jueves, 9 de septiembre de 2010

Soldados con prioridad ante civiles para entrar a la Policía

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, explicó que los soldados tendrán prioridad frente a los civiles a la hora de llenar las vacantes que se crean en la Policía.



Los ministerios de Defensa e Interior crearon una comisión a efectos de determinar cuántos soldados reúnen las condiciones para convertirse en policías. Una vez que determinen el universo de posibles aspirantes, aquellos que manifiesten intención de cambiar de fuerza serán dados de baja y automáticamente ingresados en la Policía para iniciar la preparación.

El ministro Bonomi dijo a Ultimas Noticias que no puede determinar cuántos soldados podrían pasar a la Policía aunque admitió que es "natural" que se produzca ese trasiego en virtud de la diferencia salarial que establece el Presupuesto vigente por los próximos cinco años. Dicho articulado prevé que los agentes de 2ª pasen a ganar al final del quinquenio más de $ 20.000 mientras que los soldados no superarán los $ 9.000.

Puntualizó que en el Ministerio del Interior se crean 3.000 vacantes técnicas, administrativas y ejecutivas.

"El pasaje de soldados se dará solamente para las funciones ejecutivas, no creo que ocurra en las otras áreas", sostuvo Bonomi. En este sentido se generan cupos en Metropolitana, Coraceros, Policía de Montevideo, Policía de Canelones, Bomberos y Caminera.


"Ya instalamos una comisión para determinar cada una de las condiciones de ingreso en esas categorías y cuántos militares están en condiciones de aspirar a los cargos", dijo Bonomi. Señaló que es mayor la escolaridad que se pide en el Ministerio del Interior que en el Ministerio de Defensa, al tiempo que consideró que los soldados tienen más posibilidad de alistarse en Metropolitana y Coraceros porque allí las exigencias y la formación tiene más similitud con la militar.

"Ahora hicimos atractiva la entrada a la Policía. Hace tres años subimos la exigencia de sexto de escuela a tercero de liceo, tuvimos que bajarla porque nadie quería entrar por los salarios que se pagaban. Ahora habrá un aumento importante", indicó.

Bonomi puntualizó que la intención del Presupuesto no era achicar deliberadamente en número a las Fuerzas Armadas. "El Presupuesto no fue pensado para estimular ese trasiego desde las Fuerzas Armadas a la Policía, pero en la práctica se puede dar. El problema es que hay que hacerlo de forma ordenada. El soldado no puede darse de baja para venir al Ministerio del Interior y correr el riesgo de no entrar. Ahora, pensado así, la única ventaja que tiene es que se le da la baja en las Fuerzas Armadas y entra inmediatamente a la Policía", indicó.

Agregó que los soldados que reúnan las exigencias previstas tendrán prioridad frente a un civil que aspire a cubrir la misma vacante.

El secretario de Estado acotó que "la vida del policía es más sacrificada que la del soldado". "El militar que venga al Ministerio del Interior tendrá un sueldo mayor, pero correrá más riesgo y trabajará más. Además, el soldado se jubila con quince años de trabajo, si entra a los 18 años se puede jubilar a los 33 años y puede seguir trabajando en otra cosa con esa jubilación, aunque sea chica", opinó.
Fuente Ultimas Noticias