jueves, 3 de marzo de 2011

Crónica de un mal amigo presidente o de un presidente mal amigo...

Crónica de un mal amigo presidente o de un presidente mal amigo...

Viernes, 13 de Agosto de 2010 04:13

Informe Especial Justicia uruguaya investiga implicancia del MOSSAD en el llamado 'Caso Feldman' acaecido en noviembre del 2009

Julio César Martinez *

Agentes de inteligencia israelíes adiestraban a cuerpo de élite del ex presidente Vázquez en métodos antiterroristas en predios del Ministerio del Interior

Casi ocho meses después de sucedidos los hechos, y pese al “manto de silencio y ocultamiento” ejercido sobre las investigaciones del llamado “Caso Feldman”, finalmente ha salido a luz la implicancia del asunto con el MOSSAD, y la extraña relación de los servicios de inteligencia israelíes con las altas esferas del gobierno uruguayo presidido entonces por el socialista Tabaré Vázquez.

Finalmente la justicia uruguaya ha decidido investigar las conexiones del contador Saúl Feldman con los servicios de inteligencia israelíes del MOSSAD. Testimonios recientes han reactivado la causa que conmocionara a la opinión pública uruguaya, en el mes de noviembre del 2009, pocos días antes de las elecciones nacionales a llevarse a cabo en este país.

Estas conexiones fueron denunciadas en su momento, apenas acaecido el hecho, por tercercamino.com, y reproducido por Islamtimes y los más importantes espacios informativos online. Sin embargo, los medios periodísticos uruguayos ocultaron tales evidencias denunciadas por tercercamino, y se prestaron al juego de algunos ex presidentes de los sectores más conservadores de la derecha uruguaya, que pretendían relacionar al contador Feldman, con presuntos “grupos subversivos” de izquierda, para “arrimar agua a sus molinos” en plena campaña electoral.

Fue evidente en todo momento que las autoridades trataron por todos los medios de desviar toda posible conexión o comentario que hiciese referencia a la implicancia del MOSSAD en este asunto, para lo cual, movilizaron todas sus influencias en las más altas esferas del gobierno entonces presidido por el doctor Tabaré Vázquez, confeso “amigo” del estado sionista de Israel, así como también una intensa tarea del lobby judeo-uruguayo en los medios de comunicación y en otros sectores decisivos de la sociedad uruguaya.


Un repaso de los hechos de noviembre del 2009

Descubren arsenal clandestino en Uruguay y cae abatido en el operativo un hombre de origen judío vestido con uniforme del ejército israelí.

Verdadera conmoción causó en la ciudad de Montevideo, capital de la República Oriental del Uruguay el hallazgo de un verdadero arsenal de guerra, en una finca del barrio de Aires Puros de dicha localidad y en una residencia del balneario de Shangrilá, en la Ciudad de la Costa, departamento de Canelones.

A pesar del total hermetismo policial sobre este asunto y de las distintas versiones que se han hecho correr en los medios periodísticos y en los corrillos judiciales sobre el mismo, pudo saberse que quien tenía dicho arsenal escondido en dos viviendas con sectores blindados en su construcción, era un contador de nombre Saúl Feldman, quien resultó finalmente muerto en el tiroteo por las fuerzas del orden, tras resistir a balazos durante 14 horas en la residencia de Shangrilá, y provocar la muerte de un agente de policía y heridas de gravedad en otros dos efectivos, en el proceso de allanamiento del lugar donde se encontraba atrincherado.

Lo que nadie ha dicho hasta ahora, es que el tal Saúl Feldman, notorio empresario judío uruguayo con destacada participación en negociados forestales durante el gobierno anterior del actual candidato presidencial Luís Alberto Lacalle que fuera su principal promotor por aquellos años, y en la constitución de sociedades de dudosa legalidad en el sistema financiero uruguayo, es que en el momento de su muerte, al ser abatido por los efectivos policiales, se encontraba vistiendo un uniforme del ejército israelí y calzando unas zapatillas de combate utilizadas por los efectivos de este cuerpo para sus operativos especiales.

Ello se suma a otro detalle que apenas se dejó deslizar en alguna que otra información publicada en la víspera que decía textualmente: “Desde el exterior se podía apreciar la existencia de revistas de armas, restos de munición, y cajas que contenían armas, al igual que cientos de publicaciones y diarios de más de 20 años de antigüedad.-

Algunas publicaciones eran del año 1991, y se referían a investigaciones llevadas a cabo por efectivos de INTERPOL, de la lucha al terrorismo y al narcotráfico.-

En otras de las publicaciones figuraban los rostros de los 20 mas buscados por actos terroristas, se trataba de ciudadanos iraníes y pakistaníes.”

A pesar de las versiones que han intentado vincular a Saúl Feldman con el narcotráfico o el tráfico clandestino de armas, e incluso algunas que pretendían acercarlo a organizaciones de tendencia marxista, por presunta literatura de tal orientación encontrada en el lugar, ninguna de ellas ha logrado consistencia suficiente como para determinar que se trata de la verdad absoluta sobre el tema.

Los hechos que consignamos, provienen de fuentes de alta confiabilidad, incluso de oficiales participantes en el operativo, quienes agregaron que incluso en la residencia donde se llevó a cabo el asalto final, había instaladas 10 trampas “cazabobos”, lo que sumado al sector blindado y las más de 600 armas de guerra, cerca de 50 granadas, pólvora y miles de municiones encontradas, convierte al lugar en una verdadera fortaleza y polvorín clandestino con fines insospechados.

El Contador Saúl Feldman, aparece como vinculado a los servicios de inteligencia israelíes del MOSSAD, pero se ignora el sentido estratégico de estos arsenales en una ciudad como Montevideo.

Las investigaciones han determinado que esta persona con documentos varios con su foto y nombres disímiles- pero todos documentos uruguayos legales que bien podría averiguarse que contactos utilizó para conseguirlos- ha realizado en el último año reiterados viajes entre Montevideo, Buenos Aires y Brasil.

Toda la información que consignamos ha sido debidamente chequeada y cotejada en distintas fuentes, todas ellas muy allegadas al operativo, por lo que no dudamos de su veracidad, aunque cuesta explicarse los motivos porque todo ello se ha ocultado a la opinión pública.

Hasta aquí lo que informábamos en exclusividad en tercercamino.com en noviembre del año pasado ni bien acontecidos los hechos.

Una investigación “desordenada”

Tiempo después, comenzaron las investigaciones sobre el llamado “Caso Feldman”, se buscaron cien explicaciones, pero ninguna de ellas ni siquiera insinuaba una posible implicancia del MOSSAD en el hecho, aunque los oficiales de inteligencia participantes en el operativo de asalto al domicilio del contador, sabían lo que habían visto, las ropas militares del ejercito sionista que vestía Saúl Feldman y la procede3ncia de muchas de las armas allí depositadas.

La prensa uruguaya informaba sobre el tema de la siguiente forma:

Juez y fiscal revisan con investigadores el caso Saúl Feldman Investigación. Analizan informe psicológico

El juez especializado Jorge Díaz y el equipo de investigadores se reúnen hoy para revisar el caso del economista Saúl Feldman. No han existido avances. Todavía es un enigma tanto la figura del propio profesional, como del arsenal de más de 700 armas.

El juez especializado en Crimen Organizado, Jorge Díaz, recibirá hoy el informe pericial psicológico de Feldman. Lo que pueda aportar la denominada "autopsia psicológica" permitirá quizá echar algo de luz sobre los motivos que llevaron a este profesional de 64 años a atrincherarse en su finca de Shangrilá y tirotearse durante casi 18 horas con las fuerzas especiales de la Policía para luego suicidarse.

Fuentes de la investigación señalaron a El País que se ha avanzado muy poco al cabo de ocho meses. El origen y destino de las armas -algo más de 700 que incluían pistolas, rifles, miras telescópicas, fusiles de asalto, ametralladoras, granadas antitanque y minas antipersonales- es una de las claves del caso. Se sabe que alrededor de 100 de estas piezas fueron robadas por distintas vías, en cambio se ignora la procedencia de buena parte del arsenal.

Por ello el magistrado especializado había solicitado la colaboración a una de las agencias de inteligencia de Estados Unidos, especializadas en armamento, la Agencia de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF, por sus siglas en inglés), pero hasta ahora el organismo no remitió su informe.

Otro tanto ocurre con la Justicia argentina, a la que vía un exhorto el juez Díaz solicitó información acerca de la procedencia de algunas de las armas de fabricación argentina.

Pero, en rigor, poco más es lo que se sabe de las actividades secretas de Feldman.

Cabe recordar que todo se inició en la noche del 30 de octubre del año pasado, cuando se declaró un incendio en la casa de la calle Elba 4210, que el economista utilizaba como depósito de armas y municiones. Luego de que los bomberos entraran a extinguir el fuego la Policía fue alertada sobre la existencia de un número importante de armas. Dada la magnitud del caso se dio intervención a la Dirección Nacional de Información e Inteligencia (DNII) que comenzó las investigaciones. Cuando al día siguiente el agente Mario Morena, junto a otros dos policías se dirigió a la casa del economista en Shangrilá el caso tomó un drástico giro. En determinado momento Feldman disparó a Morena, que iba desarmado, y le dio muerte. Poco después se inició un cerco policial seguido de un nutrido intercambio de disparos que duró hasta las primeras horas del día siguiente. Cuando por fin los efectivos del grupo GEO pudieron entrar a la finca, Feldman que ya estaba herido, dirigió una de las pistolas que había utilizado contra sí mismo y se quitó la vida.

Nexo con narco es descartado

En medios periodísticos de Brasil se manejaba un vínculo entre el narcotraficante José Paulo Vieira del Mello, capturado el fin de semana en Uruguay, y Saúl Feldman como proveedor de armas. Sin embargo, al ser consultados tanto el juez Jorge Díaz -que coincidentemente actúa en los dos casos- como la Brigada Nacional Antidrogas descartaron de plano la existencia de tales nexos.


Y al final la verdad parece abrirse camino

Ocho meses después, cuando un profundo silencio había “cerrado” el caso en la opinión pública, las investigaciones de un confuso episodio que se produjera en el ente estatal uruguayo de las comunicaciones ANTEL, han puesto nuevamente en el tapete el llamado “Caso Feldman” con un detonante agregado: El economista era efectivamente un agente del MOSSAD y las armas que el guardaba pertenecían a los servicios de inteligencia sionistas.

Esta información que corrobora lo que nosotros ocho meses antes denunciáramos en tercercamino.com, fue publicada en la edición del miércoles 28 de julio de 2010 en el diario “El Observador” de Montevideo, en los siguientes términos:


Juez Díaz investiga vínculo de Feldman con el Mossad

El Juez en crimen organizado Jorge Díaz, investiga una pista que vincula al contador Saúl Feldman con los servicios de inteligencia israelíes del MOSSAD. Para indagar esa pista el Juez citó a Elbio Román, el ex policía que se hizo pasar por el entonces pro secretario de la presidencia, Jorge Vázquez para conseguir un empleo en ANTEL, donde reportaba a la secretaría del ex director Gonzalo Perera, dijo al Observador el abogado Gustavo Salle.

Al. Declarar por ese caso, Román dijo que lo mandó a infiltrarse en ANTEL “un grupo que trabajaba para el gobierno del Frente Amplio como encubierto”. Según el testimonio de Román ese grupo que funcionaba para la presidencia, era dirigido por Jorge Vázquez. Agregó que preparaba informes que debía elevar por escrito “sobre cerrado y lacrado”. Cumplí esa tarea desde el 2003 y trabajaba encubierto en Argentina y Brasil y en casos específicos que me mandaban” afirmó.

Ese dato fue aportado al juzgado por Salle, quien planteó del Feldman su eventual condición de saya (un tipo de agentes del MOSSAD poseedor de un arsenal para eventuales acciones encubiertas). “Poca explicación lógica y razonable tiene el hecho de que un sujeto que eventualmente debería enfrentar cargos por delitos relativamente leves y excarcelables termine matando a un agente policial atrincherado en una especie de bunker con implementos del ejército de Israel”, planteó.

Salle declaró ante Díaz en junio y aportó datos sobre lo que declaró el ex policía. Ahora Díaz interrogará a Román. Según el expediente al que accedió “El Observador”, Román sostuvo que cobraba $ 15.000 y que el grupo estaba formado por 20 personas. “No puedo dar los nombres. Hay funcionarios en actividad y otros retirados. Supuestamente el gobierno lo armó porque no confiaba en la inteligencia actual”, dijo.

Vázquez llamó a un tipo, concursé y por antecedentes me dieron clases en El Prado. No recuerdo, creo que en Radio Patrulla,(…) Teníamos clases cada 15 días. Era un grupo de personas. Una de las clases la dio este contador que falleció, Feldman. Nos daba clases de antiterrorismo”, dijo.


Conclusiones

Hasta aquí un breve resumen de todo lo que se ha informado desde el mes de noviembre de 2009 hasta la fecha sobre el llamado “Caso Feldman”. Se desprende de ello la relación existente entre el ex presidente Tabaré Vázquez- su hermano era el pro secretario de la presidencia Jorge Vázquez , actual subsecretario del Interior en el gobierno de José Mujica- y la dirigencia del MOSSAD en Uruguay, hecho que explicaría sobradamente el por qué del silencio inmediato tras los hechos acaecidos en noviembre de 2009, sobre la posible implicancia de los servicios secretos israelíes en el caso. Quizás quede una pregunta sin contestar, y que es en si la más importante: ¿con que objeto el MOSSAD acumulaba tal Arsenal en esa residencia convertida en un verdadero bunker en un balneario cercano a la ciudad de Montevideo?

¿Quiénes son en realidad los funcionarios a los que hace alusión el declarante ante el Juez Díaz, que integraban ese grupo de “élite” de 20 elegidos adiestrados por Feldman y el MOSSAD en acciones antiterroristas en predios pertenecientes a la propia Policía de Montevideo?

*Esta nota escrita por nuestro Director y Editor fue publicada originalmente en Islam Times

Más en esta categoría: « La empresa colonial del sionismo está condenada al fracaso. Llega la hora de Estados Unidos »

Fuente: --> en este enlace