lunes, 6 de septiembre de 2010




El Ministro del Interior, Eduardo Bonomi, designó como miembros de la Comisión Honoraria del Patronato Nacional de Encarcelados y Liberados a Enio Collazo, Graciela Rompani, la princesa Laetitia D´Arenberg y Gianni Iván Di Palma. Ante la renuncia de Ivonne Campos, Collazo ocupará el cargo de tesorero. La abogada Luisa Dutka continuará en la vicepresidencia del Patronato y Ana María Pintos seguirá en la Secretaría.

Bonomi destacó la función que cumple el Patronato, al reintegrar los presos liberados a la sociedad mediante un gran trabajo previo a su egreso.

Por su parte, el presidente de la institución, Uberfil Monzón, refirió las palabras del Presidente José Mujica, cuando sostuvo que las cárceles ya no pueden ser el vaciadero de los que están en delito, sino que deben constituirse en un centro de renovación. Para ello, el trabajo es la clave y se aspira a que “el que ingrese a la cárcel sepa que tendrá que trabajar”, dijo. Con este fin, informó que se están realizando recorridos por los patronatos del interior para recabar información sobre sus necesidades y ya se acordó concretar reuniones regionales para marcas estrategias en común.

Con respecto a las funciones que se realizan en el Patronato, su vicepresidenta

informó que cuenta con un departamento de penas alternativas que trabaja directamente con los jueces, que son los que aplican las medidas. También existe un departamento psicológico para ayudar a estos reclusos.

Destacó la efectividad del acompañamiento del Patronato a la Ley de Humanización aprobada hace cinco años, porque logró una reincidencia del 28% de los liberados, mientras que la cifra general ronda el 70%.

En lo que refiere a la gestión interna del Patronato, Dutka dijo que es limitada porque por ley, sólo apoya las áreas de educación y trabajo, proporciona útiles y materiales de estudio de acuerdo a las necesidades así como también equipan talleres, dentro de lo que les permiten sus recursos.

El Patronato Nacional trabaja en el área Metropolitana y mediante criterios objetivos de conducta, primariedad, edad y contracción al trabajo, entre otras cosas, realiza llamados periódicos entre los reclusos a cubrir las plaza de educación (dos veces al año) y las de trabajo (tres veces al año). Aclaró que los analfabetos tienen prioridad absoluta y añadió que este año en el COMCAR hay 1230 personas estudiando. El plantel docente con que cuentan los centros carcelarios de todo el país es de 53 maestros de primaria y alfabetizadores, y 160 docentes de Secundaria.

El Ministro Bonomi añadió a la información proporcionada por Dutka que en el mensaje presupuestal que ya ingresó al Parlamento, está previsto aumentar el número de peculios de 800 a 3.000, cuyo valor es de medio salario mínimo nacional. Asimismo, en lo que respecta a la contratación de nuevos maestros y docentes, inclusive siquiatras y sicólogos, el nuevo presupuesto prevé incorporar 360. Otro objetivo que también figura en el mensaje presupuestal, es el cierre de tres cárceles de Rocha, Lavalleja y Soriano porque se ubican en medio de las ciudades. El mismo está previsto para este año y los reclusos que provengan de allí –previa selección- serán trasladados a las 18 chacras policiales cuyas plazas se incrementarán a 200. El año próximo se estarían cerrando tres más y así sucesivamente hasta eliminar los centros penitenciarios de los centros urbanos. Esta decisión obedece a la necesidad de generarle a los presos, la esperanza de superarse, mediante la posibilidad de que trabajen y realicen deportes. La seguridad en estos centros será de media seguridad hacia abajo.



Fuente: Presidencia de la República

No hay comentarios: