martes, 14 de septiembre de 2010

Tránsito. Acusación trancó llamado y la compra de equipos

IMM investiga a ex jerarca por licitación de radares




Montevideo deberá esperar probablemente dos años para contar con el número apropiado de radares que controlan la velocidad en el tránsito. Esa licitación quedó trunca porque el jerarca de la repartición fue acusado de "flechar" el llamado.

Tras una investigación administrativa que corrió por los carriles propios de la administración pública -duró prácticamente un año- la intendenta Ana Olivera autorizó el inicio de un sumario al ex director de la Unidad Inspección y Radar.

La resolución también faculta a la Unidad de Sumarios de la Intendencia a "radicar la denuncia penal en caso de entenderlo necesario".


El ex jerarca, de profesión arquitecto, está acusado de intentar "cambiar los puntajes" en un llamado a licitación internacional, a favor de una empresa proveedora de radares que lo invitó a él y a otro funcionario a visitar sus instalaciones en Brasil.

Según confiaron a El País fuentes municipales, el ex director de la Unidad Inspección y Radar se ausentó de la Intendencia sin previo aviso y cuando quisieron comunicarse con él, un familiar informó que se encontraba en Buenos Aires.

En realidad -de acuerdo a la investigación administrativa que se inició por resolución del ex intendente Ricardo Ehrlich en diciembre de 2009-, el entonces jerarca había viajado a San Pablo, invitado por una de las empresas que participaban de la licitación. En ese llamado para el suministro, instalación y mantenimiento de 15 radares, habían mostrado interés otras empresas proveedoras de Sudáfrica, Brasil y Argentina.

El ex director de la Unidad Inspección y Radar integraba la Comisión Asesora del llamado, por lo que, tras la polémica generada por su actuación, la licitación se canceló. "Hacía más de dos años que se venía trabajando en el llamado. Armar otra licitación, modificando los pliegos, nos puede llevar otros dos años", dijeron las fuentes.

LEGAJO. El ex jerarca ya había sido investigado por otras irregularidades cuando dirigía la Unidad Inspección y Radar.

El 2 de agosto de este año, fue suspendido por 14 días sin goce de sueldo al cabo de otro sumario que duró un año, por dar de baja una multa de radar correctamente aplicada.

El ex director había sido acusado en 2009 por una funcionaria de su repartición, que aseguró que había realizado esa práctica más de una vez.

Lo mismo había señalado, unos meses antes, la Gerencia de Tránsito, por lo cual se encomendó el inicio de una investigación administrativa.

Además, el ex jerarca municipal fue investigado por inasistencias no contabilizadas del personal a su cargo.

De destino en destino
Ni bien surgieron las denuncias que involucran al ex director de la Unidad Inspección y Radar, el ex gerente de Tránsito de la Intendencia, el hoy diputado Gonzalo de Toro, solicitó que el funcionario fuera retirado de la repartición.

El 23 de marzo de este año, la ex intendenta Hyara Rodríguez dispuso su traslado a la Gerencia de Gestión de Mantenimiento de la flota municipal. La resolución señala "la necesidad de resolver situaciones problemáticas de orden vincular y coyuntural, y de dotar a la referida gerencia de un recurso humano calificado, con perfil técnico".

Sin embargo, menos de tres semanas después, Rodríguez dejó sin efecto el traslado y dispuso su pase al Departamento de Cultura.

El ex jerarca continuó el periplo por las oficinas municipales. El 21 de junio de este año, a pocos días de abandonar el cargo, la ex intendenta Rodríguez firmó una nueva resolución autorizando su pase a la "Gerencia Ejecutiva de Servicios de Apoyo".


El País Digital

No hay comentarios: