tres o cuatro integrantes,

forma parte un psicólogo. Este último no interviene directamente en las

discusiones, pero observa y escucha, sigue el diálogo para hacerse una idea del

perfil del rehenador, de su determinación y de su peligrosidad. Así el psicólogo

puede desempeñar un rol de asesor para el negociador y además puede ayudar

en la toma de decisión del “jefe de crisis”.

Un grupo de negociadores integrante del Grupo de Intervención

Los negociadores se encuentran bajo el mando del jefe del Grupo de

Intervención. Esto resulta fundamental para que no haya discrepancia entre la

negociación y el aspecto táctico.


Es necesario que los negociadores siempre tengan presente las necesidades de

la parte táctica.

Un trabajo en común del grupo de negociadores y del grupo táctico es

imprescindible para lograr éxitos. Y eso supone un liderazgo único.

¿Cómo negociar?

Existen pautas de forma y de fondo.

En cuanto a la forma.


El medio de comunicación: la solución más eficaz sería hablar directamente con

los rehenadores, ya sea a través de un obstáculo, como ser una puerta, o con un

contacto físico.


Esto supone varias medidas de seguridad:

- asegurarse del acuerdo del rehenador de no usar sus armas,

- cesar el diálogo si el rehenador apunta con un arma,

- nunca encarar a más de un rehenador, y

- siempre mantener una posibilidad de escape y actuar bajo la cobertura de los

francotiradores.

Es esencial también, identificar el lenguaje adecuado para el rehenador, no se

puede hablar de la misma manera con un terrorista y con un ladrón “ordinario”.

Es necesario que el negociador se ponga en el mismo nivel de su interlocutor, a

veces usando su misma jerga.

En cuanto a la forma

En primer lugar, es preciso hacer un rápido análisis de la situación y hacerse

una idea del tipo de rehenador. Resultaría muy difícil, tratar de iniciar

negociaciones sin tener un mínimo de datos sobre el delincuente y su

personalidad. El primer momento es muy importante, y más vale empezar bien.

En caso de pluralidad de rehenadores sería esencial identificar al líder y tratar de

establecer el diálogo, aún si él trata de evitar de involucrarse directamente en las

discusiones.

Para conseguir buenos resultados, la negociación que se abre debe seguir

algunas reglas:

- Usar la estrategia del tiempo: tomar el tiempo de discutir.

A veces es útil replantear la situación con el rehenador, para que él tome

conciencia de la realidad a través de una revista de la cronología de los

hechos. A menudo el rehenador quiere llevar a cabo las cosas muy

rápidamente, intentando de imponer cortos plazos. El negociador debe evitar

el apresuramiento. Es necesario convencer al malhechor de que se tome el

tiempo para hacer cosas, tal vez usando la burocracia como explicación.

Ganar tiempo supone estar atento para asegurarse de que el rehenador no

se enoje y pierda paciencia y control.

- Usar una estrategia de “pasos cortos”:

Después de que se establezca un espacio de confianza y de diálogo, hay

que aprovechar este primer acercamiento para empezar una política de

regateo e intercambio. Cada pedido del rehenador debe discutirse para

enganchar el proceso de intercambios que puede llevarle a entregarse.

Hay cosas

que se pueden negociar sin limitación: comida, bebidas (sin

alcohol), dinero.

Hay cosas

que se pueden negociar sólo con cautela: medios de

transporte (riesgo de perder el control de la crisis) y contacto con los medios.

 

Hay cosas

que no se pueden negociar: entrega de armas, drogas, o

intercambio de rehenes. Por ejemplo, intercambiar uno de los rehenes por

un policía trae problemas y resulta más peligroso; esto por distintas razones.

Para el rehenador el policía, aunque esté desarmado, significa una amenaza

más fuerte. Además puede ser más fácil para él matar a un policía que a un

“inocente”. También las reacciones de los policías pueden ser influenciadas

por la presencia de un colega entre los rehenes.


2,4.2. Finalidad y aspectos tácticos de la negociación, la “Tríada”

La meta fundamental de la negociación es resolver la crisis sin violencia. Para

conseguir tal éxito es necesario contener la situación, tratar de encontrar una

falla, y obtener que los rehenadores se entreguen.

Pero lamentablemente, a veces ocurre que no se puede lograr la rendición de

los delincuentes y que el único recurso es el uso de la fuerza.

Por eso el negociador desempeña también un papel táctico; él puede facilitar

elementos en cuanto a la toma de decisión; también puede identificar para el

grupo de asalto o los francotiradores los individuos más peligrosos que deben

ser neutralizados en primer lugar.

El negociador puede dar indicaciones sobre las ubicaciones respectivas de los

diferentes rehenadores, así como de los rehenes.


2,4.2. Finalidad y aspectos tácticos de la negociación, la “Tríada”

Por eso es fundamental que los negociadores conozcan el trabajo y las

necesidades del grupo táctico, y que se encuentren bajo el mando del líder del

Grupo de Intervención, actuando como “jefe de crisis”.

Así se puede implementar una interconexión entre estos tres actores que puede

representarse como una “Tríada”, tal como observamos en las ilustraciones

41,1, 41,2, 41,3 y 41,4.

41.1. La Triada


Líder Negociación

Jefe de Crisis

Líder Táctico


41,2. Decisiones de la Triada




PUESTA EN

MARCHA DE LA

DECISIÓN

COLABORACIÓN


PREPARACIÓN



41,3. Funcionamiento de la Triada

Jefe de Crisis >Informacion evaluacion consejo > Líder Negociación>  
Líder Táctico

41,4. Negociación

2,6. La toma de decisión



El principio en Francia es que el representante del poder ejecutivo es quien debe
tomar las decisiones.
De hecho, muy a menudo, es el “jefe de crisis” –el jefe del Grupo de Intervención
quien, según los elementos facilitados por los negociadores y el grupo de
inteligencia, hace propuestas que están aprobadas.
Esto se puede explicar: el proceso de toma de decisión en situación de crisis es
muy delicado porque al mismo tiempo hay que evitar apresurarse y tomar la
decisión antes de que sea impuesto por los eventos.


Hay que ser capaz de olvidar los elementos “parásitos” de la decisión. Por

ejemplo, la personalidad o la naturaleza de los rehenes: funcionarios, niños,

etcétera.

Hay que cuidarse del razonamiento por analogía, todos los casos son distintos y

todos los rehenadores diferentes.

Por eso cuando el “jefe de crisis” se hace cargo y pone la cara, es raro que haya

objeciones.

2,7. Relaciones con los medios

Estas crisis de alta visibilidad suelen atraer medios de todo tipo; por eso es

necesario armar una estrategia

Hay que establecer pautas claras en cuanto a quien va a ser el vocero, puede

ser el representante del Ejecutivo, el “jefe de crisis”, u otra persona.

El principio es no ignorar a los medios sino tratar de controlarlos, lo que resulta

más fácil en Francia que en Argentina. No hay que manipularlos sino

responsabilizarlos, planteando claramente cuales serían las consecuencias de la

divulgación de tal o cual elemento de información. Por eso es mejor establecer

relaciones de confianza y facilitar informaciones. El grupo de negociadores

puede ser muy útil para indicar la información que no se debe entregar, para que

no se agrave la crisis.

Desde el punto de vista práctico es muy útil prever un lugar para los periodistas.

3. Tipología de los Rehenadores

Aunque todos los casos son distintos, y que no se debe actuar por analogía, sin

embargo se puede tratar de establecer una tipología somera de los rehenadores


y fijar las medidas que hay que tomar y sobretodo de los errores que se deben

evitar según el tipo de malhechor.

En las los cuadros 41,5, 41,6, 41,7 y 41,8 se observan las fichas técnicas de

algunas características personales.

41,5. FICHA TECNICA: EL PARANOICO

DEFINICION:


La paranoia es una psicosis crónica que se caracteriza por una sobrestimación

patológica del yo, la desconfianza, la falsedad de juicio y la inadaptabilidad social.

Signos característicos:

- desconfiado

- autoritario

- incapaz de poner en tela de juicio su propio sistema de valores y de abrirse a los demás

- celoso

- con gran respeto por las convenciones

- con discurso coherente, siendo lógico en pleno delirio

- delirio generalmente con persecuciones o interpretaciones, con alucinaciones

- delirio maníaco

- delirio místico

- delirio pasional: celos y erotomanía

- agresivo

Peligrosidad:


Muy peligroso. Puede matar a su perseguidor o al objeto de su delirio.

Tipo de negociación:


posible (en función del delirio)

CONDUCTA A SEGUIR: EL PARANOICO

LO QUE HAY QUE HACER:

- presentarse como representante del orden

- mostrar que entendemos sin adherir realmente

- entrar en su delirio (bajo reserva… )

LO QUE NO HAY QUE HACER:

- dejarse embarcar en la discusión

- olvidar su poder de persuasión

- contrariarlo, ofenderlo

decir “no es lógico”

- contradecirlo

41,6. FICHA TECNICA: EL PSICOPATA

DEFINICION:


(clasificación internacional de las enfermedades del O.M.S.).

301.7. Trastorno de la personalidad con predominancia de manifestación sociopática o

inadaptada: trastorno de la personalidad caracterizado por la inobservancia de las obligaciones

sociales, la indiferencia por el otro, una violencia impulsiva o una fría insensibilidad. Hay una

gran distancia entre el comportamiento y las normas sociales establecidas. El comportamiento

es poco modificable por la experiencia, incluyendo las sanciones. Los sujetos de este tipo son

generalmente no afectivos y pueden ser anormalmente agresivos o irreflexivos. Soportan mal

las frustraciones, acusan a los otros o dan explicaciones especiosas a los actos que los ponen

en conflicto con la sociedad.

Signos característicos:



- impulsividad

- inestabilidad

- inadaptabilidad

- irritabilidad y agresividad

- manipulador

- mitómano

- despreocupado e imprudente
Peligrosidad:


peligroso, perverso y cruel, sentido moral inexistente.

Tipo de negociación:


posible y difícil

CONDUCTA A SEGUIR: EL PSICOPATA

LO QUE HAY QUE HACER:



- recordar siempre su egocentrismo extremo (los rehenes representan muy poco para él).

- mantener constantemente el contacto

- escuchar, dejarlo hablar

- hablar con calma

- tomar posiciones con firmeza

- hacer concesiones mínimas

- convencerlo de que le conviene rendirse

- manipularlo con extrema prudencia (… conoce las trampas de la policía)

- hacerle sentir el contrapeso que representa el grupo de intervención

LO QUE NO HAY QUE HACER:



- ser demasiado conciliador

- hacer promesas que no podrán ser cumplidas

- hacerle confianza (mitómano y manipulador)

41,7. FICHA TECNICA: EL ESQUIZOFRENICO

DEFINICION:



El término de esquizofrenia designa un grupo de psicosis teniendo como denominador común,

la disociación.

La esquizofrenia se caracteriza por una disgregación psíquica, la discordancia con la

ambivalencia de los sentimientos, un comportamiento “bizarro”, la pérdida del contacto con la

realidad, el encierre en sí mismo.


Es una enfermedad crónica que comienza al final de la adolescencia y puede estabilizarse en

el mejor de los casos más o menos a los 40 años.



Signos característicos:



- indiferente a todo lo que lo rodea

- vive cortado del mundo, en algunos casos cerca del “vagabundeo”

- aspecto “bizarro”

- repetición de los mismo gestos (estereotipo)

- encerrado en sí mismo, pérdida de contacto con la realidad

- difunde angustia

- da miedo

- discurso incoherente (neologismo) y hermético, incapaz de fijar su atención en un tema

- sufre en crisis de alucinaciones psicosensoriales

- generalmente inteligente

- pocos amigos, vida sexual y sentimental pobre

- gran dificultad de integración

Peligrosidad:


en crisis, muy peligroso!

- pasaje al acto imprevisible

- capaz de matar (generalmente dentro de su familia) o de matarse (defenestración frecuente)

- automutilación

- fuerza física amplificada en crisis


Tipo de negociación:


a priori… imposible

CONDUCTA A SEGUIR: EL ESQUIZOFREN ICO

LO QUE HAY QUE HACER:



- actuar con extrema prudencia

- no hacer nada que pueda contrariarlo

- recordar que es siempre peligroso

LO QUE NO HAY QUE HACER:



- aumentar su angustia

- tener un contacto físico en la fase de la negociación

- tocarlo – entrar en su “espacio”

- elegir una mujer para la negociación

- fiarse de su calma aparente

- olvidar que sus facultades físicas no están relacionadas con su apariencia

41,8. FICHA TECNICA: LOS ESTADOS DEPRESIVOS O DISTURBIOS DE

CARACTER

DEFINICIÓN GENERAL DE DEPRESIÓN:



El término “depresión” posee distintos significados, dependiendo de las situaciones. Se puede

pasar de un estado neurótico ansioso a la psicosis maníaco–depresiva, por eso es muy

importante la buena definición de las manifestaciones en estas perturbaciones negativas en el

carácter.

Distinguimos :

- la depresión endógena

- la depresión exógena – neurótica o reaccional

LA DEPRESION ENDOGENA:

DEFINICION:



Se trata de la fase melancólica de la psicosis maníaco–depresiva a la cual se llega brutalmente

sin “circunstancia externa”, de manera franca y aguda, que es de origen biológico.

El sujeto es preso de una tristeza infinita en donde la propensión al pasaje al acto suicida es

muy importante.


Signos característicos:



- funciones motrices e intelectuales lentas

- discurso lento y monótono

- inhibición

- incapacidad de emprender una tarea aunque sea anodina, en contraste con la actividad

anterior

- gran dolor moral, desesperanza absoluta

- indignidad, gran sentimiento de culpabilidad

- desinterés por los suyos

- ideas delirantes, sentimiento de culpabilidad, necesidad de expiación, de auto–punición

- gran determinación en los proyectos de suicidio

Peligrosidad

:
muy peligroso para sí mismo y los suyos.

Preocupación por evitar sufrimiento inútil de sus prójimos (mujer, hijos… ) que termina por el

“suicidio altruista”.


Tipo de negociación:


Muy difícil. Por definición es imposible ya que nada tiene efecto en el

individuo, nada puede atenuar o contradecir el delirio. Hay que tratar de ganar tiempo para

favorecer la preparación de la intervención, sobretodo si la familia está presente.


CONDUCTA A SEGUIR: PSICOSIS CON ACCESO MELANCOLICO

LO QUE HAY QUE HACER:



- tratar de establecer un contacto y ganar tiempo


LO QUE NO HAY QUE HACER:



- dejar que se instaure el silencio (sobretodo sí la familia rodea al individuo parapetado)


LA DEPRESION EXOGENA:


Lo que llamamos comúnmente depresión nerviosa. Se trata más

precisamente de la depresión neurótica o reaccional.

DEFINICION :

Depresión neurótica

Se trata generalmente de la descompensación de una neurosis existente, el sujeto ya estaba

más o menos perturbado por su angustia, sus fobias u obsesiones. Los problemas de la vida

hicieron emerger su angustia al punto en que presenta todos los signos de la depresión:

desaliento, falta de voluntad, desinterés, y deseos suicidas.


DEFINICION:
Depresión reaccional


Toca de frente al sujeto, al principio en plena salud psíquica. Un acontecimiento traumático

aparece como intolerable, insoportable (pérdida de un pariente o de un hijo, perjuicio

financieros, gran frustración, etc.). El individuo puede presentar todos los signos aparentes del

acceso melancólico, la depresión es a veces muy brutal y el riesgo de pasaje al acto suicida es

muy importante.


Signos característicos

: para la depresión neurótica

- humor triste

- desaliento

- pérdida de interés y de voluntad

- gran fatiga

- no vive cortado al mundo a diferencia del psicótico

- necesita que se ocupen de él

- doble lenguaje – “necesito ayuda pero no creo… ”

- veleidades de suicidio – riesgo importante en caso de crisis
Peligrosidad:


Peligroso sobretodo para él mismo y accesoriamente para los demás (ejemplo:

suicidio a gas en un inmueble).


Tipo de negociación:


Posible ya que existe una necesidad de ayuda.

Signos característicos: para la depresión reaccional



- gran sufrimiento debido a una frustración o acontecimiento desencadenante grave

- sujeto con comportamiento normal antes de la llegada de dicho acontecimiento

- en la fase “intensa” todos los signos del acceso melancólico

- deseo de suicidio muy fuerte


Peligrosidad:


Peligroso sobretodo para él mismo y accesoriamente para los demás. Puede

hacer un traslado de agresividad con respecto a su familia, reacciones de carácter, irritación.


Tipo de negociación:


Posible ya que hay una buena comprensión por parte del negociador de

los problemas del depresivo.


CONDUCTA A SEGUIR: LA DEPRESION EXOGENA

LO QUE HAY QUE HACER:
- tratar de establecer contacto

- darle ayuda y comprensión

- tranquilizarlo

- dar menos pasión al debate

- restaurar el lugar del habla

- escucharlo

- tratar de mantener constantemente el contacto

- crear un clima de confianza

- llevar la conversación a temas más positivos

- notar las pequeñas mejoras con el pasar de las horas

- preguntarle si piensa matarse

- cuando el contacto ha sido bien establecido, ser más directivo

- manifestar una forma de autoridad sin agresividad

- reconstituir el proceso de socialización
 
 
LOQUE NO HAY QUE HACER:



- ir muy rápido

- no conocer o más conocer la “historia” del sujeto en crisis

- romper el contacto establecido


- dejar que se instaure el silencio

- dramatizar demasiado porque se logra el efecto contrario (sentimiento de aislamiento e

incomprensión)


REANIMAR FISICAMENTE AL SUJETO:



En efecto, el que se metió en una crisis vive una situación de tensión paroxística con un grado

máximo de angustia. Hay que darle entonces oxígeno psíquico, ayudarlo a tomar aire, es decir

ponerle menos pasión al debate restaurando el lugar del diálogo. De esta forma toda dolencia

podrá ser expuesta y pasaremos así progresivamente del proceso primario, donde todo está en

el acto, al proceso secundario, donde todo está ligado a la palabra.


RESTAURAR EL NARCISISMO:



Paralelamente, el hecho de ser escuchado y comprendido, revitaliza su imagen. La presencia

de las fuerzas del orden y generalmente la de los medios, convence al sujeto de su poder; la

presencia del negociador benévolo, aporta el elemento afectivo que le falta.


DEVOLVER EL SUJETO A LA REALIDAD

La existencia de una relación auténtica hace cesar el aislamiento en el cual el sujeto se

encontraba. Va a percibir nuevamente el tiempo, el espacio, las situaciones. Vuelve al

presente, abandonando progresivamente un pasado repetitivo.


RECONSTITUIR EL PROCESO DE SOCIALIZACION:



Los problemas materiales aparecerán rápidamente por parte de la presencia de los niños

(sobretodo a nivel oral: bebidas, alimentos). Todos estos intercambios le permitirán situarse en

tanto que “ser social”, insidiosamente, y aquí también hay una manipulación. El sujeto se va a

encontrar frente a problemas cotidianos y va a ser llevado a ejecutar órdenes. Es la famosa

sumisión a la autoridad de MILGRAM.
En presencia de un sujeto delirante, paranoico al paroxismo de poder, la negociación es casi

imposible. No se negocia con “DIOS”. El enfermo va percibir muy rápidamente la manipulación

y va a poner al negociador en el campo de los malos, él no tiene ninguna falla. El peligro es

entonces muy real, el pasaje al acto es siempre posible, sólo la escucha sin respuesta permitirá

mantener una buena relación.

En el caso de un sujeto alcohólico en plena borrachera, hay que también saber esperar. El

alcohol traerá a veces la solución, induciéndolo al sueño profundo que permitirá a las fuerzas

del orden desarmar al individuo.
 
 
4. Conclusión



Según la experiencia en el manejo de crisis, lo descripto es lo que más

corresponde a nuestra idiosincrasia francesa.

Las ventajas son que hay un jefe de crisis único, el jefe del grupo de

intervención, que actúa como un verdadero regulador de la situación al mando,

tanto del grupo de negociación como del grupo táctico.

Así se puede conseguir una interconexión permanente entre los actores, con

coordinación de las informaciones y de las acciones.

La toma de decisión es única y se hace con todos los elementos de

conocimiento de la situación.


AUTOR: SERGE LETEUR

El autor se responsabiliza de las opiniones vertidas en el presente artículo

y autoriza expresamente su publicación, reservándose los derechos de

autor, los cuales le pertenecen en exclusividad.