sábado, 27 de febrero de 2010

VACA ATACADA POR BUITRES EN ESPAÑA

VACA ATACADA POR BUITRES EN ESPAÑA

Fallece un intendente de la Policía Local de Valencia en un accidente de moto en Torrent





I. CABANES VALENCIA
Javier Lorente, Intendente de la Policía Local de Valencia, falleció ayer en un accidente de moto a la salida de Torrent, cuando iba de camino al trabajo. Excelente profesional y una gran persona, según todos los que tuvieron la suerte de conocerle, a sus 53 años deja dos hijos, uno de los cuales también ha seguido sus pasos como policía.

El siniestro se produjo a las siete de la mañana de ayer en la CV-36, en Torrent, cuando el ahora fallecido perdió el control de la motocicleta que conducía, por causas que se desconocen, e impactó contra el quitamiedos de la calzada, en el tramo de la vía, sentido Valencia, en el que los dos carriles se convierten en uno.

Fueron sus propios compañeros y amigos de Torrent los que recibieron el aviso y de inmediato se desplazaron al lugar de los hechos. Al comprobar que se trataba de Javier Llorente y confirmar que éste había fallecido notificaron la triste noticia a sus familiares, sin poder evitar las lágrimas.

El fallecido llevaba casi 30 años en el cuerpo desde que entrara en la Policía Local de Valencia en la promoción del 81. Tras su paso por la Jefatura y la segunda unidad de distrito recaló en el distrito del Marítim, donde ascendió a intendente en el año 2000.

Trabajador incansable, el día antes de su muerte estuvo preparando el dispositivo del pregón de la Semana Santa Marinera.

Su cuerpo permanece en el Tanatorio Municipal de Valencia, donde será incinerado hoy. "Tus amigos no te olvidan".

miércoles, 24 de febrero de 2010

ROBO DE VACAS EN HOLANDA – GUIA PARA COMENZAR LA INVESTIGACION –




* Panoramica tomada desde el programa Google Earth


* Acercamiento lugar donde sacaron a los animales


* Via de escape de los cuatreros

Una buena manera de comenzar una investigación para el robo de ganado es tomado fotografías como las presentadas arriba.- Sigue el relato de la noticia: Extraños en la noche del domingo al lunes, cuatro vacas preñadas robadas de una pradera a lo largo de la montaña Ekkel. Propietario Rudy Langhendries de Gooik (Kester) está ofreciendo una recompensa de 1.000 euros para aquellos que pueden proporcionar información útil relativa a los autores y el ganado robado. La policía local Pajottenland examinar la cuestión.

Los ladrones deben haber tenido un buen conocimiento del terreno a la Kareweg libremente sin obstáculos a través de los pastizales donde las vacas pastaban 15 para llegar a la espalda. Rudy Langhendries : "Los autores tienen probablemente igual o tienen su trabajo en domingo o lunes por la mañana temprano. No es de la vaca que ríe en la oscuridad y acercarse a cobrar ".

Los delincuentes tengan acceso a la pradera por la unidad de tensión eléctrica en sí. Los animales robados con números BE725992502 anillo, BE 125.992.519, 025.976.362 y 725.944.952 BE BE cada uno tiene un valor de casi 1500 euros. Es aún muy joven las vacas del tipo azul de carne blanca ya sea con un blanco o un blanco / negro o blanco / azul de su vestido.

"También en el transporte utilizado para pensar que tenemos alguna información", agregó la víctima. "Dadas las huellas de los neumáticos a la izquierda, es probable que en un tractor con un motor de 60 caballos de fuerza y tracción delantera sin remolque no demasiado grande. Los autores, pues, probablemente provienen de la región ".

Las personas que el domingo sea domingo por la noche o madrugada del lunes en el Berg Ekkel o cerca de un camión con remolque que coinciden con la descripción se habría dado cuenta están invitados a notificar a la familia Langhendries (054/56 68 29 o 0495/85 05 59) o a la policía. También cualquier otra información útil, por supuesto, siempre bienvenidos y son elegibles para el premio.

ROBO DE VACAS EN HOLANDA – GUIA PARA COMENZAR LA INVESTIGACION –




* Panoramica tomada desde el programa Google Earth


* Acercamiento lugar donde sacaron a los animales


* Via de escape de los cuatreros

Una buena manera de comenzar una investigación para el robo de ganado es tomado fotografías como las presentadas arriba.- Sigue el relato de la noticia: Extraños en la noche del domingo al lunes, cuatro vacas preñadas robadas de una pradera a lo largo de la montaña Ekkel. Propietario Rudy Langhendries de Gooik (Kester) está ofreciendo una recompensa de 1.000 euros para aquellos que pueden proporcionar información útil relativa a los autores y el ganado robado. La policía local Pajottenland examinar la cuestión.

Los ladrones deben haber tenido un buen conocimiento del terreno a la Kareweg libremente sin obstáculos a través de los pastizales donde las vacas pastaban 15 para llegar a la espalda. Rudy Langhendries : "Los autores tienen probablemente igual o tienen su trabajo en domingo o lunes por la mañana temprano. No es de la vaca que ríe en la oscuridad y acercarse a cobrar ".

Los delincuentes tengan acceso a la pradera por la unidad de tensión eléctrica en sí. Los animales robados con números BE725992502 anillo, BE 125.992.519, 025.976.362 y 725.944.952 BE BE cada uno tiene un valor de casi 1500 euros. Es aún muy joven las vacas del tipo azul de carne blanca ya sea con un blanco o un blanco / negro o blanco / azul de su vestido.

"También en el transporte utilizado para pensar que tenemos alguna información", agregó la víctima. "Dadas las huellas de los neumáticos a la izquierda, es probable que en un tractor con un motor de 60 caballos de fuerza y tracción delantera sin remolque no demasiado grande. Los autores, pues, probablemente provienen de la región ".

Las personas que el domingo sea domingo por la noche o madrugada del lunes en el Berg Ekkel o cerca de un camión con remolque que coinciden con la descripción se habría dado cuenta están invitados a notificar a la familia Langhendries (054/56 68 29 o 0495/85 05 59) o a la policía. También cualquier otra información útil, por supuesto, siempre bienvenidos y son elegibles para el premio.

lunes, 22 de febrero de 2010

ENTREVISTA AL ULTIMO SOLDADO DEL GENERAL SAN MARTIN - Nota del 21.05.1910



Don Eufrasio Videla

Ultimo soldado del General San Martin

Fallecio en Mendoza en 1916 en un estado de pobreza y abandono que otorga verguenza a su propia estirpe.



Don Eufrasio Videla es un viejo alto, flaco, nudoso, erguido, casi tan erguido como los álamos que cortan las perspectivas en los alrededores de Mendoza.

Apenas un saludo y le espeté mi invariable pregunta:



- ¿Cuántos años?

- Treinta y ocho

- ¿Nada más?



El viejo sonríe, baja la cabeza para detener la mirada en el sombrero de anchas alas, color té con leche, al que sus dedos retorcidos como sarmientos hacen girar con porfía. Pienso en que el pobre hombre ha perdido la noción del tiempo, que desvaría su cabeza, que su memoria, más flaca que su cuerpo, yace tendida bajo la nieve de muchas décadas, porque me dijeron que Don Eufrasio es hombre que ha traspuesto los cien, y recupero mi actitud de moderno inquisidor,



- ¿Treinta y ocho nada más Don Eufrasio?

Sus labios mascullan un “ciento” y sale de nuevo, bien nítido, el “treinta y ocho”.



Ahora me parecen muchos los años, más no me detengo a aclarar el punto y prosigo el interrogatorio, haciendo que repita las respuestas dos y tres veces -y hasta cuatro y cinco-, a fin de alcanzar su sentido, pues resultan ininteligibles la mitad de las palabras en el lento balbucir de sus labios. Dijéronme que fue soldado de San Martín, pero no estuvo en el Plumerillo, ni se acuerda del general.



-Yo estaba en San Juan, entonces, cuando decían que en su Mendoza se formaba el ejército, y pasamos por ahí arriba, por Los Patos.



- ¿Peleó usted?

- ¿Y cómo no? Ahí en el Zanjón de Maipú, cuando ya no quisieron pelear más.



- ¿Pero, se acuerda de Maipú?

- Si que me acuerdo. Fue allí, pues, la última batalla, donde se rindieron.



-¿Y cómo empezó la cosa?

-Unos cuantos días antes yo había llegado con los que salimos de San Juan. Después fueron viniendo otros grupos de prisioneros y así se fue formando el ejército. (pudiera el relato muy bien referirse a la llegada de dispersos de Cancha Rayada). Nosotros estábamos de la parte de aquí –prosigue Don Eufrasio, y al hacerlo sale al descanso de la escalera, poniendo cara a Los Andes, y como en la parte de allí enfrente, en un cerrito blanco, estaban los godos.



-Flojanazos, ¿verdad?

-Hum… ¡Fieros habían sido! Peleamos y peleamos y no aflojaban… Después no quisieron pelear más cuando vieron que nosotros tampoco aflojábamos. Entonces corrimos atrás pa’ que se rindieran.



-¿Y se rindieron?

-¿Y cómo no? Si ya no tenían más ganas de pelear.



-¿Y se entregaban?

-Muchos se entregaban, otros querían escapar. Pero nosotros los alcanzábamos.



-¿Y no decían nada, los españoles?

-¿Quiénes, los godos? Si, decían: “¡No mate, corcho, no mate!”, cuando los alcanzábamos.



Brillaron un punto sus pupilas, las arrugas dibujaron con gran esfuerzo una sonrisa y luego enmudeció el hombre, bajó la cabeza, y el sombrero retornó a girar entre los dedos.



Lo demás que nos contó forma un maremagnum de hechos y episodios confundidos, en que se mezclan sin distinción de épocas, Rosas y Quiroga y las montoneras y la Guerra del Paraguay.



El viejecito Videla vive en la casa del ingeniero Fossati en la calle San Martín, 1778. Nos dijo este caballero que Videla no conserva papel alguno y que las medallas que poseyó en un tiempo las ha perdido o regalado, según relato del mismo Don Eufrasio y que el coronel Morgado, guerrero del Paraguay, lo conoció en el ejército y de aspecto casi tan viejo entonces como ahora.



El gobierno de Mendoza le pasa una pequeña pensión, que le alcanza para cubrir sus modestos gastos. Lo demás se lo otorga la caridad de las personas que le recogen en su casa.



No podemos establecer a ciencia cierta si ha sido o no guerrero de la independencia porque ni siquiera la edad consta por documento público, pero si los 138 años son muchos años, es en cambio verdad que por estos pagos no son escasos los hombres de 110 o 115 años, y Videla bien puede oscilar entre estas dos últimas cifras y haber pertenecido a alguna de las milicias o cuerpos auxiliares del ejército de San Martín.



Fuente: Revista Caras y Caretas Nº 607 – 21 de Mayo de 1910.



NOTA: Eufrasio no es un nombre común y en la historia aparece un Eufrasio Videla, al mando de unos indios, peleando en San Luis y es derrotado en “Las Quijadas” el 2 de enero de 1841 por el gobernador de Mendoza, el “Fraile Aldao”.



Consultamos la Historia de San Martín por Bartolomé Mitre.

Esta obra ha sido escrita respetando fielmente la documentación existente acerca de la Campaña Libertadora, misma que se encuentra archivada y clasificada en el Museo Mitre.





1)- Referencia Zanjón de Maipú y Cerrito Blanco

“Ahí, en el Zanjón de Maipú”

“…Y como en la parte de allí enfrente, en un cerrito blanco, estaban los godos”



Al sur de Santiago se prolonga por el espacio como de diez kilómetros, una lomada baja, de naturaleza caliza, que por su aspecto lleva el nombre de LOMA BLANCA. Sobre la meseta de ésta lomada evolucionaba el ejercito patriota. En su extremidad oeste y a su frente, se alza otra lomada mas alta…ESTA ERA LA POSICIÓN QUE OCUPABA EL EJERCITO REALISTA. LAS DOS LOMADAS ESTAN DIVIDIDAS POR UNA DEPRESION PLANA DEL TERRENO U HONDONADA LONGITUDINAL.



2)- Referencia Fuerza Libertadora en San Juan.

“Unos cuantos días antes yo había llegado con los que salimos de San Juan.”

La Expedición del Norte bajo el mando superior del comandante Cabot, se movió de San Juan el 12 de enero de 1817.



3)- Referencia a la Columna de Las Heras, Luego del Desastre en Cancha Rayada.

Después vinieron otros grupos de prisioneros, y así se fue formando el ejercito…”

El 28 de marzo llegó al nuevo campamento la columna salvadora de Las Heras; fue saludada por una salva de 21 cañonazos.



Nota: Don Eufrasio llama “prisioneros” a los integrantes de los batallones que habían sufrido una marcha de tres días bajo el fuego enemigo.



4)- Referencia a la Lucha

“Peleamos y peleamos y no aflojaban (…) entonces corrimos pa’ que se rindieran…”

“No mate corcho, no mate”

Se da la señal de asalto: el Numero 11 carga por el flanco rompiendo tapias, y pasa a bayoneta cuanto se le presenta. La batalla está terminada, los realistas se dispersan en pelotón. En ese momento hace su aparición en LA LUCHA FINAL un regimiento auxiliar de milicias del Aconcagua, que, lazo en mano, se apodera de centenares de prisioneros.

Los vencedores, continuaban matando cuando se presento Las Heras y ordeno cesar la inútil carnicería.



El viejo guerrero vivía en la calle San Martín al 1700 de la ciudad de Mendoza, en la casa de la familia del Ingeniero Fossatti.

El cronista anónimo nos dice que la Provincia le pasaba una pequeña pensión y que “lo demás” se lo otorgaba la caridad de las personas.

Vergüenza.

Solo una palabra, Vergüenza. El olvido engendra ignorancia y la ignorancia engendra corrupción, cuna de todos nuestros males.

Don Eufrasio Videla vivió con humildad pero partió con honor, ese honor que nosotros hemos perdido.

La Organización del Bicentenario lo Recuerda …falleció tiempo después de la nota en 1916, longevo, solitario y humilde ultimo guerrero.



Fuente Revista Caras y Caretas Nº 607 – 21 de Mayo de 1910

Eduardo Rosa - 2003





ENTREVISTA AL ULTIMO SOLDADO DEL GENERAL SAN MARTIN - Nota del 21.05.1910



Don Eufrasio Videla

Ultimo soldado del General San Martin

Fallecio en Mendoza en 1916 en un estado de pobreza y abandono que otorga verguenza a su propia estirpe.



Don Eufrasio Videla es un viejo alto, flaco, nudoso, erguido, casi tan erguido como los álamos que cortan las perspectivas en los alrededores de Mendoza.

Apenas un saludo y le espeté mi invariable pregunta:



- ¿Cuántos años?

- Treinta y ocho

- ¿Nada más?



El viejo sonríe, baja la cabeza para detener la mirada en el sombrero de anchas alas, color té con leche, al que sus dedos retorcidos como sarmientos hacen girar con porfía. Pienso en que el pobre hombre ha perdido la noción del tiempo, que desvaría su cabeza, que su memoria, más flaca que su cuerpo, yace tendida bajo la nieve de muchas décadas, porque me dijeron que Don Eufrasio es hombre que ha traspuesto los cien, y recupero mi actitud de moderno inquisidor,



- ¿Treinta y ocho nada más Don Eufrasio?

Sus labios mascullan un “ciento” y sale de nuevo, bien nítido, el “treinta y ocho”.



Ahora me parecen muchos los años, más no me detengo a aclarar el punto y prosigo el interrogatorio, haciendo que repita las respuestas dos y tres veces -y hasta cuatro y cinco-, a fin de alcanzar su sentido, pues resultan ininteligibles la mitad de las palabras en el lento balbucir de sus labios. Dijéronme que fue soldado de San Martín, pero no estuvo en el Plumerillo, ni se acuerda del general.



-Yo estaba en San Juan, entonces, cuando decían que en su Mendoza se formaba el ejército, y pasamos por ahí arriba, por Los Patos.



- ¿Peleó usted?

- ¿Y cómo no? Ahí en el Zanjón de Maipú, cuando ya no quisieron pelear más.



- ¿Pero, se acuerda de Maipú?

- Si que me acuerdo. Fue allí, pues, la última batalla, donde se rindieron.



-¿Y cómo empezó la cosa?

-Unos cuantos días antes yo había llegado con los que salimos de San Juan. Después fueron viniendo otros grupos de prisioneros y así se fue formando el ejército. (pudiera el relato muy bien referirse a la llegada de dispersos de Cancha Rayada). Nosotros estábamos de la parte de aquí –prosigue Don Eufrasio, y al hacerlo sale al descanso de la escalera, poniendo cara a Los Andes, y como en la parte de allí enfrente, en un cerrito blanco, estaban los godos.



-Flojanazos, ¿verdad?

-Hum… ¡Fieros habían sido! Peleamos y peleamos y no aflojaban… Después no quisieron pelear más cuando vieron que nosotros tampoco aflojábamos. Entonces corrimos atrás pa’ que se rindieran.



-¿Y se rindieron?

-¿Y cómo no? Si ya no tenían más ganas de pelear.



-¿Y se entregaban?

-Muchos se entregaban, otros querían escapar. Pero nosotros los alcanzábamos.



-¿Y no decían nada, los españoles?

-¿Quiénes, los godos? Si, decían: “¡No mate, corcho, no mate!”, cuando los alcanzábamos.



Brillaron un punto sus pupilas, las arrugas dibujaron con gran esfuerzo una sonrisa y luego enmudeció el hombre, bajó la cabeza, y el sombrero retornó a girar entre los dedos.



Lo demás que nos contó forma un maremagnum de hechos y episodios confundidos, en que se mezclan sin distinción de épocas, Rosas y Quiroga y las montoneras y la Guerra del Paraguay.



El viejecito Videla vive en la casa del ingeniero Fossati en la calle San Martín, 1778. Nos dijo este caballero que Videla no conserva papel alguno y que las medallas que poseyó en un tiempo las ha perdido o regalado, según relato del mismo Don Eufrasio y que el coronel Morgado, guerrero del Paraguay, lo conoció en el ejército y de aspecto casi tan viejo entonces como ahora.



El gobierno de Mendoza le pasa una pequeña pensión, que le alcanza para cubrir sus modestos gastos. Lo demás se lo otorga la caridad de las personas que le recogen en su casa.



No podemos establecer a ciencia cierta si ha sido o no guerrero de la independencia porque ni siquiera la edad consta por documento público, pero si los 138 años son muchos años, es en cambio verdad que por estos pagos no son escasos los hombres de 110 o 115 años, y Videla bien puede oscilar entre estas dos últimas cifras y haber pertenecido a alguna de las milicias o cuerpos auxiliares del ejército de San Martín.



Fuente: Revista Caras y Caretas Nº 607 – 21 de Mayo de 1910.



NOTA: Eufrasio no es un nombre común y en la historia aparece un Eufrasio Videla, al mando de unos indios, peleando en San Luis y es derrotado en “Las Quijadas” el 2 de enero de 1841 por el gobernador de Mendoza, el “Fraile Aldao”.



Consultamos la Historia de San Martín por Bartolomé Mitre.

Esta obra ha sido escrita respetando fielmente la documentación existente acerca de la Campaña Libertadora, misma que se encuentra archivada y clasificada en el Museo Mitre.





1)- Referencia Zanjón de Maipú y Cerrito Blanco

“Ahí, en el Zanjón de Maipú”

“…Y como en la parte de allí enfrente, en un cerrito blanco, estaban los godos”



Al sur de Santiago se prolonga por el espacio como de diez kilómetros, una lomada baja, de naturaleza caliza, que por su aspecto lleva el nombre de LOMA BLANCA. Sobre la meseta de ésta lomada evolucionaba el ejercito patriota. En su extremidad oeste y a su frente, se alza otra lomada mas alta…ESTA ERA LA POSICIÓN QUE OCUPABA EL EJERCITO REALISTA. LAS DOS LOMADAS ESTAN DIVIDIDAS POR UNA DEPRESION PLANA DEL TERRENO U HONDONADA LONGITUDINAL.



2)- Referencia Fuerza Libertadora en San Juan.

“Unos cuantos días antes yo había llegado con los que salimos de San Juan.”

La Expedición del Norte bajo el mando superior del comandante Cabot, se movió de San Juan el 12 de enero de 1817.



3)- Referencia a la Columna de Las Heras, Luego del Desastre en Cancha Rayada.

Después vinieron otros grupos de prisioneros, y así se fue formando el ejercito…”

El 28 de marzo llegó al nuevo campamento la columna salvadora de Las Heras; fue saludada por una salva de 21 cañonazos.



Nota: Don Eufrasio llama “prisioneros” a los integrantes de los batallones que habían sufrido una marcha de tres días bajo el fuego enemigo.



4)- Referencia a la Lucha

“Peleamos y peleamos y no aflojaban (…) entonces corrimos pa’ que se rindieran…”

“No mate corcho, no mate”

Se da la señal de asalto: el Numero 11 carga por el flanco rompiendo tapias, y pasa a bayoneta cuanto se le presenta. La batalla está terminada, los realistas se dispersan en pelotón. En ese momento hace su aparición en LA LUCHA FINAL un regimiento auxiliar de milicias del Aconcagua, que, lazo en mano, se apodera de centenares de prisioneros.

Los vencedores, continuaban matando cuando se presento Las Heras y ordeno cesar la inútil carnicería.



El viejo guerrero vivía en la calle San Martín al 1700 de la ciudad de Mendoza, en la casa de la familia del Ingeniero Fossatti.

El cronista anónimo nos dice que la Provincia le pasaba una pequeña pensión y que “lo demás” se lo otorgaba la caridad de las personas.

Vergüenza.

Solo una palabra, Vergüenza. El olvido engendra ignorancia y la ignorancia engendra corrupción, cuna de todos nuestros males.

Don Eufrasio Videla vivió con humildad pero partió con honor, ese honor que nosotros hemos perdido.

La Organización del Bicentenario lo Recuerda …falleció tiempo después de la nota en 1916, longevo, solitario y humilde ultimo guerrero.



Fuente Revista Caras y Caretas Nº 607 – 21 de Mayo de 1910

Eduardo Rosa - 2003





miércoles, 17 de febrero de 2010

LA LUCHA CONTRA EL ROBO DE GANADO EN NAMIBIA. AFRICA

Desafío

La caza furtiva y los crímenes de robo de ganado son comunes en las zonas rurales de Namibia, privando a los agricultores de su principal fuente de ingresos.. Debido a la falta de personal y vehículos, la policía de Namibia son a menudo incapaces de prevenir situaciones de robo, lo que ha minado la confianza de las comunidades en el Estado de Derecho.

Iniciativa

USAID (United States Agency International Development- Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional ) ha apoyado el establecimiento de la Ditsa-I-Mu Stock-Prevención contra el robo Organización en 2003 para trabajar con las comunidades en la Kunene y regiones Omusati. Para ayudar a la policía el robo de lucha contra la población Ditsa-I-Mu suplementos de su equipo y los defensores de penas más severas para los delincuentes condenados. La organización también brinda asesoramiento paralegal a los agricultores para que no se tomen la ley en sus propias manos cuando se trata de ladrones de valores. A través de sus agentes de campo, Ditsa-I-Mu establecido un estrecho contacto con los agricultores de las comunidades y los líderes tradicionales, documentado problemas y las propuestas compiladas para combatir el robo de ganado y la caza ilegal en la región. Los hallazgos fueron presentados al Consejo Regional de Kunene y el comandante de la Policía Khorixas la estación, mientras que los residentes locales encabezó una manifestación para rogar a la policía a prestar más atención al robo de ganado y la caza ilegal.

Resultados

En 2004, el número de denuncias de casos de robo de acciones cayeron un 62 por ciento respecto al año anterior. Ditsa-I-Mu ha aumentado la conciencia pública y respuesta a la delincuencia, el fomento de las detenciones ciudadano de los cazadores furtivos y la celebración de reuniones periódicas entre los miembros de la comunidad y la policía para el seguimiento de las denuncias de robo de ganado. Los nuevos sistemas, como la exigencia de permisos para el movimiento de ganado, se han implementado para garantizar que las transacciones entre consumidores y productores son legales.









(Foto Arriba) Personal del establecimiento de la Ditsa-I-Mu Stock-Prevención contra el robo Organización en 2003 para trabajar con las comunidades en la Kunene y regiones Omusati.