jueves, 13 de mayo de 2010

Primera mujer argentina en una brigada de explosivos



Verónica Lorena Rodríguez es agente de segunda de la División Brigada de Explosivos de la Policía de Establecimientos Navales, destino de la Armada Argentina. La primera mujer de esta especialidad en todo el país.

Puerto Belgrano - “No es que se haya pensado en incorporar personal femenina. Ella fue la primera del curso, la mejor en promedio y en el trabajo de campo realizado; además nos gustó como trabaja y se interesa por la División”, introdujo el subinspector Bravo de Laguna a Verónica Lorena Rodríguez, quien el lunes 26 de noviembre se incorporó a la Brigada de Explosivos como agente de segunda, luego de dos años desarrollando tareas como policía de calle y de aprobar con éxito el curso de Explosivos.

Nacida el 23 de noviembre en el Hospital Naval Puerto Belgrano, hace 31 años atrás, vivió toda su vida en Punta Alta y absorbió de chica el sentimiento patriótico de los marinos y policías navales en cada desfile que observaba.

“Mi papá fue militar, pero durante un corto período. Igualmente, siempre me emocionó la Marina y crecí con el ideal de ser parte de la institución. Decía, cuando sea grande quiero ser como ellos”, relató.

Ahora, no sólo es la primera mujer de la División, sino la primera del país en integrar una brigada de estas características. “En otros lugares hay mujeres realizando el trabajo administrativo, pero yo soy operativa, es decir, cumplo guardias y realizo actividades de desactivación de artefactos explosivos y charlas sobre riesgo y prevención de accidentes”, comentó.

“Servir a la patria es un trabajo difícil y sacrificado, pero alguien lo tiene que hacer. Creo que en ese sentimiento prevalece el amor al prójimo, el querer ayudar a otras personas y esa es siempre mi meta”, destacó.

No siente miedo. Actúa con respeto y cierto temor propio del trabajo, que consiste en los hallazgos en la vía pública de artefactos explosivos o sospechosos de serlo, desactivarlos y trasladarlos porque “nunca se sabe de dónde vienen, ni hace cuánto tiempo que están allí”.

“Además de estar muy contenta porque me gusta lo que hago, uno tiene que sentirse con la capacidad de poder cumplir con el trabajo que le exigen, al lograr el mejor promedio me dije: esto es lo mío”, concluyó Verónica Rodríguez con la expectativa de disfrutar la carrera con todo lo que está viviendo, como un sueño hecho realidad.

http://www.foromil.com.ar/index.php?option=com_content&task=view&id=634&Itemid=2