jueves, 13 de mayo de 2010

La primera mujer uniformada en la Policía (1945)


En la década de 1930 se notó que ciertas funciones policíacas no podían ser generalmente realizadas por hombres. Nos referimos al interrogatorio, traslado y revisación de mujeres y de menores. Se pensó entonces en utilizar agentes femeninas para estas tareas.

El 30 de junio de 1931, por resolución del Presidente de la República, se dispuso que la Jefatura de Montevideo tomara 6 Guardiaciviles del sexo femenino y que cada Jefatura del interior del país tomase una. La primera policía femenina (sin uniformar aún) fue la Srta. Noemí Albarracín.

Élida Pensado Graña (foto), se incorporó a la Jefatura de Policía de Rivera en 1931. En 1935, cuando se decidió aumentar el número de Policías Femeninas en Montevideo, la Sra. Pensado se incorporó a la Jefatura capitalina.
El 20 de abril de 1943 se organizó el Cuerpo de Policía Femenino de Vigilancia y Seguridad de la Cárcel de Policía, del que la Srta. Pensado pasó a formar parte como Personal de Investigaciones, aunque aún sin uniformes.

El 23 de febrero de 1945, por resolución de la jefatura, las integrantes del Cuerpo pasaron a utilizar uniformes, se regularizó su situación presupuestal y se las denominó, según su cargo: Policía Femenina de Montevideo; Vigilantas del Servicio de Seguridad y Vigilancia de la Cárcel de Policía.

La Srta. Pensado fue la primera Policía Femenina uniformada.

Por su buen desempeño, llegó al grado de Inspectora de Servicio.

Uniforme

El uniforme de la fotografía es el mismo utilizado por entonces en la Guardia Metropolitana: chaqueta gris de cuello abierto en solapas, con cuatro bolsillos con carteras y hombreras de color azul. Nótese el cinturón del mismo color que la chaqueta con notoria hebilla redonda. Camisa blanca con corbata negra. Pollera azul -que aquí no se aprecia-; sombrero azul y guantes negros. Los zapatos seguramente eran de color negro.

Segun el testimonio de la propia Srta. Pensado, las Oficiales femeninas vestían chaquetas con botones dorados y placa metálica (chapa) de la Policía en el mismo color.