lunes, 5 de octubre de 2009

Un atentado es la hipótesis más firme

Un atentado es la hipótesis más firme

Para la Policía la "hipótesis más firme" es que la explosión que mató a Miriam Soto fue un "atentado" a un miembro de esa familia. El explosivo, que no se fabrica en Uruguay, fue entregado a la mujer en un paquete del tamaño de una caja ...

Explosión. Policía cree que querían matar a víctima o a familiar; material es del extranjero

Para la Policía la "hipótesis más firme" es que la explosión que mató a Miriam Soto fue un "atentado" a un miembro de esa familia. El explosivo, que no se fabrica en Uruguay, fue entregado a la mujer en un paquete del tamaño de una caja de zapatos.

El trabajo de los especialistas fue intenso en la casa de la calle Plutarco 3869, a media cuadra de Bulevar Batlle y Ordóñez. Los técnicos de la Dirección Nacional de Bomberos y del Equipo de Desactivación de Artefactos Terroristas (EDAT) del Ejército estuvieron en el lugar toda la madrugada del domingo y hasta las 18 horas de ayer en busca de indicios que permitan esclarecer el inédito caso: una explosión que terminó con la vida de Miriam Soto (49) y que dejó en grave estado a Facundo Quiroga (14), un amigo de su hijo Andrés (16).

Por la magnitud de la explosión y los riesgos de derrumbe de la vivienda, Bomberos -que mantuvo entre 16 y 18 efectivos de forma permanente en el lugar- decidió apuntalar el techo y las paredes de la casa. El papel del Ejército, que actúa en el caso a solicitud de Bomberos, es clave en las pericias.

"No es un explosivo común. No es una dinamita del tipo que se fabrican en Uruguay", dijeron a El País expertos militares en explosivos. Señalaron que probablemente tampoco sea del tipo de material explosivo que se maneja en la región y estimaron que lo más factible es que proceda de Estados Unidos. Los expertos militares y la Policía coinciden en que la hipótesis más firme es un atentado, señalaron fuentes de ambas reparticiones. Las fuentes policiales agregaron que iría dirigido a la víctima o a un familiar.



"Esto es nuevo para el país entero", dijo uno de los especialistas que trabajaban en el caso, refiriéndose a una bomba dirigida a matar a una persona. Lo mismo sostuvo un experto militar en explosivos, quien agregó que no recuerda detonaciones de esta magnitud en el país.

Si bien en un primer momento se pensó que se habría tratado de una "carta-bomba", ayer los expertos militares señalaron que los explosivos habrían estado en un paquete del tamaño de una caja de zapatos, muy bien sellados para comprimir la potente carga.

Una de las líneas de investigación policial refiere a la situación familiar de la víctima. Su padre falleció recientemente y hubo conflictos por la herencia, dijeron fuentes consultadas.

De todos modos, hasta anoche no había detenidos por el caso, señalaron informantes policiales y judiciales.

La magistrada Graciela Eustaquio, a cargo del caso, autorizó el fin de semana diligencias solicitadas por los investigadores y espera para hoy un informe policial, que será clave para decidir a quiénes cita.

"GRITOS HORRIBLES". Durante la tarde de ayer vecinos y curiosos se acercaron hasta el lugar y comentaban sobre el caso mientras policías, bomberos y expertos militares trabajaban en el interior de la vivienda.

La explosión fue en el mediodía del sábado. El estallido ocurrió en el interior de la finca. La fachada y especialmente la pared lateral izquierda quedaron totalmente destruidas.

Según los indicios recogidos, el punto donde ocurrió la deflagración estaba a un metro de la puerta, muy cerca de la estufa a leña ubicada en el living de la casa. Dentro de la vivienda estaba Miriam Soto y Facundo Quiroga, un amigo de su hijo Andrés, que en ese momento estaba en una clase de inglés. El dueño de casa, Carlos Díaz, tampoco se encontraba en el hogar; estaba trabajando.

Richard Correa, un vecino de la zona, ingresó a la vivienda pocos minutos después de la explosión. "Cuando traté de abrir el portón se escuchaban unos gritos horribles. Cuando logré entrar vi que eran del chico. Estaba totalmente envuelto en sangre. La víctima estaba mutilada cerca del portón. El olor a pólvora era impresionante", contó ayer a El País.

Otro de los vecinos había dicho en la tarde del sábado que eran "una familia preciosa", que vivía en esa zona desde "toda la vida" y que su hijo era "de lo más educado".

Al cierre de esta edición Facundo Quiroga continuaba internado en grave estado en el Hospital de Clínicas.

Claves

Detonación. Fue el sábado a mediodía en el interior de la vivienda. Adentro estaba la dueña de casa, Miriam Soto, quien falleció y Facundo Quiroga, un amigo de su hijo que está en grave estado.

Explosivo. Es de un tipo que no se fabrica en Uruguay ni en la región, según expertos militares. Lo más probable es que proceda de Estados Unidos.

Paquete. Fue entregado a la mujer por un mensajero a la víctima poco antes de la explosión. Sería del tamaño de una caja de zapatos.

Hipótesis. Por ahora la Policía y también los expertos del Ejército se inclinan a que fue un atentado. Según fuentes policiales habría sido dirigido a uno de los integrantes de la familia que vivía en esa casa.

El País Digital

No hay comentarios: