lunes, 22 de noviembre de 2010

QUIEREN ANULAR LA LEY DE CADUCIDAD

¿ Y PORQUÉ NO TAMBIÉN LA DE AMNISTIA A LOS TUPAMAROS?

ES QUE HAY CIUDADANOS DE PRIMERA Y LOS DEMÁS SON DESECHABLES

Para que no quede sólo en un numero ni en una historia de hace años, estos son los nombres de algunas (sólo algunas)de las personas que fueron asesinadas por el MLN, o sea por Mujica y cia.

Hilaria Ibarra BenitezCarlos Burgueño RodríguezJuan Bentancur CarriónJulio Federico MoratoLuis BarbizanRaúl Roberto CantioniVicente Jaime OrosaDiego TerraDora Isabel LópezCesar GuidetPascacio Baez

En momentos en que muchos personajes de nuestro acontecer cotidiano pretender hacerse pasar por émulos de la Madre Teresa de Calcúta, un editorial que parece ser reiterativo, no lo es.-

ESTE editorial está concebido con el solo propósito de facilitar la pesada tarea de un grupo de nueve docentes investigadores, altamente calificados —se dice—, a quienes el Codicen ha encomendado la organización de cursos de especialización y la elaboración de un material de apoyo destinado a maestros de sexto grado y profesores de historia que tendrán a su cargo la enseñanza de los hechos políticos ocurridos en nuestro país durante los últimos treinta años.

Debe darse por descontado que en su trabajo recordarán, entre otros tantos sucesos y circunstancias lamentables, que los ataques del Movimiento Tupamaro estuvieron inicialmente dirigidos contra una democracia establecida; un gobierno libremente electo y unas autoridades legítimamente constituidas. Y que mencionarán la existencia de unas llamadas *cárceles del pueblo* o *tatuceras*, donde se mantuvieron secuestrados —en algunos casos durante más de un año, al banquero Gaetano Pellegrini, al Juez de Instrucción Pereira Manelli; al Cónsul brasileño Aloysio Díaz Gomide; al norteamericano Claude Fly; el periodista del diario *Acción*, Homero Fariña; al director de U.T.E. Ulisses Pereyra Reverbel; al Embajador de Gran Bretaña Sir Geoffrey Jackson y a don Carlos Frick Davies.

Incluso se podría organizar una visita guiada a una de ellas, ubicada en una casa de la calle Juan Paullier.

También se reservará alguna clase para mencionar el robo de armas en el Club de Tiro Suizo de Nueva Helvecia; el asalto a la Financiera Monty y al Casino San Rafael de Punta del Este; el atentado al Bowling de Carrasco; la voladura de explosivos en el Club de Golf o el otro robo de las libras de Mailhos. Y, el más grave desde el punto de vista histórico y emocional, el hurto de la bandera de los Treinta y Tres Orientales que se encontraba en el Museo Histórico y que aún no ha sido devuelta, pese a que él o los autores de ese delito pueden estar circulando u ocupando cargos a la vista y paciencia de todos los uruguayos.Y, finalmente, que se incluirán dentro de los tantos nombres que hoy se mencionan, el de los 66 muertos asesinados por los Tupamaros, en una lista donde deben figurar:

  • LOPEZ, Dora. Enfermera civil, recibe un balazo disparado desde una ventana en la Confederación Sindical del Uruguay.
  • SILVEIRA, Antonio. Comisario. Abatido cuando se disponía a ingresar a un criadero de aves del balneario *El Sauce*.
  • GARA, Germán. Agente. Baleado mientras intentaba desarmar a un grupo sedicioso en la comisaría de la 7a.
  • TEJERA, Manuel. Agente. Asesinado en un asalto a un Banco.
  • FERNANDEZ, Enrique. Sargento de Radio Patrulla. Fallece a consecuencia de heridas recibidas en el copamiento de Pando.
  • GUIDET, Rafael. Comerciante baleado por sediciosos al resistir a una rapiña en su local.
  • BURGUEÑO, Carlos. Ciudadano común, recibe un balazo sedicioso durante el copamiento de Pando, a donde había ido a inscribir en el Registro Civil, a un hijo recién nacido.
  • ZEMBRANO, Carlos. Agente. Asesinado a tiros en la intersección de Centenario y Carrara.
  • VIERA, Juan. Agente. Cae baleado cuando dos sediciosos intentaban robar material de oficina de Uruguay 942.
  • FERNANDEZ, Juan. Agente. Abatido por sediciosos en un enfrentamiento armado en El Pinar.
  • PALLAS, Alfredo. Agente. Fallece a consecuencia de heridas recibidas en un enfrentamiento en el Juzgado de Canelones.
  • MORAN, Héctor. Inspector de Policía. Acribillado por un grupo sedicioso en las inmediaciones del Teatro de Verano.
  • LESSES, Armando. Agente. Baleado por sediciosos mientras está de custodia en el domicilio del Subjefe de Policía.
  • MITRIONE, Dan. Ciudadano norteamericano funcionario de la A.I.D. Es ejecutado por la espalda después de 9 días de secuestro con las manos atadas con alambre.
  • MACHADO, Nelson. Agente. Es asesinado en un asalto sedicioso a una sucursal bancaria en un frigorífico de Rocha mientras está de servicio, tras varios meses de agonía.
  • SOSA, Nelson. Agente. Baleado.
  • VILLALBA, José L. Funcionario de Policía Administrativa. Abatido por sediciosos con siete balazos por la espalda.
  • CARABALLO, Gilberto. Agente. Ametrallado por sediciosos desde una camioneta.
  • PEREZ, Aidis. Agente. Ametrallado por sediciosos mientras conduce el auto de un Jefe de la Guardia Metropolitana.
  • BENTANCOUR, Juan. Capataz de la firma Niboplast. Sediciosos lo asesinan mientras se dirige a su domicilio.
  • RODRIGUEZ, Walter. Sargento. Es baleado por sediciosos a los que sorprende en una rapiña de una sucursal de Manzanares.
  • KAULAKAS, Ildefonso. Agente. Es hallado sin vida en el Parque Municipal del Cerro con dos orificios de bala en el cráneo.
  • ARHANCET, Alfonso. Joven de 16 años, ejecutado por la espalda, luego de gran golpiza, en el interior de un Club Político.
  • ALVAREZ, Juan F. Agente. Asesinado por cuatro tupamaros que asaltan un vehículo de Manzanares que conduce remesa de dinero.
  • SOTO, Wilder y LIMA, Nelson. Coraceros. Son abatidos por sediciosos en el Hospital Pedro Visca, donde se hallaban de servicio.
  • FERREIRA, Santos. Sargento de Policía de Tránsito. Asesinado en un local de cobranzas de UTE, en la calle Minnesota.
  • BAEZ, Pascasio. Peón rural. Asesinado con cal viva, mal "anestesiado" con pentotal por haber descubierto, casualmente, un escondite sedicioso.
  • CASTIGLIONI, Heber. Cadete de policía. Cae abatido por sediciosos que hacen fuego desde una camioneta durante un procedimiento en Punta Carretas.
  • LEONCINO, Rodolfo. Inspector y Jefe de Seguridad del Penal de Punta Carretas. Es ultimado por un comando que lo embosca a la salida de su casa.
  • GODOY, Juan. Agente. Es asesinado cuando un comando intenta copar la comisaría de la 27a. Otros tres policías resultan heridos en esa oportunidad.
  • DO CANTO, Rosibel. Agente. Cae en un enfrentamiento con sediciosos en la calle Estado de Israel.
  • FERNANDEZ, Segundo y SANCHEZ, Juan. Agente y Oficial Ayudante, abatidos en el copamiento por sediciosos de la Comisaría de Soca.
  • DELEGA, Oscar y LEITES, Carlos. Subcomisario y Agente. Acribillados desde dos automóviles, con ráfagas de ametralladora en Rivera y Soca.
  • GOÑI, Sagunto. Agente. Muere a consecuencia de heridas recibidas en la emboscada en que fallecieron los dos anteriores.
  • ACOSTA Y LARA, Armando. Educador y hombre público. Abatido por un francotirador que le dispara desde una ventana del templo Metodista de la calle Constituyente.
  • MOTTO, Ernesto. Capitán de Corbeta. Ametrallado tras salir de su domicilio en Las Piedras.
  • NUÑEZ, Luis. Soldado. Cae abatido en el curso de un allanamiento.
  • MORATO, Julio. Asesinado en momentos que, al llegar a su domicilio, se le intenta secuestrar y se resiste.
  • CORREA, Saúl; NUÑEZ, Gaudencio;
  • NUÑEZ, Osiris; FERREIRA, Jesús. Soldados. Fueron asesinados por un grupo que los ataca a mansalva disparando ráfagas de ametralladoras al interior del rodado en el que cumplían guardia ante el domicilio del Comandante en Jefe del Ejército, en Abacú y Avenida Italia.
  • GODOY, Eusebio. Soldado de Regimiento de Caballería No. 10. Abatido en un enfrentamiento registrado en Artigas.
  • TERRA, Diego. Comerciante. Abatido a balazos, lo confunden con un Oficial de las FF.AA. que vivía junto a su domicilio.
  • DELGADO, Eduardo y AGUILAR, Víctor. Soldados asesinados por un grupo que dispara ráfagas de ametralladoras desde un vehículo en fuga, en Av. Italia y Anzani.
  • CROSA, Vicente. Conductor de Omnibus. Asesinado en el interior de un vehículo de transporte de pasajeros donde se realizaba unprocedimiento.
  • BENITEZ, Luciano. Agente. Ultimado en Barrancas de Mauricio, San José.
  • ALVAREZ, Artigas. Coronel del Ejército. Director General de Defensa Civil. Ametrallado en presencia de su esposa e hijas, al salir de su domicilio.
  • FERNANDEZ, Darwin. Oficial inspector. Abatido por un sedicioso que opone resistencia en una casa de la calle Bogotá, donde se cumple un allanamiento.
  • BRAIDA, Ricardo. Teniente 2. Baleado de muerte mientras custodiaba, dentro de un coche, a un sedicioso detenido.
  • TRANQUILO, Carlos. Agente. Atacado por sorpresa por dos sediciosos mientras se dirigía a su hogar; muere a consecuencia de los balazos recibidos.
  • BUSCONI, Wilfredo. Capitán de Ejército. Había sido gravemente herido el 17 de abril tras un procedimiento practicado en un predio lindero a una regional del Partido Comunista.
  • BIQUE, Nelson. Soldado. Muerto en un enfrentamiento con sediciosos en 8 de Octubre y Villagrán.
  • ARIOSA, Manuel. Herido de muerte en un tiroteo.MAYA, Artigas. Sargento del Grupo de Artillería N 1. Es ultimado en el curso de un operativo contra elementos sediciosos.
  • GUTIERREZ, Julio. Capitán. Fallece a consecuencia de las heridas recibidas en un enfrentamiento que había tenido lugar el 21 de abrilen un procedimiento de la calle Ramón de Santiago.
  • CANTIONI, Raúl. Ultimado en momentos en que integraba un equipo que trataba de identificar a desconocidos que quisieron rapiñarlo.
  • TRABAL, Ramón. Coronel del Ejército. Agregado Militar de la Embajada de Uruguay en Francia. Asesinado por un comando guerrillero internacional mientras estacionaba su auto en el garaje.BOTTI, Roberto. Capitán del Ejército. Asesinado mientras participa en operativo.
  • RODRIGUEZ, Aurora. Fallece a consecuencia de heridas recibidas cuando se produjo un atentado en la estancia *El Tropezón*.

NO se merecían haber nacido, ni vivido en este país —en el caso de los extranjeros—, para terminar integrando esta triste lista. Más de treinta años después, puede quedar, al menos la tranquilidad y el consuelo para sus familiares —que también los tienen—, de que van a ser reivindicados si se incluyen sus nombres y sus peripecias en el anunciado rescate de un pasado reciente.

Que debe ser completo y no parcial.

No hay comentarios: