domingo, 5 de septiembre de 2010

Presupuesto generó un fuerte malestar en mandos militares

generales trasmitieron al comandante rosales
que se sienten “traicionados” por rosadilla

Las Fuerzas Armadas manifestaron su malestar al Ministerio de Defensa por las nuevas definiciones presupuestales adoptadas. El gobierno analizará modificaciones al proyecto que fue enviado al Parlamento.



Comandantes. Los jefes de las fuerzas pidieron a ministros mejoras presupuestales.

Una reunión urgente entre ministros y comandantes en jefe, un cónclave de generales del Ejército y la solicitud de retiro del general Juan Giorello fueron los primeros efectos que generó el proyecto de presupuesto quinquenal en materia de Defensa.

Ayer, el comandante en jefe del Ejército, Jorge Rosales, convocó a los generales a las 18 horas en el comando de la fuerza para informarles los pormenores de una reunión mantenida en la mañana, junto a los jefes de las otras fuerzas, con los ministros Luis Rosadilla y Fernando Lorenzo.



Durante el encuentro, los oficiales manifestaron a Rosales que se sintieron “traicionados”, “engañados” y “ninguneados” por el presidente José Mujica y el ministro Rosadilla, porque no cumplieron con los incrementos salariales prometidos a oficiales jefes y coroneles en sus discuros públicos. Rosales solicitará una entrevista urgente con Rosadilla para trasmitir el malestar del generalato.

Uno de los generales que participó del encuentro señaló a Ultimas Noticias que Rosadilla perdió confianza en la interna militar. “Nos exigieron lealtad y no fueron leales con nosotros, el ministro no fue transparente y perdió credibilidad”, se indicó.

En uno de los primeros discursos que realizó Mujica frente a los militares en Durazno señaló: “Tengo que asumir directamente ante ustedes que reconozco la postergación salarial”. Sin embargo, a juicio de los generales, sus palabras no se tradujeron en hechos. “Bronca” fue la palabra empleada por un general para definir el estado de ánimo.

Además se sienten “engañados” dado que, según señalaron, Rosales le solicitó “muchas veces” a Rosadilla el proyecto de presupuesto, pero éste nunca se lo mostró. “Lo que más nos duele es que nos venimos a enterar cuando lo cuelgan en la página de Presidencia”, dijeron. “Nos sentimos frustrados porque Rosadilla y Mujica prometieron pero no cumplieron. Nos sentimos utilizados de una forma que no merecíamos”, indicó otra fuente militar que participó de la reunión. Además aseguró que falta de incentivo salarial concluirá con una baja de los ingresos de los oficiales. “Nadie va a querer sacrificarse cuatro años para ser oficial y ganar $ 14.000 y los que tienen más de 20 años de servicio van a pedir retiro”. El primer pase a retiro se efectivizó ayer cuando el general Giorello comunicó que daba un paso al costado porque no habrá aumentos salariales. Los comandantes habían solicitado al gobierno que destinara $ 100 millones para el aumento de salarios. “Fue una sorpresa ver que $ 135 millones se destinarán a la creación de cargos de particular confianza del ministro”, dijo un general.

Pero son varios los artículos contenidos en el proyecto de ley que han generado un profundo malestar en las Fuerzas Armadas y por eso los comandantes Rosales, José Bonilla (Fuerza Aérea) y Alberto Caramés (Armada) habían solicitado una entrevista urgente con el presidente Mujica.

La reunión se realizó ayer a las 9 horas en el Ministerio de Defensa Nacional pero no contó con la presencia del primer mandatario y fue encabezada por los ministros Rosadilla y Lorenzo. Los comandantes pidieron un esfuerzo para contemplar los aumentos salariales pero la respuesta fue negativa. Asimismo manifestaron su preocupación respecto al artículo 188 de la ley que modifica la escala de aportes mensuales del Fondo de Tutela Social (que es administrado por la Dirección General de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas) que estaba fijada en 1% del salario para todos los integrantes de la fuerza. Si bien se prevé que ese porcentaje se mantenga para personal subalterno y oficial, aumentará a 1,25% en el caso de activos y pasivos en los grados de oficiales jefes, ascenderá a 1,50% para los activos y pasivos oficiales superiores y 1,75% para los generales en actividad o retiro. Además, el mismo artículo autoriza al Poder Ejecutivo, una vez aprobada la ley, a administrar y disponer del Fondo de Tutela Social para integrar otro fondo, éste destinado a viviendas para personal activo y pasivo del Ministerio.

Fuentes militares consultadas por Ultimas Noticias señalaron que los descuentos son tomados como una "rebaja salarial indirecta". "Podemos decir que las Fuerzas Armadas son las más socialistas porque se cobra más al que tiene más, pero no podemos aceptar un descenso indirecto de los ingresos", dijo.

Durante la reunión, los comandantes solicitaron que se pongan todas las cartas sobre la mesa, en alusión a algunos artículos que quedan sujetos a reglamentación. Uno de ellos restringiría incluso el pago de dietas profesionales por ejercer la docencia, las cuales significan un aporte de hasta el 20% de los ingresos de los oficiales, lo que es considerado otra rebaja salarial.

Sobre la restricción del pago de las dietas por clases docentes y el ascenso de los aportes por concepto de Tutela Social, Lorenzo y Rosadilla indicaron que puede haber soluciones pero remarcaron que no se destinarán más fondos presupuestales al Ministerio de Defensa. En contrapartida, plantearon que se puede ejecutar un plan de ahorro de funcionamiento dentro de las fuerzas para traspasar así recursos hacia esos puntos. En la semana entrante, los comandantes volverán a dialogar con el gobierno sobre este punto.

Pero para los jefes militares, más grave aún fue enterarse que algunos cargos civiles creados dentro del Ministerio de Defensa Nacional percibirán hasta un 65% más de salario que los militares. Uno de los puntos álgidos del presupuesto para los militares tiene que ver con la creación de cargos de particular confianza para desempeñar funciones que hasta ahora estaban en manos de militares. Es así como se crea el cargo de director del Servicio de Retiros y Pensiones de las Fuerzas Armadas (art. 192); director General de los Servicios (art. 187) y director Nacional de Sanidad. Respecto a este punto, fuentes militares señalaron que existe un "exceso" de control civil de las actividades de las Fuerzas Armadas con la sustitución de funciones que son militares. Asimismo, el artículo 180 crea nuevos cargos: Director General de Política de Defensa, Director de Formación Militar, Director de Asuntos Internacionales, Cooperación y Derecho Internacional Humanitario, Director de Asuntos Jurídicos, Notariales y Derechos Humanos y Director Nacional de Pasos de Frontera.

Además, los comandantes trasladaron su disconformidad con el ínfimo aumento de $ 2.000 que percibirá el personal subalterno, frente a un notorio incremento de los salarios policiales, por lo que se teme una emigración de los soldados a la esfera del Ministerio del Interior y en términos reales eso supondría "una reducción de las Fuerzas Armadas", explicó un informante. Hasta ahora, la única respuesta que recibieron de parte del gobierno es que “no habrá mensaje complementario” y “no se sumará un peso a Defensa”.

Defensa controlará fondos

El Ministerio de Defensa concentrará el control y la administración de buena parte de los fondos que hasta ahora se ejecutaban por decisión de los mandos militares.

Lo más trascendente está vinculado a los dineros provenientes de las Misiones de Paz. El artículo 175 estipula que los fondos que Naciones Unidas se obliga a entregar como reembolso por la participación de las Fuerzas Amadas en las Misiones de Paz, así como cualquier otro tipo de fondos que con estos mismos fines abonen otros organismos internacionales, tendrán como único destino la financiación de gastos de funcionamiento e inversión del Ministerio de Defensa, y que serán administrados a través de la Dirección General de Secretaría del Estado, la que anualmente deberá presentar un informe de auditoría ante el Poder Ejecutivo. Estos fondos son, hasta ahora, administrados por cada una de las fuerzas.

En tanto, el artículo 177 crea la Unidad Centralizada de Adquisiciones para Defensa, que dependerá de la Dirección General de Secretaría y estará integrada por personal civil y militar. Esta Unidad será la encargada de centralizar las compras de las fuerzas, con lo cual se ejercerá un nuevo control sobre los fondos que éstas administran.

Por otra parte, se estipula (art. 168) que las economías que genere cada una de las fuerzas, y que de acuerdo al anterior Presupuesto podían disponerse en el ejercicio siguiente, ahora pueden ser destinadas como partidas extraordinarias de promoción social para personal subalterno.

Tutela Social

El incremento del aporte al fondo especial de Tutela Social que deberán pagar los oficiales y la reducción del pago de dietas que pueden significar hasta el 20% de los salarios militares hacen prever una retirada masiva de oficiales en los próximos meses. Según informaron fuentes militares a Ultimas Noticias, en el caso del Ejército se prevé que las medidas instrumentadas por

el Ejecutivo en el marco del presupuesto quinquenal deriven en el retiro de generales y coroneles con cinco años de antigüedad en

el cargo. En tanto en la Fuerza Aérea se estima que presentarán la baja personal oficial con grado de capitán aviador para dedicarse a la actividad privada, ya que las retribuciones son sensiblemente superiores.

Mujica justificó aumentos a soldados

El presidente José Mujica señaló en su audición radial "Habla el Presidente", emitida por M 24, que el 80% de lo que se gasta en agregadurías militares se podría emplear para aumentar el sueldo de los solados. Sin embargo, advirtió que no puede hacerlo por problemas legales.

"Gobernar no es hacer lo que uno quiere. Apenas lo que podemos. Estas son algunas de las fantasías que significa la lucha presupuestal", reflexionó el mandatario, quien aseguró que se hizo lo que se pudo a nivel presupuestal para mejorar los menguados salarios de los soldados que viven bajo la pobreza y la indigencia.

"No son soldados, no son pobres: son indigentes. Les damos un fusil para custodia del país y los tenemos en la indigencia. Semejante desaguisado es lo que nos ha llevado a exprimirnos en un aumento considerable pero que no cubre las necesidades y las expectativas, porque arrancamos de atrás y sabemos que tenemos cuenta y vamos a tener que seguir luchando y tratando de ayudar para que al menos tengan una pobreza digna", sentenció el presidente Mujica.

Según dijo, en el otro extremo de los soldados están los "disparates" que no se pueden arreglar. "Gastamos 11 millones de dólares anuales en agregadurías militares en algunas embajadas en el exterior.

Si quisiéramos arreglar esa situación nos expondríamos a pleitos que de perderlos terminaríamos pagando más. El 80 % de esa plata podría ir a salarios de los soldados, pero no pudimos arreglarlo hoy por razones jurídicas", puntualizó.

No hay comentarios: