lunes, 31 de enero de 2011

A los 10 años papa me desvirgo, a los 12 me prostituyó

Entrevista a Isabel Aubry, fundadora de la Asociación Internacional de Víctimas del Incesto (AIVI)

Tengo 45 años. Nací en Bretaña y vivo en París. Casada con un hombre al que amo. Tengo un hijo de 21 años. Tengo la invalidez absoluta, soy bipolar a causa del incesto. Acabo de publicar en España mi testimonio, 'La primera vez tenía 6 años' (Roca Editorial). Soy agnóstica

¿Ha entendido el porqué de lo que le ocurrió?

El día que asumí que nunca tendría respuesta ante el abandono de mi madre y los abusos sexuales de mi padre, que comenzaron cuando yo tenía 6 años, pude rehacer mi vida.

¿Qué recuerda de su infancia?

El sentimiento de soledad e inseguridad. He visto a mis padres persiguiéndose con un cuchillo de cocina en las manos y sangre por las paredes. Estaba aterrorizada.

...

Después se comportaban como si nada hubiera sucedido; así es difícil crecer, es como un árbol sin tutor. El incesto ha tenido y tiene en mi vida consecuencias terribles; la principal, el aislamiento, que duró hasta los 35 años, cuando me encontré con otras víctimas y descubrí que no estaba loca.

¿Cómo vive una niña los abusos?

Con terror y perplejidad. Cuando se separaron me quedé con mi madre y mi hermanita, de la que me encargaba (hacer la comida, vestirla, llevarla al colegio, recogerla...). Yo tenía 10 años y ella, 4. Mi madre me dejaba 50 francos en la mesa de la cocina y una nota: "Volveré dentro de un par de días".

Acabó volviendo con su padre.

Sí, vivía con una mujer y sus dos hijos; tenía un hogar y yo había enterrado lo sucedido. Pero era violento y mi madrastra no tardó en marcharse. Me quedé de sirvienta y objeto sexual. A los 10 años me dijo: "Ha llegado el momento de desvirgarte", no sabía lo que significaba. Dormía con él, me enseñaba a dar variedad a sus placeres. Quería morir.

No hablaba con nadie del tema.

No, en el colegio era una niña normal, con vida de niña. Pronto mi padre empezó a prostituirme: intercambio de parejas, orgías, y también me vendía, decir que diez hombres abusaban de mí en una noche no es exagerar. Y me manipuló para que no volviera a hablar con mi madre, dibujó un retrato horrible de ella, y para mí fue fácil creerlo, ya que mi madre no me quería.

Convivió con las amantes de su padre.

Me gustaba cuando una mujer se instalaba en casa porque compartíamos las tareas y podía volver a mi habitación de niña. Pero mi padre acababa incluyéndome en su vida sexual, hacíamos tríos. Ellas siempre eran débiles y manipulables. Pero cuando aparecía la violencia, se marchaban.

¿Cuándo empezó a hacerse preguntas?

A los 13 años vi por la tele una pareja que se besaba, mi padre me besó como lo hacían ellos y me di cuenta de la diferencia: ellos eran adultos, yo era pequeña y lo hacía con mi padre. Pese al temor a sus palizas, hui.

¿Quién la salvó?

Mi vecina, en la que me refugié algunas veces. Un día le pregunté si te podías quedar embarazada si no tenías la regla. Así supo lo que estaba pasando y avisó a mi madre, que se vio en la obligación de denunciarlo.

¿Y a su madre no se le partió el alma?

Jamás quiso hablar del tema, yo llevaba eso sobre mis espaldas sola. Siempre me explicaba que ella no me deseó, que hizo lo posible por abortar.

Es difícil comprender que su padre la prostituyera por placer.

Las imágenes paidófilas están tomadas por la familia. Primero consumen a sus propios niños, después los intercambian para el placer (en el caso de mi padre, para acceder a otras mujeres), y después los venden.

¿Ocurre en todas las clases sociales?

La venta no, pero el uso de niños sí. En mi caso las orgías eran de gente rica y nadie quiso saber la edad que yo tenía. Mi padre me compraba ropa interior sexy, le pidió a una de sus amiguitas que me enseñaran a maquillarme. Tenía 12 años y ese infierno duró hasta los 14.

¿La justicia le ayudó a superarlo?

La instrucción del caso fue peor que el incesto porque, incluso con pruebas materiales - mi padre anotaba en un diario todas las citas y guardaba fotos obscenas-y la confesión, ponían en duda mi palabra, me sentía desprotegida, e intenté suicidarme.

Tiene usted mucho valor.

Quería morir, y lo que me resulta desolador es que no hemos evolucionado. Se continúa aplicando una justicia de adultos a los niños: se les obliga, con 5 años, a prestar testimonio ante los tribunales, es inhumano. Yo con 15 años fui incapaz de abrir la boca, temblaba, tenía a mi padre ante mí...

¿Y después?

Lo borré todo y volví a ver ami padre cuando salió de la cárcel, cuatro años después. Es muy difícil vivir sin el recuerdo de unos buenos padres, pero no había cambiado: él era la víctima y yo la culpable.

Qué dolor.

Un día llegó el odio y ahí comencé el duelo de mi padre. Y tuve que hacer lo mismo con mi madre. De hecho, ese es el camino de la recuperación. Como ocurre en la mayoría de las familias (nueve de cada diez casos), todos negaron el incesto.

¿Qué le salvó?

Mi hijo, ser responsable de una vida. A los 20 años vivía sola, trabajaba continuamente. A menudo perdía la conciencia y me automutilaba. Por la noche ejercía de puta de lujo, hasta que encontré un buen psiquiatra. Quince años más tarde encontré a mi marido, un hombre bueno. Pero sin duda, hoy, lo que me salva es salvar a otros niños.

¿Qué ha entendido del ser humano?

No está evolucionado. Funcionamos privilegiando en exceso el instinto y el placer.


Renacer
"Buscaba ayuda, puse la palabra incesto en internet y sólo encontré páginas pornográficas. Decidí crear una página y empezaron a escribirme víctimas. Pude acudir a una terapia de grupo, necesaria porque comprendes que lo sucedido no es culpa tuya, y creé la asociación (www. aivi. es) para luchar por cosas tan elementales como que se incluya el incesto en el Código Penal; para informar a víctimas y a profesionales (médicos y juristas) porque el desconocimiento es total; para hacer estudios: hemos censado dos millones de franceses víctimas del incesto, pero hay más. El 90% de las víctimas no denuncian, y de las que lo hacen, el 80% de los casos son archivados. También editamos libros".

Fuente: Ima Sanchís para lavanguardia.es

Todo sobre el HPV - Virus de Papiloma Humano -

El HPV- o Virus de Papiloma Humano- infecta el tracto genital inferior: vulva, vagina, cuello uterino y región perianal. Aunque es más frecuente en las mujeres, el hombre puede contraerlo y presentar las mismas lesiones, expresándose como verrugas planas o bien manchas en el pene o región perianal. Si bien el porcentaje de infección en el hombre es menor, muchas veces actúa como reservorio y transmisor. La vacuna abre un camino importantísimo en la prevención del cáncer de cuello uterino y tal vez, a futuro, permita la erradicación de este mal.


Es una de las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes en la actualidad y se cree que entre el 70 y 80 % de las población sexualmente activa estará infectada antes de los 50 años. Por otra parte, presenta más de 100 tipos y entre ellos están los de alto riesgo que pueden llevar al cáncer, entre ellos podemos destacar al 16 y al 18 como los más conocidos.



Si bien la mayoría de los tipos de HPV no tiene consecuencias graves, el 99,7% de los casos de cáncer de útero han sido producidos por esta enfermedad, lo que no significa que todas las mujeres que tengan el virus vayan a desarrollar cáncer de útero.


Las personas sexualmente activas deben cuidarse independientemente de su género y también es recomendable la precaución durante el embarazo para evitar el parto vaginal en el caso de que se detecte la presencia de lesiones que puedan poner en riesgo al bebé.


Subtipos del virus


Hay alrededor de 100 subtipos de HPV los cuales se diferencian según su capacidad oncogénica o no. Dentro de los HPV oncogénicos y de más alto riesgo, los más frecuentes son el 16,18,31,33,35,39. Dentro de los no- oncogénicos (HPV de bajo riesgo) se destacan el 6,11, 40,42,43,44.


Diagnóstico


Según la Dra. Marianela Atencio, del departamento de Ginecología y Patología cervical de Halitus Instituto Médico, “se calcula que entre 60 y 80% de la población puede estar infectada con el virus pero sin saberlo porque no provoca o da mínimos síntomas”. La única manera en que las mujeres pueden detectarlo es si realizan la consulta ginecológica y se realizan un Papanicolau y una colposcopía. Ante la infección, es posible que el primero que muestre signos dudosos, pero puede indicar la presencia de células cervicales anormales, es decir, que poseen una apariencia diferente, indicador de la presencia del HPV. Por otra parte, en el segundo complementa al PAP, ya que que permite observar el cuello uterino y que facilita la identificación de las lesiones provocadas por el virus. “Si los resultados lo indicaran, puede realizarse luego una biopsia dirigida para obtener una muestra de tejido para el análisis que confirme o no el diagnóstico”, afirmó Atencio.


Si bien la aparición de verrugas genitales es uno de los signos más frecuentes de la presencia del virus –visibles en los labios externos o en los muslos, o invisibles por presentarse en la vagina o en el cuello del útero-, en algunos casos, una persona con las defensas inmunológicas fuertes pueden combatir el virus y jamás se enterará de que lo padeció. Es por eso que en algunos casos, la infección se mantiene latente y esa persona transmite el virus a otro por desconocimiento.


“Si una mujer recibe un diagnóstico de HPV es importante que el hombre realice la consulta correspondiente para, en caso de haber sido contagiado, que el tratamiento sea para ambos. Si el hombre presenta verrugas es recomendable la consulta con un urólogo para descartar la presencia de HPV. A los hombres no se los suele estudiar por HPV salvo que la mujer presente el virus o que el hombre manifieste verrugas”, define la especialista.


La hibridación molecular es un procedimiento mediante el cual, con una muestra citológica obtenida en forma similar al Pap, se puede conocer si estamos ante una infección por HPV de alto o bajo riesgo. No indica que subtipo es, solo si es oncogénico o no. Esta técnica tiene indicaciones precisas sobre todo ante lesiones que persisten a lo largo del tiempo.


Cabe destacar que el HPV no se cura, lo que se curan son las lesiones que provoca, significa que la infección sigue latente en el cuerpo y puede provocar otra lesión. Por todo esto es importante estar alerta y realizar una consulta cuando uno de los miembros de la pareja presenta HPV, si aparece picazón o molestias en la zona vaginal durante un tiempo prudencial, si descubre protuberancias o inflamación en la región genital o alrededor o incluso si la piel de esa zona cambia su color o su aspecto.


El Dr. Sergio Pasqualini, Director de Halitus Instituto Médico, agregó: “Si bien la infección por HPV se considera de transmisión sexual se ha demostrado que existen otras vías de infección, por ejemplo, en pacientes inmunodeprimidas, por autoinoculación o fomites, etc. El uso del preservativo es, en primera instancia, una forma de minimizar el riesgo, si bien como la zona testicular y la base del pene no están cubiertas, no elimina las posibilidades de contagio en un 100%”.


Por otra parte, según expresó el especialista, “se debería evitarse compartir baños de inmersión, toallas y sábanas con quienes tienen HPV. Y teniendo en cuenta que el diagnóstico precoz es la mejor herramienta, es indispensable que las mujeres se realicen un Papanicolau y una colposcopía- que permiten detectar lesiones por HPV- una vez al año”.


Fuente: docsalud.com

Sigmund Freud nacimiento en 1856 en Freiberg, ciudad del ex imperio Austrohúngaro, del célebre médico austríaco de origen judío.

Freud fue un médico neurólogo que comenzó su carrera interesándose por la hipnosis y su uso para tratar enfermos mentales. Más tarde, aunque mantuvo en la terapia varios aspectos de esta técnica, la reemplazó por la asociación libre y del análisis de los sueños para desarrollar lo que, actualmente, se conoce como «la cura del habla».

Sigmund Freud, creador del psicoanálisis.

Todo esto se convirtió en punto de partida del psicoanálisis. Freud se interesó especialmente en lo que entonces se llamaba histeria y en las neurosis.


Las teorías de Freud y el tratamiento que daba a sus pacientes causaron un gran revuelo en la Viena del siglo XIX y el debate sobre ellas continúa en la época actual.


Sus ideas son a menudo discutidas y criticadas, y su obra se interpreta más bien como perteneciente al campo de la literatura y de la cultura. Además, existe un amplio debate sobre si el psicoanálisis y los tratamientos asociados a él pertenecen al ámbito de la ciencia.





La división de opiniones sobre Freud se puede resumir en ejemplos como los siguientes: por un lado, sus seguidores más convencidos lo consideran "un gran científico de la medicina que descubrió importantes verdades sobre la psicología humana".


Por otro, sus críticos lo ven como "un filósofo visionario que replanteó la naturaleza humana y nos ayudó a derribar tabúes, pero sus teorías, divulgadas como ciencia, fallan ante un examen minucioso".


Freud nació en 1856 en Freiberg, Moravia (en la actualidad, Pribor en la República Checa). Fue el mayor de tres hermanos y cinco hermanas. Tenía además medio hermanos de un matrimonio anterior de su padre. Cuando todavía era un niño, su familia se trasladó a Viena a causa de disturbios antisemitas.


Pese a que Freud provenía de una familia de pocos recursos, sus padres se esforzaron para que obtuviera una buena educación. Ingresó en la universidad de Viena a los 17 años. Allí cursó sus estudios a pesar de la presencia del antisemitismo en Austria. En 1877, abrevió su nombre de Sigismund Schlomo Freud a Sigmund Freud.


Los primeros años de Freud son poco conocidos ya que destruyó sus escritos personales en dos ocasiones, la primera vez en 1885 y de nuevo en 1907.


En 1886, Freud se casó y abrió una clínica privada especializada en desórdenes nerviosos, donde empezó su práctica para tratar la histeria y las neurosis utilizando técnicas de hipnosis en pacientes que como Bertha Pappenheim (Anna O.) y Emma Eckstein (Irma).


Más tarde abandonó este método en favor de la asociación libre. Observó que podía reducir los síntomas de sus pacientes recostándolos en un sofá y animándolos a que expresaran lo primero que les venía a la mente. Comenzó desde ese momento a desarrollar los fundamentos del psicoanálisis.


Tras publicar algunos textos sobre sus investigaciones, Freud fue designado profesor en la Universidad de Viena en 1900. Comenzó a incorporar personas que se sumaron al movimiento psicoanalítico que empezaba a definirse. Freud tenía poca tolerancia hacia los colegas que disentían de sus doctrinas teóricas, y algunos se separaron eventualmente. Los ejemplos más conocidos son Carl Gustav Jung y Wilhelm Reich.


En 1938, tras la anexión (Anschluss) de Austria por la Alemania nazi, Freud escapó con su familia a Inglaterra con ayuda financiera de su paciente y familiar, Marie Bonaparte.


Al cruzar la frontera alemana se le exigió que firmara una declaración donde se aseguraba que había sido tratado con respeto por el régimen nazi.


Falleció en 1939 a causa de una sobredosis de morfina inyectada por un colega a pedido del mismo Freud, que no podía tolerar el malestar del cáncer de mandíbula que padecía.


Anna Freud, hija de Sigmund, también fue una destacada psicoanalista, particularmente en el campo de los niños y del desarrollo psicológico.


Sigmund Freud es abuelo del pintor Lucian Freud y del actor y escritor Clement Freud, y bisabuelo de la periodista Emma Freud, de la diseñadora de moda Bella Freud y del relacionador público Matthew Freud.


Freud innovó en dos campos. Simultáneamente, desarrolló una teoría de la mente y de la conducta humana, y una técnica terapéutica para ayudar a personas con afecciones psíquicas. Algunos de sus seguidores afirman estar influidos por uno, pero no por el otro campo.


Probablemente, la contribución más significativa que Freud ha hecho al pensamiento moderno es la de intentar darle al concepto de lo inconsciente (que tomó de Eduard von Hartmann, Arthur Schopenhauer y Friedrich Nietzsche) un estatus científico (no compartido por varias ramas de la ciencia y la psicología).


Sus conceptos de inconsciente, deseos inconscientes y represión fueron revolucionarios; proponen una mente dividida en capas o niveles, dominada en cierta medida por voluntades primitivas que están escondidas a la consciencia y que se manifiestan en los lapsus y los sueños.


En su obra más conocida, "La interpretación de los sueños", Freud explica el argumento para postular el nuevo modelo del inconsciente y desarrolla un método para conseguir el acceso al mismo, tomando elementos de sus experiencias previas con las técnicas de hipnosis.


Como parte de su teoría, Freud postula también la existencia de un preconsciente, que describe como la capa entre el consciente y el inconsciente (el término subconsciente es utilizado popularmente, pero ya no forma parte de la terminología psicoanalítica).


La represión, por su parte, tiene gran importancia en el conocimiento de lo inconsciente. De acuerdo con Freud, las personas experimentan a menudo pensamientos y sentimientos que son tan dolorosos que no pueden soportarlos. Estos pensamientos y sentimientos (al igual que los recuerdos asociados a ellos) no pueden, según sostuvo, ser expulsados de la mente, pero sí pueden ser expulsados del consciente para formar parte del inconsciente.


Aunque a lo largo de su carrera Freud intentó encontrar patrones de represión entre sus pacientes que derivasen en un modelo general para la mente, observó que sus distintos pacientes reprimían hechos diferentes.


Observó, además, que el proceso de la represión es en sí mismo un acto no consciente (es decir, no ocurriría a través de la intención de los pensamientos o sentimientos conscientes). En otras palabras, el inconsciente era a la vez causa y efecto de la represión.


Freud buscó una explicación a la forma de operar del inconsciente, proponiendo una particular estructura. Propuso un inconsciente dividido en tres partes: el yo o ego, el ello o id y el superyó.


El ello representa los procesos primigenios del pensamiento y constituye, según Freud, el motor del pensamiento y el comportamiento humano. Contiene nuestros pensamientos y deseos de gratificación más primitivos, de carácter sexual y perverso.


El superyó, la parte que contrarresta al ello, representa los pensamientos morales y éticos.


El yo permanece entre ambos, alternando nuestras necesidades primitivas y nuestras creencias éticas y morales. Es la instancia en la que se inscribe la consciencia. Un yo saludable proporciona la habilidad para adaptarse a la realidad e interactuar con el mundo exterior de una manera que sea cómoda para el ello y el superyó.


Freud estaba especialmente interesado en la dinámica de estas tres partes de la mente.


Argumentó que esa relación está influenciada por factores o energías innatos, que llamó pulsiones. Describió dos pulsiones antagónicas: Eros, una pulsión sexual tendente a la preservación de la vida, y Tánatos, la pulsión de muerte.


Esta última representa una moción agresiva, aunque a veces se resuelve en una pulsión que nos induce a volver a un estado de calma, principio de nirvana o no existencia, que basó en sus estudios sobre protozoos (“Más allá del principio de placer”).


Freud también creía que la libido maduraba en los individuos por medio del cambio de su objeto (u objetivo). Argumentaba que los humanos nacen "polimórficamente perversos", en el sentido de que una gran variedad de objetos pueden ser una fuente de placer.


Conforme las personas van desarrollándose, van fijándose sobre diferentes objetos específicos en distintas etapas: la etapa oral (ejemplificada por el placer de los bebés en la lactancia); la etapa anal (ejemplificada por el placer de los niños al controlar sus defecaciones); y luego la etapa fálica.


Propuso entonces que llega un momento en que los niños pasan a una fase donde se fijan en el progenitor de sexo opuesto (complejo de Edipo) y desarrolló un modelo que explica la forma en que encaja este patrón en el desarrollo de la dinámica de la mente.


Cada fase es una progresión hacia la madurez sexual, caracterizada por un fuerte yo y la habilidad para retardar la necesidad de gratificaciones.


El modelo psicosexual que desarrolló ha sido criticado desde diferentes frentes.


Algunos han atacado la afirmación de Freud sobre la existencia de una sexualidad infantil (e, implícitamente, la expansión que hizo en la noción de sexualidad).


Otros autores, en cambio, consideran que Freud no amplió los conocimientos sobre sexualidad (que tenían antecedentes en la psiquiatría y la filosofía de autores como Schopenhauer, al que leyó abundante aunque tardíamente); sino que Freud "neurotizó" la sexualidad al relacionarla con conceptos como incesto, perversión y trastornos mentales.


Ciencias como la antropología y la sociología argumentan que el patrón de desarrollo propuesto por Freud no es universal ni necesario en el desarrollo de la salud mental, calificándolo de etnocéntrico por omitir determinantes socio-culturales.
Freud esperaba probar que su modelo, basado en observaciones de la clase media austríaca, fuese universalmente válido. Utilizó la mitología griega y la etnografía contemporánea como modelos comparativos. Acudió al "Edipo Rey" de Sófocles para indicar que el ser humano desea el incesto de forma natural y cómo es reprimido ese deseo.


El complejo de Edipo fue descrito como una fase del desarrollo psicosexual y de madurez. También se fijó en los estudios antropológicos de totemismo, argumentando que refleja una costumbre ritualizada del complejo de Edipo (“Tótem y tabú”).
Incorporó también en su teoría conceptos de la religión católica y la judía; así como principios de la sociedad victoriana sobre represión, sexualidad y moral; y otros de la biología y la hidráulica. Esperaba que su investigación proporcionara una sólida base científica para su método terapéutico.


El objetivo de la terapia freudiana o psicoanálisis es, relacionando conceptos de la mente cartesiana y de la hidráulica, mover (mediante la asociación libre y la interpretación de los sueños) los pensamientos y sentimientos reprimidos (explicados como una forma de energía) hacia el consciente para permitir al sujeto la catarsis que provocaría la cura automática.


Otro elemento importante del psicoanálisis es la relativamente poca intervención del psicoanalista para que el paciente pueda proyectar sus pensamientos y sentimientos en el psicoanalista. A través de este proceso, llamado transferencia, el paciente puede reconstruir y resolver conflictos reprimidos (causantes de su enfermedad), especialmente conflictos de la infancia con sus padres.


Es menos conocido el interés de Freud por la neurología. En los comienzos de su carrera había investigado la parálisis cerebral. Publicó numerosos artículos médicos en este campo. También mostró que la enfermedad existía mucho antes de que otros investigadores de su tiempo tuvieran noticia de ella y la estudiaran.


También sugirió que era erróneo que esta enfermedad, que había descrito William Little (cirujano ortopédico británico), tuviera como causa una falta de oxígeno durante el nacimiento.


En cambio, dijo que las complicaciones en el parto eran sólo un síntoma del problema. No fue hasta la década de 1980 cuando sus especulaciones fueron confirmadas por investigadores más modernos.


Desde el punto de vista de la medicina, la teoría y práctica freudiana han sido sustituidas por los descubrimientos empíricos a lo largo de los años. La psiquiatría y la psicología como ciencias hoy rechazan la mayor parte del trabajo de Freud. Sin embargo, muchas personas continúan aprendiendo y practicando el psicoanálisis freudiano tradicional.
En el ámbito del psicoanálisis moderno, la palabra de Freud sigue ocupando un lugar determinante, aunque sus teorías aparecen reinterpretadas por autores como Jacques Lacan y Melanie Klein.


Sigmund Freud y sus teorías han recibido gran cantidad de críticas por parte de diversos autores: Karl Popper lo critica en su trabajo sobre la filosofía de la ciencia por basar su teoría en hipótesis no falsables y por replantear la evidencia cuando no confirma las hipótesis recurriendo a lo infalsable.


(Para Popper, filósofo vienés creador del “racionalismo crítico”, la “falsabilidad” era el criterio de verdad, y consistía en admitir provisoriamente como verdadero lo que resistía la refutación o “falsación”)


Adolf Grünbaum considera que el psicoanálisis sólo es infalsable en la situación analítica por la relación circular que genera en las explicaciones sobre deseos inconscientes. Grünbaum afirma que la teoría sí puede ser falsada y, de hecho, resulta falsa.


En la década de los años 60, Hans Eysenck recopiló y criticó todos los estudios existentes sobre la efectividad del psicoanálisis. El resultado fue que el tratamiento psicoanalítico no supone ninguna mejora sobre la tasa de remisión espontánea (sin tratamiento) de las neurosis.


Eysenck afirmó que Freud "fue, sin duda, un genio; no de la ciencia, sino de la propaganda; no de la prueba rigurosa, sino de la persuasión".


Freud es criticado también por varios autores por haber falseado los resultados de sus investigaciones. Historiadores y periodistas han mostrado que hay una gran divergencia entre la evolución de los casos clínicos tal como Freud los relata en sus textos y los casos reales.


Uno de los casos más famosos es el de Sergei Pankejeff (el hombre de los lobos), investigado por la periodista Karin Obholzer. Pankejeff sufría de una grave neurosis y de pesadillas recurrentes que le impedían valerse por sus propios medios.


Freud interpretó los sueños del paciente concluyendo que estaban relacionados con un trauma sexual de su infancia.
Según Freud, al comunicarle el origen de su problema, Pankejeff se curó completamente. Sin embargo, las investigaciones mostraron que la historia fue muy distinta. No sólo Pankejeff nunca se curó, sino que siguió siendo tratado por otros psicoanalistas hasta su muerte, y su estado durante ese tiempo empeoró considerablemente.


Pankejeff cobraba un sueldo mensual a cargo de la Fundación Sigmund Freud con el propósito de mantenerlo oculto en Viena para que el fraude no se hiciera público.


Diversos movimientos feministas critican a Freud por explicar a la mujer como un hombre sin falo y por el concepto de "envidia del pene". Las minorías sexuales critican también su teoría por considerar a la homosexualidad una perversión.


El gran impacto cultural de las teorías de Freud sobre el desarrollo psicosexual popularizó la idea de la homosexualidad como una enfermedad, aumentando en la primera mitad del siglo XX la internación de homosexuales en institutos de salud mental.

Al considerarlo una patología, tanto Freud como muchos de sus seguidores impidieron que personas homosexuales se formaran como psicoanalistas. El tratamiento psicoanalítico fue utilizado durante varias décadas para intentar curar la homosexualidad, promoviendo el surgimiento de varias psicoterapias con este mismo objetivo que se basan en algunas de sus teorías.


La psiquiatría actual y las otras ramas de la psicología descalifican su trabajo como pseudocientífico.

Dicen que no le gustaban ni los pájaros ni las coliflores, pero le encantaban los perros; que nunca hablaba durante las comidas y que el único pleito que tuvo con su mujer fue para determinar si los hongos se cocinan con tallo o sin tallo. Así era Sigmund Freud, uno de los más grandes pensadores de finales del siglo XIX, cuya influencia revolucionó el siglo XX, y quien en 2009 cumplió 150 años de nacido.

Sus investigaciones se concentraron en el estudio de la psicología en aspectos como la paranoia y la neurosis, a las que les dedicó varias publicaciones.
Mientras Charles Baudelaire estaba escribiendo los últimos poemas para Las Flores del Mal, en París, y Karl Marx acababa de publicar en la revista Die Revolution, Nueva York, El dieciocho brumario de Luis Bonaparte, nacía Sigmund Freud en Freiberg, el 6 de mayo de 1856; era la plena medianía del siglo XIX, con sus enormes pensadores y grandes batallas, batallas cuyos ecos resuenan en nuestros días.

Hablando de Baudelaire, uno de sus poemas de Las Flores del Mal anticipaba ya lo que décadas más tarde Freud llamaría el inconsciente: El demonio se agita a mi lado sin cesar; /flota a mi alrededor cual aire impalpable; / lo respiro, siento cómo quema mi pulmón/y lo llena de un deseo eterno y culpable.
En este 150 aniversario del natalicio del "padre del psicoanálisis" los campos se han deslindado de manera tajante: por un lado están los partidarios del analista de Viena y, por otro (y aumentan cada día) sus detractores.

Para los primeros siguen siendo válidas y vigentes sus teorías, mientras que para los segundos al maestro Freud hay que bajarlo de su pedestal. Las feministas se burlan de la envidia del pene, la comunidad gay lo repudia porque él consideraba la homosexualidad como “perversión”, y cada vez son más los analistas que piden situar los trabajos de Sigmund en el campo de la literatura.

¡De ese tamaño!
La división de opiniones también se centra en un punto: sus seguidores más convencidos le consideran “un gran científico” que hizo valiosos descubrimientos en el ámbito de la psicología. Por otra parte, sus críticos lo ven como “un filósofo” que replanteó la concepción que se tenía de la naturaleza humana, que sirvió para derribar tabúes. Sin embargo, consideran que sus teorías no pueden ser consideradas ciencia, porque no pueden pasar un examen minucioso.

LA HISTORIA Y LA HISTERIA.

Pese a haber revolucionado la concepción del sexo y su papel en el desarrollo humano, Sigmund fue hombre de una sola mujer y de un solo enamoramiento: la pálida, delicada e insignificante (Freud dixit) Martha Bernays, con quien se casó en 1886.

“Sé que no eres bella”, torturaba a la novia en sus cartas en donde aparte de percibirse los suspiros del amor aparecía la cola del demonio metalizado: cálculos de egresos e ingresos, referencias a cuánto había costado tal regalo o lo que le había dejado la consulta de tal paciente.
Si bien es cierto que “los dioses ciegan a quienes quieren perder”, también ocurre que iluminan a los que quieren ganar. Un encuentro decisivo para Freud ocurrió cuando se trasladó a París gracias a una beca que obtuvo para estudiar. Ahí conoció al célebre neurólogo J.M. Charcot y entró en contacto con sus trabajos sobre la histeria, tema que le atrajo profundamente a Sigmund.

A lado de esto, su mentalidad analítica e inquisitiva, lo llevó a que, a los 28 años, Freud entrara en contacto con las caricias de la “dama blanca”, con la cocaína. No fue vicio sino por un interés científico que la siguió consumiendo hasta 1895.
En una de sus cartas, Sigmund –-tal vez bajo la influencia del polvo esnifado— exclamaba que había encontrado una sustancia que le permitía desarrollar largas jornadas de trabajo sin resentir agotamiento.

LA DAMA BLANCA.

Al respecto, las investigadoras Liliana Vázquez Barrile y Alicia Donghi explican que en 1884 se produjo el encuentro entre Sigmund y la cocaína, poco después de la introducción de la droga en Estados Unidos y Europa.
Freud comenzó a interesarse por sus propiedades y efectos, por lo que se convirtió “en un ferviente usuario y defensor de la misma”.
Entonces comenzó sus “investigaciones experimentales sobre sus efectos en el hombre y trató de utilizarla para frenar la adicción a la morfina de un amigo suyo, Ernst von Fleischl-Marxow. Las consecuencias de estos experimentos y las ulteriores polémicas, le indujeron a abandonar sus investigaciones acerca de su acción sobre el sistema nervioso central, aunque podemos inferir por La interpretación de los sueños que todavía utilizaba la droga en el año 1895”.
La afición de Freud por la cocaína ha sido ignorado por sus biógrafos, al punto de que Ernest Jones, reduce el asunto a un episodio, siendo que tuvo un “influjo directo en el desarrollo del psicoanálisis”, sostienen las investigadoras.

LA CRÍTICA CRÍTICA..

En cuanto a la crítica que recibió Freud, se encuentra la de el maestro Karl Popper quien escribió en contra en su trabajo sobre la filosofía de la ciencia. Adolf Grünbaum considera que la teoría sí puede ser falseada y que, de hecho, resulta ser falsa.
Hans Eysenck en los años sesenta recopiló y criticó todos los estudios existentes sobre la efectividad del psicoanálisis. Consideró que Freud “fue, sin duda, un genio; no de la ciencia, sino de la propaganda; no de la prueba rigurosa, sino de la persuasión”.
El caso de El hombre de los lobos ha sido siempre una piedra de toque y ejemplo infaltable para quienes quieren criticar a Freud: Sergei Pankejeff es “el hombre de los lobos”, caso que fue investigado por la periodista Karin Obholzer. Trabajo que concluyó así: Pankejeff sufría de una grave neurosis y de pesadillas recurrentes que le impedían valerse por sí mismo.
Freud interpretó los sueños del paciente y concluyó que “estaban relacionados con un trauma sexual de su infancia. Según Freud, al comunicarle el origen de su problema, Pankejeff se curó completamente”.

Sin embargo, lo que descubrió la periodista fue contundente: “Pankejeff nunca se curó, sino que siguió siendo tratado por otros psicoanalistas hasta su muerte, y su estado durante ese tiempo empeoró considerablemente”. Pero el paciente “cobraba un sueldo mensual a cargo de la Fundación Sigmund Freud con el propósito de mantenerlo oculto en Viena para que el fraude no se hiciera público.”

En fin, si solamente fuera por una cuestión de literatura (recordar el bellísimo libro El delirio y los sueños en la ‘Gradiva’ de Jensen, escrito en 1907) Sigmund merecería un monumento enorme. Freud murió lejos de Viena, en la ciudad de Londres, el 23 de septiembre de 1939.


1.- El yo y el ello y otros estudios de metapsicología
2.- La interpretación de los sueños
3.- Psicoanálisis de los sueños
4.- Psicoanálisis del arte
5.- Paranoia y neurosis obsesiva: dos historiales clínicos
6.- Psicopatología de la vida cotidiana
7.- Introducción al narcisismo y otros ensayos
8.- Sexualidad infantil y neurosis
9.- Ensayos sobre la vida sexual y la teoría de las neurosis
10.- Estudios en histeria
11.- La histeria
12.- El chiste y su relación con lo inconsciente

¿Continúa vigente su teoría del psicoanálisis?
Psicólogos debaten la vigencia de la teoría del padre del psicoanálisis, Sigmund Freud, quien se introdujo en la estructura de la mente y la conducta humana, además de haber creado una técnica terapéutica para tratar personas con trastornos psíquicos.
La psicoanalista Olga Martínez, egresada de la Universidad de las Américas, explicó a Crónica que la teoría de Freud continúa siendo válida porque le da dignidad a la palabra y al sujeto.
Freud es el creador del inconsciente, lo que llaman el psicoanálisis, a partir de esta teoría, el psicoanalista francés Jacques Lacan, retoma el concepto y la coloca justo en el punto donde estamos hoy, dijo la experta.
Las aportaciones de Jacques Lacan consisten en la posibilidad de trabajar con psicóticos y en un tiempo lógico, no cronológico.
Es decir, "durante la terapia, el psicoanalista de orientación lacaneana hace un cierre porque consideramos la importancia de que el último hecho que vivió la persona debe puntualizarse. Esto puede ocurrir en los 10, 15, 30 o 40 minutos de una sesión".
Olga Martínez lamentó que "la ciencia del psicoanálisis haya sido distorsionada por otras ciencias como la psicología de la cual sacan terapias a nivel conductual borrando la subjetividad del sujeto".

En contra parte, la psicóloga clínica Yolanda Rodríguez, egresada de la UNAM, señala que la teoría de Freud en su momento fue revolucionaria, sin embargo, hoy en día quedó rebasada.
La parte más rechazada en la actualidad es la referente a la sexualidad infantil, que la aduce como la principal protagonista del inconsciente adulto.
El padre del psicoanálisis afirmaba que ciertos patrones de conducta en la edad adulta tenían relación directa con situaciones vividas durante la infancia, sólo con la madre, detalló la psicóloga.
En el consultorio, "hacemos una revisión desde la infancia a partir de las relaciones con nuestros objetos amorosos: padre, madre y entorno. Analizamos cómo con el paso del tiempo surgen nuestras neurosis".

Las técnicas modernas hacen referencia al manejo de conductas, mediante la autohipnosis, gestalt, terapia conductual, terapia centrada en el cliente, frommiana, y de programación neurolingüística (PNL), entre otras.

Yolanda Rodríguez explica que la autohipnosis y la PNL consisten en llevar al paciente a un estado tal de relajación donde su conciencia no sea clara, para pasar a un estado de trance y modificar la información que tenemos del lado derecho del cerebro, corrigiendo en el inconsciente.
La terapia gestalt es más de movimiento que nos lleva a modificar estructuras y generar conductas a través del cambio de emociones.

CONSCIENTE: Aquellos de nuestros pensamientos de los que nos damos cuenta y de los que tenemos percepción.

SUBCONSCIENTE: Conjunto de pensamientos de los que podemos ignorar su existencia. Estos pensamientos no deben confundirse con los recuerdos remotos, sino que son más bien producto de emociones que han sido reprimidas.

* INCONSCIENTE: Aquí sí encajan los pensamientos que pueden llegar a ser conscientes sin daño para nuestro concepto de nosotros mismos, pero no lo son de manera inmediata.

* EGO o YO: La parte consciente de nuestra personalidad.

* ELLO: Conjunto de deseos y pasiones ocultas de nuestra personalidad, generalmente de carácter reprobable. Representa la cara oscura de nosotros mismos.

* SUPERYO o SUPEREGO: Parte de nuestra personalidad y concepto de nosotros mismos perfectamente adaptada a la sociedad en la que vivimos, que sigue perfectamente sus normas. Suele entrar en conflicto con el ello.

* EROS: Una de las pasiones o deseos básicos de nuestra naturaleza, el deseo del placer, en especial el sexual.

* TÁNATOS: El otro deseo, pasión o fuerza que mueve nuestra naturaleza: la influencia de la muerte

* COMPLEJO DE EDIPO: Según Freud todos los varones deseaban en la infancia poseer sexualmente a su madre y matar a su padre. En la edad adulta estos deseos se reprimirían. Este concepto lo sacó de una tragedia griega.
Las mujeres tampoco acababan bien libradas para Freud, ya que también inventó un "Complejo de Electra" para ellas.

* MECANISMO DE DEFENSA: La represión consiste en "olvidar" o retirar de la conciencia los recuerdos o deseos más inaceptables, que sin embargo seguirían afectando a la persona de una u otra forma.

* SUBLIMACIÓN: Los deseos más inaceptables se sustituyen por otros que son una transformación más aceptable de ellos. Así un pintor puede "sublimar" (otro de los mecanismos de defensa) sus deseos sexuales expresándolos en el acto de pintar.
Existen en la teoría de Freud otros múltiples mecanismos de defensa, como por ejemplo, la negación.

Fuente: cronica.com.mx

Fuente: aimdigital.com.ar

Una vacuna podría 'inmunizar' contra los efectos de la cocaína

Asturias fue seleccionada junto a Barcelona y Madrid para participar en un ensayo mundial que cuenta con mil personas


Asturias participará en un ensayo mundial de la vacuna contra la cocaína. El Principado ha sido seleccionado junto a Madrid y Barcelona para formar parte de un estudio internacional y multicéntrico que pretende dar con una inyección que permita a los toxicómanos desengancharse de la cocaína con menor angustia y trastornos que con los tratamientos actuales. En Asturias será el centro de salud de La Corredoria, en Oviedo, el que reclutará a los participantes. En total serán 30 personas con altos índices de adicción a la cocaína y cuyas edades podrán oscilar de los 18 a los 55 años. La investigación será dirigida en el Principado por el catedrático de Psiquiatría, Julio Bobes, quien también preside la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica y la entidad Sociodrogalcohol.



El ensayo mundial está dirigido a mil pacientes de España, Alemania, Francia, Reino Unido, Holanda y Estados Unidos, entre otros países. Antes de llegar a este paso (la fase tres del estudio), la vacuna ya fue probada en animales y en un grupo más pequeño de personas voluntarias. La hipótesis de la que parten los especialistas es que la vacuna es capaz de bloquear la llegada de cocaína al cerebro. Esto hará que el paciente no sienta placer cada vez que consume, pero sí que sufra los efectos físicos y negativos que la cocaína deja en el cuerpo (taquicardias, sensación de inquietud y palpitaciones).


La inyección se compone de cocaína transformada. La sustancia hace que el organismo genere anticuerpos que impiden la llegada de la sustancia al cerebro. Sin la 'recompensa' o el estímulo que cada 'raya' deja en el cuerpo, la dependencia a la droga decrece y por tanto es más fácil desengancharse.


Evitar el 'mono'
Los estudios preclínicos realizados hasta la fecha con esta vacuna experimental demuestran que la misma no genera el tradicional 'mono' que sí provocan el resto de tratamientos de deshabituación. «Para un cocainómano en tratamiento sería mucho más fácil dejarlo», explica Bobes.


Los ensayos arrancarán el próximo mes de setiembre. Para conocer los resultados habrá que esperar a marzo de 2012. La mitad de los participantes asturianos (15) recibirán la vacuna contra la cocaína. Otros 15 serán inyectados con un placebo, una sustancia sin efectos terapéuticos. La terapia se desarrollará a lo largo de seis meses. Las tres primeras dosis de la vacuna se darán con una frecuencia de 15 días. Las dos restantes se inyectarán una cada mes. Al final del semestre se compararán los resultados de deshabituación obtenidos en cada grupo. Durante los seis meses los participantes serán sometidos a analíticas y pruebas constantes para determinar si consumen y cuántos consumen.


Datos favorables
El catedrático de Psiquiatría se muestra optimista, aunque cauto. Pese a que los datos barajados hasta el momento «son favorables», Bobes no quiere adelantar acontecimientos. «Hay que esperar a ver qué resultados se obtienen», precisó. Si el ensayo confirmara que la vacuna es efectiva, arrancaría la fase de elaboración, autorización y comercialización.


Julio Bobes destacó la importancia que supone para Asturias formar parte de un proyecto sanitario de este alcance. «Es un reconocimiento para la red de salud mental del Servicio de Salud del Principado y también un estímulo para sus profesionales», indicó. Hasta el momento, los tratamientos contra la adicción a la cocaína se basan en terapias cognoscitivas y conductuales, conjugadas con apoyos farmacológicos. «Sería la primera vacuna biológica».


Además del centro de salud ovetense, en España participarán también los hospitales Ramón y Cajal, de Madrid, y el San Pau y el del Mar, de Barcelona.


Fuente: elcomerciodigital.com

¿Manejan nuestro cerebro para que compremos?

Las actuales rebajas, dicen, batirán récords aun en plena crisis. Pero ¿dónde se encuentra el interruptor del «quiero eso»? ¿Por qué no sabemos apagarlo y las marcas nos lo encienden cada vez mejor? Los neurocientíficos han buscado las claves en nuestro cerebro y han encontrado auténtico petróleo...


Las rebajas de invierno se presentan ya como aquellas que, en plena crisis, podrían batir récords de asistencia y de ventas. Y todo gracias a que los precios parece que van a alcanzar mínimos históricos, con descuentos de hasta el 70 por ciento.



Pero no sólo el precio influye a la hora de comprar. Los científicos cada vez están más seguros que nuestro cerebro también juega un gran papel. Pero, ¿cuál? ¿Por qué alguien compra lo que compra? ¿Son todas sus decisiones lúcidas y conscientes? Los expertos creen que no y por eso, a la par que el neuromarketing, se ha desarrollado a gran velocidad la shopology, la ciencia del shopping, que estudia tanto el cerebro de los consumidores, para entender sus comportamiento e impulsos en el instante de comprar, como el papel que juega la ambientación de las tiendas en nuestras decisiones.


Los expertos calculan que cerca de 6.000 mensajes publicitarios llegan cada día a un ciudadano europeo medio. Por eso es tan importante para las marcas conocer a fondo los anhelos, sueños y sentimientos que influyen en comprar o no un objeto, desvelar uno de los últimos secretos que los psicólogos, neurocientíficos, anunciantes y profesionales del marketing buscan en el cerebro humano: ¿dónde se encuentra el interruptor del «quiero eso»? ¿De qué forma se convierten los stilettos de suela roja de Louboutin en objeto de deseo para las mujeres? ¿Por qué de repente millones de personas quieren un iPad? ¿Qué es eso de sentir felicidad en Ikea? ¿Es el ser humano, ese Homo Sconomicus del que tanto hablan los economistas, un animal que se conduce de acuerdo con la razón?


«No», dice Paco Underhill, la leyenda norteamericana de la investigación sobre el consumo. «No» responden también economistas conductuales como Dan Ariely, de la Universidad de Duke. «No, no y no», coinciden los especialistas.


El instituto del doctor Elger, en Bonn, ha estudiado, entre otros asuntos, cómo funciona la publicidad de Dove, marca conocida por utilizar modelos amateurs, mujeres con sus curvas y defectos. Todos los voluntarios afirmaron que los anuncios les parecían divertidos, positivos, diferentes. Sin embargo, se observó que no provocaban ninguna reacción en sus cerebros. Los fuegos de artificio cerebrales solo comenzaban ante las supermodelos de la publicidad clásica.


Pero esto no es más que el comienzo. Los científicos se han ido adentrando cada vez más en las cabezas de los consumidores... y han comprobado que los productos más exitosos activan las mismas regiones cerebrales que los sentimientos religiosos.


El danés Martin Lindstrom, dedicado a la asesoría de marcas, ha mantenido entrevistas con representantes de todas las grandes religiones del mundo. Su intención: conocer sobre qué pilares descansan sus respectivas creencias. Al final identificó unas diez columnas válidas para todas las religiones. Entre ellas se cuentan símbolos, secretos, una visión del mundo, unos relatos transmitidos desde hace generaciones, un ser antagonista y el cultivo de una comunidad de fieles.


Son puntos «extremadamente similares a la esencia de una marca de culto», afirma Lindstrom. Las grandes marcas comerciales cuidan tanto sus mitos fundacionales como sus secretos. No hay más que pensar en la receta de la coca-cola o en las leyendas que envuelven a los fundadores de marcas de informática como Microsoft. Sus logotipos representan mundos enteros: la concha de Shell o la manzana de Apple o las letras multicolores de Google. La tienda insignia de Prada en Nueva York no es tanto una boutique como un templo, la moda presentada como un objeto sagrado.


El consumo se ha convertido prácticamente en una religión global. El «shoppismo», se lo podría llamar así, promete recompensas rápidas y superficiales. Incluso aporta identidad: ¿soy Mercedes o BMW, Aldi o Lidl, Gucci o Prada, Puma o Adidas, Tchibo o Starbucks, Zegna o Hugo Boss?


Martin Lindstrom asesora a compañías como McDonald´s y Porsche, pero también a dinastías reales y famosos, sobre cómo gestionar y cuidar sus marcas e imágenes. Y todo desde que logró reunir siete millones de dólares de varias empresas para realizar, entre 2004 y 2007, escáneres cerebrales a 2.000 personas de cinco países, el estudio más amplio hasta hoy en el campo de la ciencia del consumo. Lindstrom supo utilizar la enorme resolución de los escáneres MRT, empleados normalmente en la medicina para descubrir, por ejemplo, tumores cancerígenos, con un objetivo mucho más prosaico: hallar la raíz de las decisiones de compra.


«Nunca imaginé lo que saldría de aquello», cuenta Lindstrom. Ahora firma contratos, aparece en programas de televisión y ha publicado un libro (Buyology).


«No quería seguir dejándolo todo en manos de las encuestas, en las que los consumidores solo dicen lo ya esperado», añade. Por ejemplo, los encuestados siempre comentan que los avisos de «fumar puede matar» de las cajetillas de tabaco les infunden miedo y que por eso fuman menos. Los escáneres MRT, por el contrario, demostraron que el llamado «núcleo accumbens», el centro de las adicciones del cerebro, se activaba cuando los voluntarios del estudio veían una etiqueta amenazante como esa; es decir, el aviso les daba ganas de encenderse un cigarrillo.


Lo que Linstrom predica por todos los rincones del mundo es algo así como el arte de la seducción llevado a la perfección... o el camino que lleva a la manipulación total. Por ejemplo, los artículos colocados sobre palés se venden mejor que los situados en estanterías simplemente porque parecen más baratos. En las tiendas de vio se venden productos más caros si se oye música clásica...


«Al comprar, actuamos de una forma irracional -confirma el economista conductual norteamericano Dan Ariely-, pero predeciblemente irracional.» Esa previsibilidad -estudiada al detalle por las marcas- es justamente la que ahora nos hace tan vulnerables a acabar comprando cosas que, en verdad, no necesitamos. El entusiasmo de los investigadores por las múltiples posibilidades es directamente proporcional al peligro que estas encierran: conocer las claves que determinan cómo ciertos mensajes actúan en nuestro cerebro podría abrir la posibilidad de una manipulación total.


Una de las puertas a este nuevo mundo mide apenas unos pocos centímetros cuadrados. Se llama «área 10 de Brodmann», se encuentra en el córtex frontal del cerebro y entre los neurocientíficos se la considera una de las partes menos investigadas del cuerpo humano. Muchos compradores decían, por ejemplo, que habían comprado un bolso caro movidos por la calidad del cuero o por su cómodo diseño. Pero, en las imágenes MRT de Lindstrom, la parte del cerebro que aparecía especialmente irrigada era el área 10 de Brodmann.


«Si esta región cerebral se activa, significa que la intención real al comprar ese bolso concreto es adquirir autoestima.» El córtex medial prefrontal, por el contrario, interviene en el impulso de acumulación. A él se dirigen, por ejemplo, los expertos en marketing de zapatos o los fabricantes de réplicas en miniatura de coches. Las imágenes de ciertos productos o situaciones de compra activan regiones cerebrales diferentes. Por eso, los profesionales como Lindstrom se interesan por todo: sentimientos y sonidos, colores y experiencias.


En un estudio realizado en Alemania, el 49 por ciento de los clientes valoraba mejor el servicio de una tienda de bricolaje después de que se hubiera liberado en los pasillos olor a hierba recién cortada. «Todo apunta que ese aroma se asocia a atributos como -un trabajo duro- o -en la naturaleza-», dice Lindstrom. Porsche utiliza, incluso, en sus coches un perfume con un toque ligero de humo que transmite sensación de deportividad. También los productos Apple vienen embalados en materiales con un aroma particular, que refuerza la experiencia sensorial de abrir un producto Apple, como ocurre cuando se abre un libro nuevo. «El olor es importante -apunta Lindstrom-. Pero, en realidad, es la percepción de ciertos sonidos lo que resulta más efectivo sobre el cerebro. El ritmo de la música de ambiente en las tiendas, por ejemplo, debe ser más lento que la frecuencia cardiaca. De esa manera, los clientes pasan más tiempo en su interior.»


El médico Christian Elger afirma: «A veces me asusta ver lo fácil que es manipularnos». Los carteles de rebajas, por ejemplo, siempre despiertan unos deseos inmediatos de comprar. Lindstrom, el predicador laico, declara: «Tenemos un medio muy potente a nuestro alcance y no debe ser utilizado con fines perversos».


Fuente: Martin U. Müller, Thomas Tuma en xlsemanal.finanzas.com

Qué excita a las mujeres?




El pincel es fino. La hembra parece relajada. El clítoris, claramente visible. Mayte Parada, investigadora del Laboratorio de Neurobiología de la Universidad de Concordia (Canadá), levanta la cola de la rata para que se aprecie el foco de su investigación. El epicentro del placer de la hembra, de esta y otras especies cercanas, apunta ahí, al clítoris.


Esta díscola cápsula aglutina más de ocho mil terminaciones nerviosas, y en ella podría encontrarse el velado secreto de la sexualidad femenina. Muchos y muchas estarían de acuerdo con esa afirmación. Más aún si agregamos que el 90% de las mujeres necesita estimulación clitoridiana para que se produzca el gran apagón. Pero no podía ser tan fácil resolver un enigma que cada año produce más textos científicos que la teoría de cuerdas.


Mayte Parada es una de los centenares de ilustres investigadores que tratan de desmadejar el ovillo del sexo rosa. ¿Qué quieren las mujeres en el sexo? Sus ratas son afortunadas en el mundo de los laboratorios. Parada les inyecta hormonas que predisponen a las hembras a la cópula, provocando su ovulación. Después, les estimula el clítoris con el pincel impregnado en un aroma cargante. “El clítoris es un órgano que envía señales a áreas específicas del cerebro que regulan el comportamiento sexual de la hembra. Hemos descubierto que solo asocia la estimulación con placer si se hace con roces alternos (distribuidos en el tiempo), no constantes. El área preoccipital (MPIO) responde con mucha más actividad a la estimulación entrecortada, y no ante el estimulo constante”. Vaya con las ratas. Si les dan a elegir, se quedan con el macho impregnado con el mismo aroma.


“Esto nos dice que la estimulación del clítoris ayuda a asociar esa experiencia positiva con un macho específico. El clítoris de la rata funciona como un órgano de placer y de aprendizaje.” Si la rata se lo pasa bien, y no le ocurre con cualquier pincel, recuerda al macho que tenía el olor adecuado. “Estos estudios”, explica Mayte, “son un primer paso para entender la función del clítoris en el comportamiento sexual de la mujer”.


Me pido un combinado
El botón rojo, el clítoris, según todos los protocolos es un buen punto de partida para acabar con la guerra fría en las alcobas. Pero no está solo. Y aquí comienzan las complicaciones. Otras áreas genitales merecerían un tratamiento semejante. Según la región de donde proceda la señal que llega al cerebro, la sensación de orgasmo es distinta, y de ahí que sea común hablar de orgasmos clitoridianos, vaginales y “combinados”. Para acertar en la diana, hay que hacer un máster con mucha práctica; es decir, “masturbarse mucho”, recomiendan los sexólogos.



La senda por la que los impulsos nerviosos viajan de los genitales al cerebro es la médula espinal. Barry Komisaruk, especialista en psicobiología, relata en su libro La ciencia del orgasmo, publicado por la Universidad Johns Hopkins (EEUU), el caso de una mujer con una lesión en la médula que “crepitaba” al estimularse con un vibrador a la altura de las cervicales.


Komisaruk y sus colegas hicieron numerosas investigaciones de campo con voluntarias. “Creo que una de nuestras grandes sorpresas”, explica, “fue cuando encontramos mujeres que tenían orgasmos sin ninguna estimulación física. Alcanzaban el clímax (the big O) solo con la imaginación”. Algunas recreaban escenas eróticas; otras, paisajes… y una de ellas imaginaba ondas de energía que recorrían su cuerpo sinuosamente, enredándose en el vértice que formaba el ángulo de sus piernas. Komisaruk asegura que si estas mujeres pueden alcanzar el orgasmo solo con la imaginación, se debe a que el pistoletazo de salida de una buena carrera no está en el clítoris, sino detrás de los ojos.


El “barrio rojo” del cerebro está perfectamente localizado. Algunos enfermos de párkinson, con implantes eléctricos ubicados en esa área para controlar los temblores característicos de la enfermedad, experimentan orgasmos o sensaciones muy parecidas de forma espontánea.


Para lubricar el cerebro hacen falta todos esos complementos intangibles que las mujeres piden con denuedo: “Imaginación, fantasía, sentirse deseada…” King Kong, el gorila, los tenía todos. En la versión sin censuras del filme, la bestia, colosal y peluda, sujeta a la bella Ann. King Kong, con esa manaza hecha para aplastar rocas, le quita la ropa muy despacio, mientras la música del metraje enciende la imaginación, y la mira con un gesto inconfundible: ¡la adora! El invencible Kong hace jirones el sedoso vestido, se lo lleva a la boca y lo olfatea como un fetiche. La sexy rubia se mueve como una anguila en las manos de su captor. Censuraron la escena por su carga erótica. Le quitaron la música, dejaron a Ann con el vestido intacto y añadieron unos alaridos de terror que aniquilaban cualquier reducto de tensión sexual. Da igual que King Kong sea un gorila peludo. Lo que acaban de demostrar en Toronto es que a la mujer, más que el personaje de la acción, lo que le excita es el contexto.


Meredith Chivers, de la Universidad de Toronto (Canadá), investigó las diferencias entre hombres y mujeres ante los estímulos sexuales. Las voluntarias observaron varios modelos de imágenes: parejas haciendo el amor, hombres desnudos haciendo deporte, mujeres desnudas, y también bonobos y chimpancés copulando al sol entre ramas y hojarasca.


Hay excitacion... y excitación


Las voluntarias de la doctora Chievers tenían que pulsar una barra de ordenador para indicar lo que les parecía excitante. Por otro lado, un pletismógrafo vaginal medía el aumento de la presión sanguínea de la pared del útero y del flujo. Según Meredith, las mujeres se excitaron físicamente, es decir, el pletismógrafo “pitó” con las imágenes de hombres y mujeres, tanto hetero como homo, haciendo el amor. También con los vídeos porno de bonobos copulando. Nada que ver con lo que pasaba por sus cabezas. Las mujeres solo reconocieron excitación sexual ante las imágenes de parejas. Para los hombres, sin embargo, excitación mental y genital son la misma cosa. Las mujeres tienen síntomas físicos de “deseo”, sin que por eso tenga que haber impepinablemente deseo erótico.


Si hay una “misión” hasta ahora imposible para los sexólogos, es encontrar el afrodisíaco perfecto que active ese deseo erótico. La ostra definitiva. Hay estudios sobre el café, el vino, el chocolate… Sin embargo, uno de ellos acaba de demostrar que la administración de un placebo mejora la falta de excitación de algunas mujeres. Creer que estaban tomando una píldora para la libido sirvió para que obtuviesen beneficios. El estudio se publico en Journal of Sexual Medicine, y era parte de una investigación que evaluaba los efectos del medicamento tadalafilo (Cialis) para los problemas de falta de deseo en las mujeres. Este producto pertenece a la familia de Viagra y Levitra, para la erección en varones. Había indicios de que favorecería la vasodilatación de la vagina y la lubricación. No resistió la comparación con un placebo, o sea, una pastilla de “nada”.


“Yo creo que las mujeres no saben lo que quieren en el sexo…”, lo dice Juan, un amigo felizmente casado. “Ah! ¿Pero es que quieren sexo?”, esto lo pregunta Manolo, también casado y satisfecho. Sigmund Freud lo decía de otro modo: “La gran cuestión que nunca ha sido respondida y que no he podido responder, a pesar de 30 años de investigación sobre la mente femenina, es ¿qué desean las mujeres?”


El doctor Pedro La Calle, ginecólogo y sexólogo del centro Galena Salud, en Madrid, tiene una respuesta. Asegura que vivimos días gloriosos para un investigador de la sexualidad humana: “Es un momento de cambios profundos, y uno de los más interesantes es el de la comprensión del deseo en la mujer”. Las ganas de sexo siguen siendo un motivo de consulta, pero ahora se aborda de otra manera: “Algunas autoras han propuesto un modelo distinto para interpretarlo, en el que se habla, más que de deseo, de interés en la relación sexual en el momento en que esta comienza, y no antes. El deseo previo a la relación se considera más propio del modelo masculino”.


Ana Belen Carmona, psicóloga y sexóloga de la Asociación Lasexología.com, lo explica de otro modo: “Cuando una pareja viene a consulta y nos dice que ‘ella no tiene deseo’, preguntamos: ‘Deseo, ¿de qué?’ Si hablamos de deseo de coito, pues es probable que los hombres lo tengan de forma más explícita y clara. Pero el gran problema es que lo que desea la mujer hasta ahora no se considera sexualidad; lo llaman cariño, afecto... Parece sexo de segunda división. Si hablamos de caricias, contacto físico… te diría que el deseo es mayor en las mujeres. Ese deseo de la mujer es tan importante como el del hombre. A los ‘preámbulos’ deberíamos quitarles el prefijo ‘pre’ y entender que eso ya es sexo, y del bueno. Al hombre aún le cuesta entrar ahí…”


Veamos qué dicen ellas: “A mí me gustan los juguetes, mucha masturbación, alcohol, los dos tipos de orgasmo… Me gusta a la hora del aperitivo y después de comer. Que no me despierten por la mañana para hacer el amor… ¡me pone de una mala leche!” Así responde Adela, 35 años. Lucía, 33: “No concibo el sexo sin preliminares… y largos. Si estoy en la cama con alguien que se salta el ‘calentamiento’, no entro en juego”. Paloma, 24 años: “Me gusta sentir que me han elegido a mí, que en ese momento soy alguien especial, aunque se trate de un polvo en el baño de la discoteca y ambos sepamos que no volveremos a vernos”.


Tanto el doctor La Calle como la doctora Carmona hablan de un momento de emancipación sexual de la mujer. Lo confirman los éxitos de la pornografía para mujeres de , la saludable venta de novela erótica femenina, las 335 asesoras de La Maleta Roja que organizan reuniones a puerta cerrada con las madres de las AMPA de los coles o las compañeras de trabajo ofreciendo productos que parecen joyas para llevar en el bolso. El curso de Enriquecimiento erótico, online, impartido por Lasexología.com que dirige Ana Carmona, por 200 euros, va como la seda. Erika Lust


La erótica de la mujer mejora, dicen los expertos. “Llevamos una década manejando las cifras de un trabajo poblacional que se hizo en EEUU y que arrojaba como resultado que en un 43% de las mujeres podía tener problemas sexuales. Ahora, dentro del grupo para la Investigación de la Respuesta Sexual de la Universidad de Almería hemos obtenido datos muy distintos. Encontramos que el porcentaje de mujeres con probabilidad de problema sexual está entre un 9 y un 11 por ciento… Son datos que coinciden con otros estudios internacionales. Y parecen mucho más realistas que los de hace diez años”.



infografia de quo.es


¿Mejora, entonces, nuestro entendimiento en la alcoba?


El profesor La Calle carraspea antes de contestar: “Verás, no hay datos científicos, porque los criterios han cambiado de 2000 a 2010. Mi opinión como experto es que se ve que la mujer está evolucionando, pero no el hombre; o al menos, su proceso de evolución erótica es más tímido”. La mujer ha dejado de querer en la cama príncipes azules que la rescaten del dragón, para quedarse con el dragón que escupe fuego. Y además, le basta con imaginarlo.


Fuente: Lorena Sánchez para quo.es

Un problema para nada menor

El encuadre.
La sociedad se muestra cada vez más alarmada ante casos de delincuencia juvenil; la clase política no logra acordar una respuesta.

Por Martín Aguirre

Jordan Brown era un niño como cualquiera. A sus 11 años, vivía con su padre, Chris, la nueva mujer de este y dos hermanas en una zona rural de Pennsylvania. Pero una mañana de febrero del 2009, el pequeño Jordan se levantó, fue al armario de su padre, tomó su fusil de caza y le pegó un tiro en la cabeza a su madrastra, embarazada de 8 meses, mientras dormía. Después, se fue a la escuela como si nada. El caso ha generado gran polémica por lo cruento del hecho, por la sangre fría mostrada por un pequeño de 11 años y, sobre todo, porque las leyes de Pennsylvania, de las más duras del mundo sobre delincuencia juvenil, pueden terminar sentenciándolo a cadena perpetua sin posibilidad de libertad anticipada.

Con sus matices, la discusión por el tratamiento legal de los menores que cometen delitos está instalada en buena parte del mundo. Desde Argentina a Inglaterra, de España a Uruguay, la gente se hace las mismas preguntas; ¿a qué edad una persona comienza a tomar consciencia de sus actos? ¿Cuándo se la puede hacer responsable legal de los mismos? ¿Son los delincuentes cada vez más jóvenes y violentos? En nuestro país el tema reviste una gravedad especial. Un cocktail que mezcla marginalidad, demografía, y complejos ideológicos, ha llevado a que se viva una situación explosiva.

Pese a esto es difícil encontrar datos sólidos para calibrar la entidad del problema. Ni siquiera las cifras oficiales sobre la cantidad de delitos protagonizados por menores de edad son aceptadas unánimemente. Por un lado, datos difundidos por el diputado colorado Germán Cardoso, basados en cifras del Ministerio del Interior, señalan que el 50% de los delitos violentos son cometidos por menores, los cuales serían además responsables de hasta 100 homicidios al año. Es por esto que su sector impulsa una reforma al polémico Código de la Niñez, votado durante la presidencia de Jorge Batlle, para bajar la edad de imputabilidad a 16 años. Un reclamo que parece tener fuerte base en la sociedad. Según una encuesta de 2009, el 42% de los uruguayos se mostró partidario de reducirla hasta los 14 años y un 28% hasta los 16. Sólo un 24% opina que hay que mantenerla en 18.

Esta visión encuentra fuertes resistencias en varios ámbitos. Los organismos de defensa de la niñez, como Unicef, descreen de las cifras oficiales, y sostienen que se trata de una "sensación térmica" alimentada por los medios. Los jueces y operadores que se mueven en el ámbito de la justicia de menores mayoritariamente sostienen que un cambio legal, ya sea bajando la edad de imputabilidad o habilitando a que se mantengan los antecedentes de los menores una vez que cumplen 18 (el Código exige destruirlos) no va a cambiar nada. Afirman que el número de menores problemáticos no es tan grande (alrededor de unos 300) pero que el problema está en los centros de internación, que no cumplen con su función reeducativa, y que son "coladores" de donde los menores se fugan cuando quieren.

La realidad parece darles parte de la razón. La situación de los centros de reclusión de menores suele estar en los titulares, y nunca por buenas causas. Hacinamiento, falta de fondos, problemas gremiales y fugas permanentes, son el pan de cada día. Un problema que, además, no parece haber sido enfrentado nunca de manera efectiva por el sistema político. Más allá de los permanentes (y algo ridículos) cambios de nombre de los organismos, en el único momento que pareció que se tomaba una medida seria para encaminar el sistema fue cuando se encomendó la dirección del INAU al padre Mateo Méndez. Pero tras un corto período en que tuvo choques con los funcionarios, el jerarca renunció por falta de apoyo político.

Pero del lado de los que piden más rigor también hay argumentos contundentes. El Código de la Niñez tiene aspectos de un garantismo casi ingenuo, como ser que no se penan las tentativas ni los hechos culposos. Y pretender achacar todo el problema a una especie de campaña de los medios, parece poco creíble. También es real que la mayoría de los países del mundo vienen bajando la edad de imputabilidad, y que los 18 años de hoy, no son lo mismo que hace 30 o 40 años.

Pero por encima de todos estos argumentos, hay un tema de fondo que alarma. Si bien el problema de los menores delincuentes tiene raíces sociales profundas, y no va a mejorar de un día para otro por un cambio en la ley, las posiciones causalistas extremas encierran un peligro. La alarma pública que existe sobre este tema es auténtica y si desde el gobierno no se dan señales claras de que se está haciendo algo para enfrentar el problema, es probable que la sociedad reaccione recurriendo a quienes ofrezcan mano dura a cualquier precio. Y en esos casos, por lo general, el remedio termina siendo más grave que la enfermedad.

La Frase.
"La tentativa de hurto es una papa para cualquier menor: si se consuma, bien; si no, no pasa nada porque la Policía tiene que dejarlo libre". (Fiscal Gustavo Zubía)

El dato I.

Chile bajó la imputabilidad penal a 14 años pero ya hay un proyecto para llevarla a 12, porque no bajó el delito juvenil como se esperaba.

El dato II.

Costa Rica tiene la legislación más dura de la región, bajaron las cifras de delitos juveniles, y es el país con menos menores privados de libertad.


El País Digital

domingo, 30 de enero de 2011

La Sangre del Cordón Umbilical

La Sangre del Cordón Umbilical
Después del nacimiento del bebé, por lo general el cordón umbilical se desecha junto con la placenta. No obstante, los investigadores han comprobado que la sangre recuperada del cordón umbilical es una fuente rica de células primordiales. Las células primordiales son células no especializadas que producen todas las demás células sanguíneas, incluidas las plaquetas coagulantes y los glóbulos rojos y blancos. Al igual que la médula ósea donada, la sangre del cordón umbilical puede utilizarse para tratar diferentes trastornos genéticos que afectan a la sangre y al sistema inmunitario, la leucemia y ciertos cánceres, y algunos trastornos hereditarios bioquímicos. A la fecha, son más de 45 los trastornos que pueden tratarse con células primordiales de la sangre del cordón umbilical.
Actualmente, existen compañías comerciales que ofrecen a los padres un servicio de almacenamiento de la sangre del cordón de su bebé. Los futuros padres que están considerando esta opción deben reunir la mayor cantidad de información posible para poder tomar una decisión bien informada.

¿Qué son las células primordiales y por qué son valiosas?
Las células primordiales de la sangre, que en la mayoría de los casos se encuentran en lo profundo de la médula ósea, son la fábrica del sistema sanguíneo. En forma permanente realizan nuevas copias de sí mismas y producen células que fabrican casi todos los demás tipos de células sanguíneas. Las células primordiales son fundamentales para el éxito de los transplantes de médula ósea (o BMT, como se los conoce por sus siglas en inglés), ya que continúan fabricando células sanguíneas en forma indefinida.

Los transplantes de médula ósea pueden salvar la vida de personas que padecen leucemia (cáncer de los glóbulos blancos) y otros tipos de cáncer, o de personas con trastornos graves en la sangre, como anemia aplástica, en la que el organismo no produce suficientes células sanguíneas. Las células primordiales pueden ayudar a mejorar la capacidad de producción de sangre de una persona y el sistema inmunitario cuando están afectados por un defecto hereditario (genético) o cuando han sufrido daños severos o fueron destruidos deliberadamente por tratamientos contra el cáncer. Actualmente, la médula ósea donada es la fuente más común de células primordiales.

¿Cuáles son las ventajas de las células primordiales de la sangre del cordón umbilical?
Los estudios sugieren que las células primordiales de la sangre del cordón umbilical ofrecen algunas ventajas importantes respecto de las tomadas de la médula ósea. Por un lado, las células primordiales de la sangre del cordón umbilical son mucho más fáciles de obtener ya que pueden tomarse inmediatamente de la placenta en el momento del parto. La recolección de células primordiales de la médula ósea requiere un procedimiento quirúrgico, por lo general con anestesia general, que puede causar dolores post-operatorios y representa un pequeño riesgo para el donante.

Es más amplia la gama de receptores que pueden beneficiarse con las células primordiales del cordón umbilical. Éstas pueden almacenarse y volverse a transplantar en el donante, un miembro de la familia o un receptor sin relación de parentesco. Para que un transplante de médula ósea sea exitoso, debe existir una correspondencia casi perfecta de ciertas proteínas del tejido entre el donante y el receptor. Cuando se utilizan las células primordiales de la sangre del cordón umbilical, las células del donante parecen tener más probabilidades de “tomar” o injertarse, incluso cuando no hay correspondencia total entre los tejidos.

Una complicación potencialmente fatal llamada enfermedad de injerto contra huésped (GVHD, en inglés), en la que las células del donante pueden atacar los tejidos del receptor, parece producirse con menos frecuencia con sangre del cordón umbilical que con la médula ósea. Esto puede deberse a que la sangre del cordón tiene un sistema inmunitario mudo y ciertas células, por lo general activas en una reacción inmune, no han sido educadas aún para atacar al receptor. Un estudio realizado durante el año 2000 comprobó que los niños que recibían un transplante de sangre del cordón umbilical de un hermano con una alta correspondencia tenían un 59 por ciento menos de probabilidades de desarrollar GVHD que los niños que recibían un transplante de médula ósea de la misma manera.

El uso de sangre del cordón umbilical puede hacer que los transplantes de células primordiales estén disponibles más rápidamente para las personas que los necesitan. Cada año, se diagnostica a aproximadamente 30.000 personas condiciones que pueden tratarse con un transplante de médula ósea. Aproximadamente el 25 por ciento de estas personas tiene un pariente cuyo tejido es compatible. Si bien para muchas personas pueden ubicarse donantes adecuados a través de registros de médula ósea nacionales, el proceso puede llevar meses. Los donantes se ubican dentro de los cuatro meses para aproximadamente el 50 por ciento de los pacientes. Con frecuencia, es más difícil encontrar una persona con médula ósea compatible para miembros de grupos étnicos y raciales no blancos. Los transplantes de la sangre del cordón umbilical permiten a una cantidad mayor de personas pertenecientes a estos grupos acceder a un tratamiento más rápidamente. Las células primordiales de la sangre del cordón umbilical guardadas en bancos pueden estar más fácilmente disponibles, lo cual a veces es de particular importancia para pacientes con casos severos de leucemia, anemia o inmunodeficiencia que, de otro modo, morirían antes de poder encontrar a alguien compatible.

La sangre del cordón umbilical también tiene menos probabilidades de contener ciertos agentes infecciosos, como algunos virus, que pueden suponer un riesgo para los receptores del transplante. Asimismo, algunos estudios sugieren que la sangre del cordón umbilical puede tener una capacidad mayor que la médula ósea para generar nuevas células sanguíneas. En cada onza de la sangre del cordón umbilical, hay una cantidad casi diez veces mayor de células productoras de sangre. Esto sugiere que se requiere una cantidad más pequeña de células primordiales de la sangre del cordón umbilical para que un transplante sea exitoso.

Asimismo, las células primordiales de la sangre del cordón umbilical ofrecen algunas posibilidades interesantes de terapia con genes para ciertas enfermedades genéticas, especialmente las relacionadas con el sistema inmunitario. El Dr. Donald Kohn, y colegas del Hospital de Niños de la Universidad de California del Sur de Los Ángeles y la Universidad de California en San Francisco, realizaron el primer intento de terapia genética con sangre del cordón en 1993 en tres niños que padecían deficiencia de adenosín desaminasa (ADA), un defecto potencialmente fatal que paraliza el sistema inmunitario. Los niños, que también recibieron un tratamiento especial con drogas, parecen saludables a la fecha, aunque su sangre ahora transporta sólo una pequeña cantidad del gen introducido en sus células primordiales.

¿Dónde y cuándo se recogen y guardan las muestras de sangre del cordón umbilical?
Los padres que están esperando un bebé pueden realizar los arreglos necesarios antes de que nazca para que se tome la sangre del cordón umbilical en forma inmediata después del nacimiento (dentro de los 15 minutos del parto) y para que se la almacene para su propio uso en un banco de sangre comercial. También pueden donarla a un banco público para ponerla a disposición de alguna persona que necesita un transplante y para la cual es compatible. Si los padres utilizan un banco comercial, los costos iniciales oscilan entre $250 y $1.500, más un cargo anual por almacenamiento de $50 a $100. Algunas compañías de seguro médico están comenzando a cubrir estos costos.

Si bien los bancos públicos pagan el procesamiento de las muestras de la sangre del cordón umbilical, requieren que los padres completen un extenso cuestionario sobre su salud y las enfermedades que han tenido. Las pruebas requeridas, para enfermedades como la hepatitis y el VIH, pueden ser costosas para los padres. Además, los arreglos con estos bancos deben realizarse al menos 90 días antes de la fecha del parto.

¿Quiénes deberían considerar almacenar la sangre del cordón umbilical?
A los padres que esperan un bebé y que tienen antecedentes familiares de enfermedades genéticas, como anemias severas, trastornos inmunitarios o algunos tipos de cáncer, les conviene considerar el beneficio que representa para la familia almacenar sangre del cordón umbilical. La mayoría de las familias no tiene estos factores de riesgo y sólo tendría una probabilidad en 20.000 de necesitar un transplante de células primordiales. Las familias pueden solicitar información detallada y asesoramiento a los médicos y especialistas en genética.

Las familias que desean donar la sangre del cordón umbilical de su bebé a un banco público para ser utilizado por otras personas deben informarse completamente de sus responsabilidades y de las consecuencias de esta donación.

¿Cuáles son algunas de las cuestiones existentes al respecto?
No se han establecido aún normas universales para la recolección y almacenamiento de sangre del cordón, pero éstas son necesarias para poder intercambiar las muestras entre diferentes bancos. Actualmente, algunos bancos almacenan muestras de sangre enteras, mientras que otros separan los glóbulos rojos, glóbulos blancos y demás componentes de la sangre antes de congelarlos. Existen también otras cuestiones relativas a la seguridad acerca del método de recolección de la sangre del cordón a fin de evitar la contaminación. La Secretaría de Alimentos y Medicamentos (FDA) está estudiando estas cuestiones.

Aún quedan por resolver muchas cuestiones éticas en relación con el almacenamiento de sangre del cordón umbilical en bancos. Algunas de ellas son: ¿quién es dueño de la muestra de sangre? ¿Cómo se obtiene la autorización informada de los padres antes de recoger la sangre? ¿De qué manera se proporciona el asesoramiento necesario para ayudar a los padres a tomar una decisión bien fundamentada? ¿Cómo debe manejarse la obligación de notificar a los padres y niños donantes de los resultados de las pruebas médicas de enfermedades infecciosas e información genética? ¿Cómo puede mantenerse la privacidad y la confidencialidad? ¿Cómo se proporcionarán los servicios para la recolección y acceso a sangre del cordón umbilical en forma justa?

¿El transplante de sangre del cordón umbilical es aún experimental?
El uso de células primordiales de la sangre del cordón para transplantes encierra una gran promesa pero esta área de la ciencia médica aún es experimental en su mayor parte. Recién en 1988, investigadores franceses realizaron el primer transplante exitoso con células primordiales con sangre del cordón umbilical. El transplante fue tomado de un recién nacido para un hermano de cinco años con un síndrome de anemia severa que incluía defectos esqueléticos (anemia de Fanconi). Desde entonces, la sangre del cordón umbilical de donantes con relación de parentesco o sin ella, se ha transplantado con éxito en aproximadamente 2.000 personas en todo el mundo. Los médicos del Mattel Children’s Hospital de la Universidad de California, Los Ángeles, informaron recientemente que tres jóvenes tratados por inmunodeficiencias potencialmente mortales (síndrome linfoproliferativo ligado al cromosoma X e inmunodeficiencia con hiper IgM) tenían sistemas inmunitarios normales dos años después de recibir células primordiales del cordón umbilical de donantes sin relación de parentesco.

En 1998, el estudio más grande jamás realizado de transplantes de sangre del cordón umbilical de donantes sin relación de parentesco sugirió que era un procedimiento factible para pacientes (adultos y niños) que no tenían un donante con relación de parentesco compatible. Las tasas de supervivencia para los pacientes que recibieron sangre del cordón umbilical o médula ósea de donantes sin relación de parentesco fueron iguales.

No obstante, hasta que no se obtengan los resultados de estudios amplios adicionales, las compañías de seguros y Medicaid aún dudan en cubrir el costo del almacenamiento. En consecuencia, el servicio en la mayoría de los casos sólo es accesible a aquellas familias que pueden costearlo. Es muy poco probable que un niño requiera un transplante de células primordiales o, si llegara a necesitarlo, que la sangre del cordón umbilical del propio niño sea la fuente ideal de células primordiales. No se ha comprobado aún si un transplante que utilice las células primordiales del mismo niño es eficaz o incluso seguro, especialmente en el caso de cánceres infantiles. Por estas razones, la Academia Americana de Pediatría (AAP) no considera prudente almacenar la sangre del cordón umbilical como una protección biológica en el caso de familias que no tienen antecedentes de los trastornos antes mencionados. No obstante, la AAP y algunos otros científicos están a favor de la recolección y almacenamiento de sangre del cordón umbilical en bancos públicos para que pueda ser utilizada por receptores sin relación de parentesco que necesitan con urgencia un transplante celular. Esto podría resultar particularmente útil para los grupos étnicos y raciales que se encuentran poco representados en los registros de voluntarios de médula ósea.

March of Dimes es optimista respecto de las posibilidades del tratamiento con sangre del cordón umbilical y está evaluando los resultados de las investigaciones que, hasta ahora, parecen promisorios. No obstante, los padres que esperan un bebé deben informarse bien para que su elección se base en un asesoramiento idóneo con fundamentos médicos.

Fuente: March of Dimes
Referencias
American Academy of Pediatrics Work Group on Cord Blood Banking. Cord blood banking for potential future transplantation: subject review. Pediatrics, volumen 104, número 11, julio de 1999, páginas 116–118.

Rocha, V., et al. Graft-versus-host disease in children who have received a cord-blood or bone marrow transplant from an HLA-identical sibling. New England Journal of Medicine, volumen 342, número 26, 22 de junio de 2000, páginas 1846–1854.

Rubenstein, P., et al. Outcomes among 562 recipients of placental-blood transplants from unrelated donors. New England Journal of Medicine, 1998, volumen 339, páginas 1565–1576.

Ziegner, U., et al. Unrelated umbilical cord stem transplantation for X-linked immunodeficiencies. Journal of Pediatrics, volumen 134, número 4, abril de 2001, páginas 70–573.

09-1018-98 11/02

sábado, 29 de enero de 2011

La enfermedad de Chagas.

La enfermedad de Chagas, también llamada tripanosomiasis americana, es una enfermedad potencialmente mortal causada por el parásito protozoo Trypanosoma cruzi.

Se encuentra sobre todo en América Latina, donde se transmite a los seres humanos principalmente por las heces de insectos triatomíneos conocidos como vinchucas, chinches o con otros nombres, según la zona geográfica.

Originalmente (hace más de 9000 años), T. cruzi sólo afectaba a los animales silvestres; fue después cuando se propagó a los animales domésticos y los seres humanos. A causa del gran número de animales silvestres que sirven de reservorio a este parásito en las Américas, no puede erradicarse.

A nivel mundial, se calcula que unos 10 millones de personas están infectadas, principalmente en América Latina, donde la enfermedad de Chagas es endémica. Más de 25 millones de personas están a riesgo de adquirir la enfermedad. Se calcula que en 2008 esta enfermedad mató a más de 10 000 personas.

La enfermedad lleva el nombre de Carlos Ribeiro Justiniano Chagas, médico brasileño que la descubrió en 1909.

Zonas geográficas afectadas por la enfermedad de Chagas
La enfermedad de Chagas se encuentra principalmente en América Latina, pero en las últimas décadas se ha observado con mayor frecuencia en los Estados Unidos de América, Canadá, muchos países europeos y algunos del Pacífico Occidental.

Esto se debe sobre todo a la movilidad de la población entre América Latina y el resto del mundo. Con menor frecuencia se debe a la infección a través de transfusiones sanguíneas, transmisión vertical (de la madre infectada a su hijo) o donación de órganos.

Síntomas de la enfermedad de Chagas
La enfermedad de Chagas tiene dos fases claramente diferenciadas.

Fase aguda inicial
Inicialmente, la fase aguda dura unos dos meses después de contraerse la infección.

Durante esta fase aguda circulan por el torrente sanguíneo una gran cantidad de parásitos.

En la mayoría de los casos no hay síntomas o éstos son leves. Puede haber fiebre, dolor de cabeza, agrandamiento de ganglios linfáticos, palidez, dolores musculares, dificultad para respirar, hinchazón y dolor abdominal o torácico. En menos del 50% de las personas picadas por un triatomíneo, un signo inicial característico puede ser una lesión cutánea o una hinchazón amoratada de un párpado.

Fase Crónica
Durante la fase crónica, los parásitos permanecen ocultos principalmente en el músculo cardiaco y digestivo. Hasta un 30% de los pacientes sufren trastornos cardiacos y hasta un 10% presentan alteraciones digestivas (típicamente, agrandamiento del esófago o del colon), neurológicas o mixtas.

Con el paso de los años, la infección puede causar muerte súbita o insuficiencia cardiaca por la destrucción progresiva del músculo cardiaco.

Formas de contagio
En América Latina, el parásito T. cruzi se transmite principalmente por las heces infectadas de insectos triatomíneos que se alimentan de sangre.

Por lo general, éstos viven en las grietas y huecos de las casas mal construidas en las zonas rurales y suburbanas. Normalmente permanecen ocultos durante el día y por la noche entran en actividad alimentándose de sangre humana.

En general, pican en una zona expuesta de la piel, como la cara, y defecan cerca de la picadura. Los parásitos penetran en el organismo cuando la persona picada se frota instintivamente y empuja las heces hacia la picadura, los ojos, la boca o alguna lesión cutánea abierta.

Otras formas de transmisión de la enfermedad de Chagas
por alimentos contaminados con el parásito; por ejemplo, por el contacto con heces de triatomíneo;
por la transfusión de sangre infectada;
por la transmisión de la madre infectada a su hijo durante el embarazo o el parto;
por el transplante de órganos provenientes de una persona infectada;
por accidentes de laboratorio.
Tratamiento de la enfermedad de Chagas
La enfermedad de Chagas puede tratarse con benznidazol o nifurtimox, que matan al parásito. Ambos medicamentos son eficaces casi al 100% para curar la enfermedad si se administran al comienzo de la infección en la etapa aguda.

Sin embargo, su eficacia disminuye a medida que transcurre más tiempo desde el inicio de la infección. El tratamiento con estos medicamentos también está indicado en caso de reactivación de la infección (por ejemplo, por inmunodepresión), en niños que padecen infección congénita y en los pacientes al principio de la fase crónica.

El tratamiento se debe ofrecer a los adultos infectados, especialmente a los que no presentan síntomas. Los posibles beneficios de la medicación para prevenir o retrasar el avance de la enfermedad de Chagas deben sopesarse contra la duración prolongada del tratamiento (hasta dos meses) y las posibles reacciones adversas (que se presentan hasta en un 40% de los pacientes tratados).

El benznidazol y el nifurtimox no deben administrarse a las embarazadas ni a las personas con insuficiencia renal o hepática.

El nifurtimox también está contraindicado en personas con antecedentes de enfermedades del sistema nervioso neurológicas o trastornos psiquiátricos.

Además, puede ser necesario administrar un tratamiento específico para las manifestaciones cardiacas o digestivas.

¿Cómo prevenir esta enfermedad?
No hay vacuna contra la enfermedad de Chagas.

El método más eficaz para prevenirla en América Latina es el control vectorial.

Los objetivos de control consisten en eliminar la transmisión y lograr que la población infectada y enferma tenga acceso a la asistencia sanitaria.

El cribado de la sangre donada es necesario para prevenir la infección por transfusiones sanguíneas y donación de órganos.

Métodos de prevención y control
rociamiento de las casas y sus alrededores con insecticidas,
mejora de las viviendas para prevenir la infestación por el vector,
medidas preventivas personales, como el empleo de mosquiteros;
buenas prácticas higiénicas en la preparación, el transporte, el almacenamiento y el consumo de los alimentos;
cribado de la sangre donada;
pruebas de cribado en órganos, tejidos o células donados y en los receptores de éstos;
cribado de los recién nacidos cuya madre está infectada, así como de los hermanos de los niños infectados para lograr el diagnóstico temprano y proporcionar el tratamiento oportuno.
Fuente: Organización Mundial de la Salud

martes, 25 de enero de 2011

¿Qué es una técnica de tiro de combate?

Primera parte:

Es la solución que pretendemos aplicar para sobrevivir a un enfrentamiento, en el cual nosotros somos generalmente la victima y estamos dentro de la ley, y el agresor, además de tener la iniciativa, está vulnerando la misma con su acción.
La técnica está basada sobre el principio de que una persona debe de actuar bajo una presión emocional grande. Por tanto, actuará de manera automática, casi sin pensar, con rapidez y precisión.
Una persona en esta situación (bajo presión), es de esperar que desenfunde su arma rápidamente, señale en la dirección al agresor y presione rápidamente el disparador, estando su mirada concentrada en el agresor y no en las miras.
En tiro de combate, la efectividad se reparte de la siguiente manera, 85% de un buen disparo es mérito del tirador, el 15% restante está sujeto a factores como, la elección del arma, munición, condiciones de tiro (terreno irregular, nocturnidad, bajo presión... etc.).
Las pistolas que posean gran cantidad de piezas y seguros son buenas candidatas a sufrir la misma cantidad de averías o colocarse “accidentalmente los seguros“. Debemos partir de la base de que demasiados seguros son inseguros Así pues, el manejo del arma debe simplificarse al máximo. La palanca de retenida es inútil y peligrosa, en su lugar usaremos la corredera, tiraremos tres veces de ella, de esta forma solucionaremos todos los problemas del arma, salvo dos, uña extractora (sí la uña extractora se daña, podemos golpear la corredera contra el suelo y disparar entonces la munición que tengamos en la recámara) y aguja percutora (sí la aguja percutora se daña imposibilita el disparo).
Para el tiro de combate la simplificación del arma y su empleo es fundamental, por tal motivo eliminaremos o compraremos armas que no tengan seguro de aleta, percutor o cargador, así mismo descartaremos fundas de cuero y extracción rápida.
El arma se lleva en la cintura, dentro del pantalón y sujetada por el cinturón, la cual estará operativa con sólo tirar de la corredera, y que en supuesto de encasquillarse, sólo tendremos que tirar de la corredera tres veces seguidas para solucionar el problema.
La mejor munición, sin duda, es la del calibre 9 mm


Para neutralizar a un adversario, el escolta disparará tres veces sobre el blanco, en lugar de los dos que se hacían hasta ahora, así garantizamos que un disparo , como mínimo, alcance el objetivo o si legan los tres, un efecto de shock (sino alcanzamos un punto vital mortal) devastador.

La capacidad de tirar con las dos manos elimina la elección de portar el arma a la izq o a la drch, o de ser alcanzado por no saber disparar con la otra mano.
La bala en recámara queda descartada, pues los accidentes fortuitos superan a las ventajas. El cambio de cargador se efectuará en una posición de guardia baja, rodillas, a esta modalidad se la conoce como cambio de cargador táctico.

Para una buena técnica de tiro:


1. Empuñamiento del arma : Esta se asienta profundamente dentro de la palma de la mano, se cierra el pulgar y se contrae sobre los tres dedos, se empuña fuertemente. El arma se debe agarrar de tal manera que sea la continuación del brazo.

2. Presión en el disparador: Se realizará por la parte media de la falange superior del dedo índice. La presión debe ser suave, sin utilizar demasiada fuerza y cuidando que el resto de los dedos estén inmóviles.

3. Posición de tiro : El cuerpo de frente al blanco, las piernas abiertas 50-60 cm, las rodillas un tanto flexionadas y hacia delante, los pies paralelos hacia el objetivo, la espalda una leve inclinación hacia delante, la cabeza erguida y la vista concentrada en el blanco.

Factores importantes en el Tiro de combate:

•Arma.

• Munición que dispara ese Arma.

• Sitio donde se porta esa arma. La funda

• Sistema de uso.


a ) Técnica: Posturas

b ) Táctica: El saber cuando hacer las cosas. Ejplo; Cambio de cargadores, coches, entradas ... etc.

Armas

Revolver:



Fiable-Velocidad (tiro Escoltas con el 0.30 seg.).

Ventajas:

•Mínima posibilidad de interrupción.

•Mayor rapidez para abrir fuego en le primer disparo.

•Menos mecanismos.

•Más opciones de tamaño dentro de un mismo calibre.

Inconvenientes:

•Menor capacidad de munición.

•Menor precisión en tiro rápido.

•Recarga de munición más lenta.

•Mayor grosor del arma.

_____________________________________________________________________________________
Pistola :





Ciclo mecánico (operación que tarda la corredera en ir hacia atrás y adelante, 0.08 seg.)

Ventajas:

•Mayor capacidad de munición..

•Mayor precisión en tiro rápido. •Recarga de munición más rápida.

•Menor grosor del arma.

Inconvenientes:

•Mayor atención a su limpieza.
•Mecanismos más complejos..
•Mayor riesgo de interrupción.
•Mayor lentitud al reanudar el fuego.

La pistola más adecuada para trabajar:
1. Simpleza
2. Pocas piezas.
3. Poder intercambiar piezas (misma marca y modelo).
4. Fiabilidad.
5. Tamaño
6. Cotas del arma.

Mecanismos de seguridad de la pistola:

Seguro de aleta, actúa bloqueando la aguja percutora. No es práctico en combate. Puede producir interrupciones al montar el arma.

•Seguro de cargador, es un seguro automático que no permite disparar el arma si el cargador no está en su sitio. No es eficaz en combate, por no poder disparar el arma con solo una bala en la recámara sin tener el cargador metido. Solo se puede disparar con el cargador metido.

•Seguro de empuñadura, esta colocado en la parte posterior de la culata, no se puede disparar si el arma no esta bien empuñada. Yo personalmente no me gusta que el arma tenga estos seguro No es eficaz y puede ser perjudicial en situación de combate.

•Seguro automático de la aguja, actúa sobre el diente del martillo que engarza con el fiador reteniéndolo. Es el más eficaz para tiro de combate. No se dispara si el arma se cae.

•Seguro del gatillo, este está colocado detrás o al lado del gatillo. En reacción es el más fiable.

•Seguro de transporte, permite montar el arma pero no disparar.

•Seguro de desamartllado, si cae con control no se efectúa el disparo.

Tipos de sistema:

•Sistema Broudin.

El cañón y la corredera se desplazan juntos por medio de una cadeneta.

El movimiento competo que efectúa hacia delante se llama acerrojamiento.

•Sistema Broudim mejorado.

El cañón se desplaza hacia atrás con la corredera, hasta un punto en el que la corredera va sola y el cañón engarza por medio de los tetones. Este sistema no tiene cadeneta, el casquillo de la cadeneta es sustituido por uno compacto unido al cañón. El acerrojamiento se realiza por medio de tetones.

•Sistema Walter.

El cañón está fijo al armazón, solamente se desplaza la corredera, el acerrojamiento es lineal, lo que se transmite en la fiabilidad del disparo.

Fuente: scribd.