martes, 12 de enero de 2010

Vigilantes de los atuneros denuncian despidos y deficiencias de seguridad



PEDRO CERRADA La empresa responsable de enviar agentes de seguridad privada a los atuneros españoles que faenan en el Índico para protegerles de los piratas ha despedido a un importante número de vigilantes que no estaban en plantilla cuando han regresado a España de vacaciones en las últimas semanas, según han denunciado varios de los afectados, formados en la base naval de Cartagena.
Además, los agentes de seguridad privada han alertado sobre varias deficiencias en el equipamiento de seguridad con el que han trabajado desde que llegaron a las Seychelles procedentes del aeropuerto de El Altet.
Los agentes despedidos por la empresa Segur Ibérica se sienten engañados porque no encuentran motivos para el cese y únicamente les han dicho que "no hemos pasado el periodo de prueba".
Un empleado de Segur Ibérica indicó el pasado viernes por la tarde que hasta el lunes no había ningún responsable para hablar sobre la situación de los 58 vigilantes de los atuneros, todos ellos desplazados desde Alicante, excepto cuatro agentes del Alakrana.
El despido ha sido el regalo de Reyes que han tenido buena parte de los agentes de seguridad privada que han vuelto a España tras prestar servicio durante casi dos meses en alguno de los 16 atuneros españoles que faenan en el Índico. Los afectados, que prefieren guardar el anonimato, no salen de su asombro porque no han tenido problemas que justifiquen el despido y se sienten "utilizados".
Los ya ex vigilantes de Segur Ibérica aseguran que la empresa les está reemplazando por otros agentes que no han realizado el curso de adiestramiento militar que realizaron ellos en la Base Naval de La Algameca, en Cartagena. Entre las deficiencias de seguridad denunciadas destaca que los chalecos antibalas que les facilitaron "son chalecos antifragmento que sólo sirven para la metralla de granada, pero no te protegen de las balas", asegura uno de los agentes que ha trabajado en los atuneros.
De hecho, las instrucciones del chaleco indican que es "un panel balístico suave de protección" y que "no es adecuado para proteger al usuario contra impactos de rifle y no lo protege de armas blancas". Asimismo, las ametralladoras pesadas Browning de 12,7 milímetros que iban a recibir finalmente no se las enviaron porque el Gobierno de Seychelles no lo autorizó y sólo disponen de una ametralladora media MG de 7,62 milímetros.Otras deficiencias con las que se encontraron fueron que los teléfonos vía satélite y el visor nocturno de largo alcance no funcionaban.

http://www.laopiniondemurcia.es/comunidad/2010/01/10/vigilantes-atuneros-denuncian-despidos-deficiencias-seguridad/222309.html

No hay comentarios: