martes, 12 de enero de 2010

Muere la mujer que ocultó a Anna Frank




Miep Gies, la secretaria que desafió a los ocupantes nazis para ocultar a Anne Frank y su familia durante dos años y salvó el diario de la joven, falleció, dijo el martes el museo de Anne Frank. Tenía 100 años.

Gies falleció de una herida en el cuello sufrida durante una caída en su casa poco antes de la Navidad, dijo la portavoz del museo, Annemarie Bekker. Gies fue la última de los pocos no judíos que suministraron alimentos, libros y ánimo al secreto anexo detrás del almacén en el que Anne Frank, su familia y otros cuatro judíos se ocultaron por 25 meses durante la II Guerra Mundial.

Luego que el apartamento fuese allanado por la policía nazi, Gies recopiló las libretas de apuntes de Anne Frank y los guardó bajo llave para su regreso tras la guerra. El diario, regalado a Anne Frank por su 13er. cumpleaños, narra la vida de la joven en su escondite desde el 12 de junio de 1942 hasta el 1 de agosto de 1944.

Gies se negó a leer los diarios, diciendo que la privacidad de una adolescente también era sagrada. Más tarde, dijo que si los hubiese leído, hubiera tenido que incinerarlos, porque incriminaban a los que la ayudaron.

Anne Frank murió de tifus a los 15 años de edad en el campo de concentración de Bergen-Belsen en marzo de 1945, apenas dos semanas antes de que el campo fuese liberado. Gies le entregó el diario al padre de Anne, Otto, el único sobreviviente de la familia, quien los publicó en 1947.

Luego que el diario fuese publicado, Gies se dedicó incansablemente a promover la tolerancia. Restó importancia a los elogios que recibió por ayudar a ocultar a la familia Frank, diciendo que parecería que ella había ayudado a salvar a todos los judíos en Holanda.

Nacida Hermine Santrouschitz el 15 de febrero de 1909 en Viena, Gies se mudó a Amsterdam a los 11 años de edad para escapar de la escasez de comida en Austria. Vivió con una familia anfitriona que la apodó Miep.

En 1933, Gies comenzó a trabajar como asistente de oficina en el negocio de especias de Otto Frank. Tras negarse a sumarse a una organización nazi en 1941, evitó su deportación a Austria casándose con su novio holandés, Jan Gies.

Su esposo murió en 1993. Es sobrevivida por su hijo y tres nietos. (AP)


El País Digital