viernes, 31 de agosto de 2012

FABRICACION ARTESANAL DE ARMAS EN FILIPINAS


Una fabrica de armas de Filipinas, totalmente artesanal, han llegado a tener tal envergadura y capacidad de producción que el gobierno se plantea regularla y aceptar que en lo suyo son los mejores. En las fotografías podemos ver a algunos de estos profesionales durante su jornada, creando prácticamente de la nada armas totalmente funcionales y con un buen acabado, unos verdaderos artistas.




viernes, 22 de junio de 2012

Hallan el lugar exacto del cerebro donde se origina el amor


BBC Salud



El amor activa una zona llamada núcleo estriado, que es la misma que se activa con la adicción a las drogas.

Sabemos, por ejemplo, dónde se almacenan los recuerdos, dónde se controla la ira y el miedo y dónde razonamos para resolver problemas.


Ahora una nueva investigación internacional encontró el sitio exacto donde se originan los sentimientos que experimentamos cuando estamos enamorados.



Según los científicos de la Universidad de Concordia, en Canadá, el sitio donde se ubica el amor está vinculado al lugar donde se origina el deseo sexual, pero ambos están separados.



Y el estudio demostró que el amor está en la misma zona cerebral de la adicción a las drogas, señalan los investigadores.



Los estudios del cerebro ya han demostrado que las emociones humanas se originan en el llamado sistema límbico, un conjunto de estructuras importantes que incluyen el hipocampo y la amígdala, entre otras.



En esta región se controlan una serie de funciones que incluyen las emociones, la conducta, la atención, el estado de ánimo, la memoria, el placer y la adicción, etc.



Hasta ahora, sin embargo, había sido muy difícil ubicar el lugar exacto del amor, porque tal como señalan los expertos, a diferencia de otras emociones "concretas" como la ira o el placer, el amor es mucho más complejo y abstracto y parece involucrar muchas áreas del cerebro.



La nueva investigación, en la que también participaron neurocientíficos de las universidades de Sycaruse y Virginia Occidental en Estados Unidos y el Hospital Universitario de Ginebra en Suiza, revisó 20 estudios que habían analizado la actividad cerebral del amor y el deseo sexual.



En los estudios se había sometido a los participantes a escáneres de fMRI (imágenes de resonancia magnética funcional) para observar la actividad de su cerebro mientras estaban comprometidos en tareas relacionadas a imágenes eróticas o a observar la fotografía de la persona de quien estaban enamorados.



Núcleo estriado"El amor realmente es un hábito que se forma con el deseo sexual y que recompensa a ese deseo. Y en el cerebro el amor funciona de la misma forma como cuando la gente se vuelve adicta a las drogas"



Prof. Jim Pfaus

Los resultados de los estudios revelaron que dos estructuras del cerebro en particular, la ínsula y el núcleo estriado, eran las responsables tanto del deseo sexual como del amor.



La ínsula es una porción de la corteza cerebral que está plegada en una zona entre el lóbulo temporal y lóbulo frontal, mientras que el núcleo estriado está localizado cerca, en el cerebro anterior.



Los científicos observaron que tanto el amor como el deseo sexual activan diferentes áreas del núcleo estriado.



El área que se activa con el deseo sexual se activa también con otras cosas que producen placer, como la comida.



Pero el área del núcleo estriado que se activa con el amor es mucho más compleja.



Y aunque también se activa con el placer o deseo sexual, sólo funciona cuando hay algo con "un valor inherente" para activarla, dicen los científicos.



"Nadie había colocado estos dos sentimientos juntos para ver cuáles eran los patrones de activación" explica el profesor Jim Pfaus quien dirigió el estudio.



"No sabíamos qué encontraríamos, pensamos que ambos estarían completamente separados. Pero resultó que el amor y el deseo activan áreas específicas pero vinculadas en el cerebro".



"Mientras el placer sexual tiene un objetivo muy específico, el amor es más abstracto y complejo y por lo tanto menos dependiente de la presencia física de otra persona" agrega.



Algo que sorprendió a los científicos fue encontrar que la zona del núcleo estriado que se activa con el amor también está asociado a la adicción a las drogas.



Según el profesor Pfaus, esto tiene sentido.



"El amor realmente es un hábito que se forma con el deseo sexual y que recompensa a ese deseo" dice el científico.



"Y en el cerebro el amor funciona de la misma forma como cuando la gente se vuelve adicta a las drogas" agrega el profesor Pfaus.


¿Legalizar las drogas?

Todo el mundo acepta que es bueno, recomendable, necesario, saludable… disminuir el consumo de drogas. Puede que ese sea el único punto en que todos los organismos, naciones y expertos estén de acuerdo. Y aun así hemos de aceptar que el ser humano ha consumido, consume y consumirá drogas siempre. Es consustancial a nuestra naturaleza. Por eso, periódicamente se reabre el debate sobre su legalización, que parece tan interminable como el hábito de consumirlas.


Puede que también contribuya a ello la escasa claridad del debate, motivada por la frecuente confusión entre los diferentes conceptos implicados en el término 'legalizar'. Para la mayoría de las personas, legalizar se plantea como un debate de 'si' o 'no', todo o nada, blanco o negro, cuando en realidad tiene numerosas variantes y matices. Por otra parte, casi todas las posturas y decisiones se apoyan más en opiniones y teorías que en hechos científicos contrastados, ya que hay pocos estudios rigurosos, fiables y extensos sobre las consecuencias sociales, sanitarias y legales de legalizar las drogas.

Visto el panorama, me propongo intentar clarificar el debate conceptual, para que los lectores puedan al menos saber sobre qué tienen que opinar; no, obviamente, lo que tiene que opinar: eso es cosa de cada cual.

Pues bien, para ello, creo que habría que aclarar al menos los siguientes conceptos:

1. Liberalizar: Es autorizar la venta y consumo de cualquier droga sin ninguna restricción. Esto prácticamente no sucede con ninguna droga, salvo con la cafeína y algunos sedantes naturales, como la valeriana, etc. Prácticamente ningún país ni organismo social o sanitario lo admite. La opinión pública, recogida en numerosísimos sondeos, tampoco lo aprueba. Opiniones aparte, lo que se sabe es que liberalizar una droga supone incrementar su consumo, lo cual, independientemente de los efectos socio-político-legales que pueda tener, genera siempre un aumento de riesgos para las poblaciones y personas vulnerables, y más complicaciones y gastos socio-sanitarios.

2. Legalizar: Significa autorizar el uso de determinadas drogas con fines lícitos y éticos, como los de investigación, sanitarios, paliativos o preventivos. Por ejemplo, los derivados de la marihuana para problemas oncológicos, los mórficos para la dependencia de heroína, etc. Hay numerosos países y organismos que han adoptado este tipo de medidas, siempre en el contexto de programas sanitarios y sociales regulados y controlados. La comunidad científica, y especialmente los expertos en toxicomanías, la defienden apoyándose en los avances en los modelos explicativos de las adicciones, como el de 'patología dual' o de la automedicación. La legalización generalizada de todas las drogas 'ilegales', aun con fines lícitos y éticos, no es admitida por ningún país, ni organismo científico o sanitario.

3. Despenalizar o descriminalizar: Se refiere a la 'no penalización' -no delito penal- del uso de drogas. Se refiere exclusivamente al uso propio, individual y personal de una droga ilegal, y excluye la producción, posesión, distribución, comercialización y difusión de las mismas. Se trata de una medida adoptada por algunos países para algunas drogas, por ejemplo España, Portugal o Italia. Aun así, prácticamente en todo el mundo, la posesión y el consumo de drogas ilegales se considera una infracción administrativa, que puede ser sancionada y multada -como una infracción de tráfico-, aunque con frecuencia se tiende a no aplicar este tipo de medidas. No hay unanimidad entre países, organismos, expertos y opinión pública sobre la pertinencia y eficacia de esta medida para disminuir el consumo y los riesgos derivados del mismo.

4. Regularizar: Supone primero legalizar y luego autorizar y controlar, el uso de determinadas sustancias. Pensemos en el tabaco: del uso legal y liberalizado, se ha pasado al uso regularizado y restringido en la mayoría de los países desarrollados. O en la marihuana y sus derivados, cuya comercialización ha sido legalizada y regularizada en Holanda. Se trata de una medida adoptada para controlar el uso de las drogas que ya eran legales -alcohol, tabaco– con fines socio-sanitarios. Cuenta con el apoyo generalizado de los expertos socio-sanitarios, pero hay muchas discrepancias entre países y estados, y tampoco la opinión pública se muestra unánime al respecto.

Y aun podríamos considerar otros aspectos que complicarían más si cabe el debate, como la de gravar con impuestos el consumo de drogas, la lista oficial de sustancias que se consideran drogas, la diferenciación entre fines legales o sanitarios de cada una de las medidas, etc.

En definitiva, es obvio que plantear el debate en términos de 'legal' o 'ilegal' no es riguroso, ni realista, ni útil. Ahora bien, todo el mundo está de acuerdo en que ese debate es necesario, que hay que hacer algo para cambiar y mejorar la situación, pues las medidas policiales, políticas, legales, sociales o sanitarias adoptadas hasta ahora no han servido para disminuir el consumo ni controlar sus efectos negativos… que, no lo dude, y se lo digo desde la experiencia clínica cotidiana, son malas, muy malas, cada vez peores, especialmente para las personas y grupos más débiles y desprotegidos, como los jóvenes.

MUJERES MAFIOSAS.....








La policía italiana asegura que cada vez más mujeres participan en las actividades criminales de la mafia, al asumir el rol de sus maridos cuando estos ingresan en prisión.



Las autoridades afirman que las mujeres son tan peligrosas como los hombres, estando involucradas en todo tipo de delitos, desde extorsiones a asesinatos.



Igual que sus colegas masculinos, también cuentan con apodos. A una se la conoce como Fatcat, a otra como Tomboy y a una tercera la llaman Pupetta.



Pero tras estos nombres aparentemente inocentes se ocultan mujeres cada vez más activas en el violento submundo del crimen organizado.



Mientras las fuerzas de seguridad intensifican la lucha contra la Camorra napolitana, las autoridades están constatando como las mujeres están asumiendo las tareas que llevaban a cabo los hombres que son encarcelados.



Entre bambalinas

Los carabinieri aseguran que es difícil dar una cifra de mujeres mafiosas, ya que muchas trabajan entre bambalinas, cortando y empaquetando heroína y cocaína.



En una redada llevada a cabo el pasado mes, la policía arrestó a 11 mujeres acusadas de tráfico de drogas.



En otra operación, una madre y sus dos hijas fueron detenidas bajo la acusación de dirigir una red de extorsión.



Una de las mafiosas más renombradas es Maria Licciardi, quien hasta su detención compartía mesa con otros importantes jefes de la mafia.



De complexión menuda, Licciardi se encuentra en una celda de aislamiento, aunque la policía cree que aún tiene un papel importante en la dirección de las actividades mafiosas.



Parece que en la mafia las desigualdades entre sexos se están acabando a balazos y los 'padrinos' están siendo igualados por las 'madrinas'.


Fuente:
Duncan Kennedy

BBC, Italia



Cosa Nostra

Palermo se convirtió en ciudad italiana el 7 de junio de 1860, cuando según los términos establecidos en el alto el fuego, dos largas columnas de tropas derrotadas abandonaron en barco discretamente la región regresando al sur de la península. Hasta aquel día, Sicilia había sido gobernada desde Nápoles como parte del reino bórbonico que abarcaba la mayor parte del sur de Italia. En mayo de 1860, Giuseppe Garibaldi y unos mil voluntarios (los famosos Camisas Rojas) invadieron la isla con el próposito de unirla a la nueva nación de Italia.




El 6 de septiembre de 1860, Garibaldi sería recibido como un héroe en Nápoles por una multitud enfervorizada, y el mes siguiente entregaría sus conquistas al rey de Italia. Pero estas pronto empezarían a parecer insustanciales dada la violenta relación que mantendrían Sicilia y el reino de Italia. La incorporación de Sicilia a la nación trajo consigo una epidemia de conspiraciones, robos, asesinatos y ajustes de cuentas y, sobre todo, una enorme y airada resistencia popular que produciría una secuencia de continuas revueltas contra la invasión italiana en el transcurso de la década.



Fue durante los agitados años de 1860 cuando la clase dominante del Reino de Italia oyó hablar por primera vez de la mafia de Sicilia.



Al contrario de lo que dice la creencia popular, la mafia siciliana surgió en realidad durante mediados del siglo XIX, al mismo tiempo que la aparición del nuevo Estado Italiano. Italia no llegó a ser un estado soberano hasta este momento, y fueron la industrialización y el comercio los que trajeron este cambio y supuso la auténtica fuerza que impulsó el desarrollo de la mafia siciliana. La mafia siempre ha sido más fuerte al oeste de la isla, especialmente alrededor de la ciudad de Palermo, su lugar de nacimiento. Palermo era, y todavía es, el centro industrial, comercial y político de la isla de Sicilia, por lo que la mafia situó su base aquí, en contraposición con el medio rural, que se encontraba subdesarrollado en términos económicos.



La mayor fuente de exportaciones, así como de riqueza de la isla desde la cual brotó la mafia, eran las grandes fincas de naranjales y limoneros que se extendían desde los mismos muros de la ciudad de Palermo.


Origen económicoEn cuanto a la agricultura, Sicilia siempre había destacado por el amarillo dorado de las montañas del interior de la isla, propiedades productoras de cereales. El otro color de Sicilia tenía un origen más reciente. Cuando los árabes conquistaron Sicilia en el siglo IX, llevaron consigo el cultivo de cítricos cuyas hojas tiñeron la franja costera septentrional y oriental de la isla de un color verde oscuro. Los métodos de la mafia se perfeccionaron durante un período de rápido crecimiento de la industria de los cítricos. A mediados del siglo XIX, un largo período de expansión de los cítricos hizo que la franja verde oscuro de Sicilia se ensanchara.



Dos pilares del modo de vida británico desempeñaron un importante papel en esta expansión. Desde 1795, la Royal Navy hacía tomar limón a las tripulaciones de sus barcos como remedio para el escorbuto. Ya en 1840 se inició la producción comercial, en una escala menor, de otro cítrico, el aceite de bergamota, utilizado para aromatizar el té de la variedad Earl Grey. Ambos productos eran exportados desde Sicilia. Las naranjas y limones se enviaban a Nueva York y a Londres. En 1834 se exportaron más de cuatrocientas mil cajas de limones; en 1850 la cifra aumentó a 750.000. A mediados de la década de 1880 llegaba cada año a Nueva York la asombrosa cantidad de 2.500.000 cajas de cítricos italianos, la mayoría procedentes de Palermo. En 1860, el año de la expedición de Garibaldi, se calculaba que los limonares de Sicilia eran los campos más rentables de toda Europa, superando incluso a las huertas de frutales de los alrededores de París.



Las plantaciones de cítricos del siglo XIX eran negocios modernos que exigían un elevado nivel de inversión inicial. Los limoneros son también extremadamente vulnerables. Incluso una breve interrupción del suministro de agua puede tener efectos devastadores. El vandalismo, ya sea contra los árboles o contra sus frutos, constituye un riesgo constante. Fue esta combinación de vulnerabilidad y elevados beneficios la que creó el entorno perfecto para los negocios de protección de la mafia. Todos estos factores influirían en el rápido desarrollo de esta.



Desarrollo históricoLa Cosa Nostra se encargaba al principio de la protección de dichas fincas. Los dueños de estas necesitaban a la mafia por su protección, y la mafia necesitaba a los contactos políticos de estos para poder operar libremente. De hecho, según algunas fuentes, los miembros de la aristocracia gobernante eran también miembros de la «secta» (el nombre con el que se conocía a la mafia en el siglo XIX), entre ellos, el barón Turrisi Colonna, que escribió el primer relato sobre la organización criminal de Sicilia de 1864. En 1890, los hermanos Mattanga, nacidos en Palermo, controlaban el tráfico del puerto de Nueva Orleans.



Durante el fascismo en Italia, Cesare Mori, prefecto de Palermo, usó los poderes especiales que le fueron otorgados para procesar a la mafia, forzando a muchos mafiosos a huir al extranjero o arriesgarse a ser encarcelados. Muchos huyeron a los Estados Unidos, entre ellos Joseph Bonanno, alias Joe Bananas, que llegaría a dominar la rama estadounidense de la mafia. El alumbramiento de Cosa Nostra, como se iba a conocer a la mafia de origen ítaloestadounidense, se produjo el 12 de noviembre de 1908.[1] Inicialmente, se constituyó como una filial de la mafia siciliana, entonces dirigida por Don Vito Cascio Ferro, jefe de todos los jefes. Pero en poco tiempo llegó a convertirse en la más fabulosa organización criminal del planeta. A mediados de 1970, su poder era similar al atesorado por los magnates de Wall Street.



Estados Unidos se aprovechó cínicamente de las circunstancias y usaron las conexiones italianas de los mafiosos estadounidenses durante la invasión de Sicilia e Italia de 1943. Lucky Luciano y otros miembros de la mafia, que habían sido encarcelados durante su estancia en Estados Unidos, de repente se volvieron unos valiosos patriotas y la inteligencia militar usó las influencias de Luciano para facilitar el avance de las tropas estadounidenses.



Otro supuesto beneficio adicional (desde la perspectiva estadounidense), era que muchos de los mafiosos italoestadounidenses eran anti-comunistas, ya que la mafia no podía permitirse otra forma de organización social en el corazón de Sicilia, teniendo el monopolio del poder y la violencia en la isla. Fueron, por tanto, vistos como valiosos aliados por los anti-comunistas estadounidenses, que supuestamente los usaron para erradicar cualquier rastro de socialismo y comunismo de la industria naval estadounidense, los movimientos de resistencia durante la guerra, y, tras esta, en muchos de los gobiernos regionales y locales en los que la mafia tenía influencia.



Según el experto en tráfico de drogas Alfred W. McCoy, a Luciano se le permitió dirigir su red criminal desde la celda a cambio de su ayuda. Tras la guerra, fue recompensado siendo extraditado a Italia, en donde pudo seguir su carrera criminal sin estorbos. En 1946, se marchó a Sicilia para continuar con sus actividades, y según el libro de McCoy, Luciano llevó a cabo una alianza crucial con la mafia de Córcega, liderando el desarrollo de una vasta red internacional de tráfico de heroína, inicialmente traída desde Turquía y con base en Marsella (la llamada 'Conexión Francesa').



Más tarde, cuando Turquía empezó a eliminar su producción de opio, utilizó sus contactos con los corsos para establecer un diálogo con mafiosos corsos expatriados en Vietnam del Sur. En colaboración con los líderes de la mafia estadounidense, entre ellos Santo Trafficante Jr., Luciano y sus sucesores se aprovecharon del caótico estado del país, durante la Guerra de Vietnam para establecer una inexpugnable base de suministro y distribución en el "Golden Triangle", que pronto conduciría enormes cantidades de heroína asiática a Estados Unidos, Australia y otros países a través de los militares estadounidenses.



Benito Mussolini atacó implacablemente a la mafia, encarcelando a cualquier hombre del que se tuviera la más mínima sospecha de ser un mafioso. La mafia no recuperó su poder hasta después de la rendición de Italia en la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, en los ochenta y noventa, una serie de disputas internas llevaron a la muerte a muchos miembros destacados de la mafia.



Tras finalizar la Segunda Guerra Mundial, la mafia se convirtió en un Estado dentro del Estado. Sus tentáculos ya no abarcaban solo a Sicilia, sino casi a toda la estructura económica de Italia, y de usar escopetas de cañones recortados, pasó a disponer de armamento más expeditivo: revólveres del calibre .357 Magnum, fusiles lanzagranadas, bazookas, explosivos. La mafia y otras sociedades secretas del crimen organizado formaron un sistema de vasos comunicantes. En la Logia Masónica P-2, representada por el gran maestre Licio Gelli, había ministros, parlamentarios, generales, jueces, policías, banqueros, aristócratas e incluso mafiosos.



En 1992, la mafia siciliana asesinó al juez italiano Giovanni Falcone haciendo estallar mil kilogramos de explosivos colocados bajo la autopista que une Palermo con el aeropuerto ahora llamado Giovanni Falcone. Murieron él, su esposa Francesca Morvilio y tres escoltas.



En 1993, cinco ex presidentes de Gobierno, muchísimos ministros y más de 3000 políticos y empresarios fueron acusados, procesados o condenados por corrupción y asociación con la mafia. Uno de los implicados en el «Maxiproceso», Francesco Madonia ―jefe de la Democracia Cristiana y miembro de la Honorable Sociedad―, hubo de resignarse con la requisa de 250 cuentas bancarias, 200 edificios, 60 empresas, 265 automóviles, 45 fincas rústicas y varios yates. Se trataba de un mensaje de la mafia al viejo Andreotti, expresidente del Gobierno, por no impedir la encarcelación masiva de sus miembros. La mafia no perdona nunca, como ya no podrán atestiguar los banqueros Michele Sindona y Roberto Calvi, dos magos de las finanzas del Vaticano, la mafia y otras instituciones de Italia. Fueron asesinados por un arrebato de codicia: quisieron apropiarse del dinero de la mafia

Fuente Wikipedia.

Crimen organizado


 Usualmente se comete el error de usar indistintamente los conceptos de "Crimen Organizado" y "Organizaciones Criminales". Ambos hacen referencia a un grupo de personas que, buscando alcanzar sus objetivos (que pueden ser riqueza, poder, etc.ya que esto es propio de los grupos terroristas.), realizan acciones que van en contra de la legislación existente. La diferencia central entre crimen organizado y grupo criminal, es que en el primero existen personas con los vínculos necesarios para evitar ser perseguidos por los delitos que cometen o evitar la pena o castigo de los mismos, y el grupo criminal no tiene estos vínculos.



Por ello el Crimen Organizado implica que dentro de sus miembros hay personas vinculadas a políticos, burócratas, funcionarios, etc. y de ésta forma logran evitar ser perseguidos o castigados como determina el Estado de Derecho.



El término de Crimen Organizado se ha utilizado recientemente para señalar a grupos de personas que se dedican a traficar drogas, personas, cometer secuestros, asesinatos, entre otros delitos. Pero deben de ser considerados Crimen Organizado cuando dentro de sus miembros hay personas con los vínculos necesarios para que la organización funcione impunemente.



Finalmente, y no menos importante, es que es el Estado quien define el marco legal y con ello que va en contra de la legislación. Es por ello probable que existan diferencias por país en la definición de Crimen Organizado.



Por ejemplo, la legislación mexicana dice al respecto en el artículo 2º de la Ley Federal contra la delincuencia organizada (última reforma publicada DOF 23-01-2009) que "cuando tres o más personas se organicen de hecho para realizar, en forma permanente o reiterada, conductas que por sí o unidas a otras, tienen como fin o resultado cometer alguno o algunos de los delitos siguientes, serán sancionadas por ese solo hecho, como miembros de la delincuencia organizada: terrorismo, delitos contra la salud ( trafico de estupefacientes), falsificación o alteración de moneda, operaciones con recursos de procedencia ilícita, acopio y tráfico de armas, tráfico de indocumentados, tráfico de órganos; corrupción, pornografia, turismo sexual y lenocinio en contra de personas menores de 18 años de edad o de personas que no tienen capacidad para comprender el significado del hecho o de personas que no tienen capacidad para resistirlo, asalto, secuestro, tráfico de menores o personas que no tienen capacidad para comprender el significado del hecho y robo de vehículos".



La mayoría de esas organizaciones tienen un orden jerárquico, siendo las formas de pandillas y mafia las más comunes.



Su ascensión en el mercado puede llevarles a usar estrategias delictivas como la extorsión o chantaje, o el asesinato en busca de ganarse el favor de la administración, eliminar a la competencia, sortear los procesos jurídicos en contra de tales actividades u obtener recursos. Dada la dureza de las estrategias empleadas, su régimen económico más habitual es el de monopolio en las zonas de menor rendimiento económico y el de oligopolio en las de mayor. La consecución de dicho ascenso ha dado lugar a cruentos enfrentamientos armados entre miembros de diferentes bandas, entre los que cabe destacar la batalla entre Al Capone y Bugs Moran que finalizó con la masacre de San Valentín en 1929, en la que fueron asesinados los principales gángsters de Moran a manos de los de Capone, así como también la lucha entre miembros de la mafia Colombiana, en el siglo XXI y las luchas entre mafias mexicanas.



El funcionamiento se basa en la adscripción moral a una especie de código de honor, ya sea tácito o explícito, entre cuyos preceptos suelen encontrarse el obrar con secreto y la omertá.

Fuente Wikipedia