miércoles, 26 de mayo de 2010

Huelga de hambre policial en siete departamentos

La medida deberá ser ratificada el 9 de junio en asamblea general.

El presidente de la Federación Nacional de Sindicatos Policiales (Fenasip), Otilio Ferreira, confirmó a EL PAÍS digital que en principio entre 20 y 22 policías participarán de la medida a nivel nacional en caso de ser aceptada por todos los miembros.

Montevideo, Florida y Artigas son departamentos que confirmaron su participación en la huelga de hambre. Ferreira explicó que hay otros como Paysandú donde se deben ajustar detalles.

En la asamblea de hoy participaron más de 100 delegados de Montevideo y el Interior. El presidente de la Fenasip considera que la medida será aceptada por todos los miembros.

La decisión se tomó por el silencio que han recibido desde el Ministerio del Interior respecto a los reclamos que han presentado desde que asumió la nueva administración, como el atraso en pagos del servicio 222 y denuncias de persecusión sindical. Inclusive hay reclamos que ya tienen varios años de antigüedad.

"El Ministerio del Interior discute temas de presupuesto con los jefes y no con la Federación. Lo mismo en temas referidos a obras sociales, temas gremiales y forma de sanciones", dijo Ferreira. "Tenemos el derecho a estar presentes en los Consejos de Salarios", agregó.

Critican además no haber tenido hasta el momento una reunión con el ministro Eduardo Bonomi. "Ni siquiera una charla de presentación", dijo.

MOTIVOS. "¿Por qué una huelga de hambre?", se preguntó el dirigente gremial. Porque otra medida sería llegar a un paro y ahí entiende se afectaría la seguridad pública y la población quedaría de rehén de la situación.

"Buscando mantener la seguridad pública y manteniendo nuestro derecho a expresarnos y realizar nuestros reclamos, se entendió que la mejor medida era exponernos nosotros mismos sin exponer al ciudadano común a una falta de seguridad".

"Es imposible que se decrete esencialidad sobre una medida que no afecta la seguridad pública", agregó.

Otro reclamo de la Federación es contra las sanciones pecuniarias que se impusieron en lugar de las de privación de libertad. Ferreira explicó que el un jefe tiene el derecho a sancionar a un policía como entienda. "Cuando uno reclama se toman 150 días legales para contestarte. Una sanción de este tipo en un salario tan magro como el del funcionario policial lo deja sin nada", afirmó.

En este sentido dijo que se debe crear un protocolo sobre cómo aplicar el castigo y advirtió que la Fenasip ya tiene a estudios varios casos de este tipo.

Ferreira dijo que es el Ministerio del Interior quien tiene la carta que permitirá levantar la decisión, en la medida que escuche los reclamos de los policías.


El País Digital

No hay comentarios: