domingo, 4 de octubre de 2009

Los municipios salen a defender "su" Policía

FOTO: EL COMISARIO EFRAIN MARRO - JEFE DE LA POLICIAL COMUNAL DE LOBOS
.
Hace un año el Programa de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Senado de la Nación otorgaron una mención especial a la ciudad bonaerense de Lobos por el éxito de su plan para el combate de la delincuencia. Desde entonces, el distrito -de 40 mil habitantes y ubicado a unos 120 kilómetros de La Plata- fue bautizado como "el más seguro del país".
.
Más allá de denominaciones, lo cierto es que las estadísticas que se manejan en esa ciudad no dejan de generar asombro. En los últimos años el índice de delito rural -una de las modalidades más extendidas en la Provincia- bajó casi a cero y el de delitos comunes se desplomó. Para la municipalidad lobense, la fórmula del éxito no es compleja: elevar la participación comunitaria, trabajar sobre la prevención y, fundamentalmente, tener la posibilidad de participar activamente de las políticas de seguridad, una facultad con la que cuentan desde 2005, cuando se implementó en ese distrito y en otros de similares características, la Policía Comunal.
.
Pero el sistema, lanzado en 2004 en medio de una de las crisis de seguridad más graves que vivió la Provincia, está hoy en el centro de una fuerte controversia. Un importante grupo de intendentes salió a defender la Policía Comunal a capa y espada, ante la posibilidad de que el gobierno provincial desarticule el sistema
.
La intención de eliminar las Policías Comunales, que nunca fue hecha pública, fue reconocida por el ministro de Gobierno bonaerense, Eduardo Camaño, en privado ante intendentes opositores en Junín. Allí, según alertaron los intendentes, el funcionario dijo que en su criterio las Policías Comunales son parte de un esquema "sin futuro". Y que los efectivos deberían integrarse a la estructura de la Policía provincial -bajo el formato de las Policías Distritales- y no depender más de los intendentes
.
Camaño hizo esta apreciación ante el propio gobernador Daniel Scioli, quien ante el comentario de su ministro se limitó a señalar que la Provincia "ya ha dado marcha atrás con medidas dispuestas por la gestión de Arslanián", el anterior ministro de Seguridad.
.
CUESTION DE RECURSOSEn rigor, mucho antes de este episodio -ya desde el año pasado-, la mayoría de los 61 distritos adheridos al sistema vienen sufriendo fuertes atrasos en la recepción de los fondos que debe girarles el ministerio de Seguridad provincial para solventar los gastos operativos de las Policías Comunales, básicamente para combustible y mantenimiento de los móviles, ya que los sueldos y la logística se cubren por cuerda separada.
.
En efecto, para financiar su funcionamiento, esa cartera debe enviar a los municipios un total de 1.249.920 pesos por mes. Esa partida, que se divide en sumas iguales para cada municipio, arroja un monto mensual de 20.490 pesos para cada uno de los 61 distritos adheridos. Pero esos fondos no se actualizan desde 2006 y además desde hace un año se verifican demoras en los envíos.En ese marco, el intendente de uno de los primeros distritos en adherir al esquema, Daireaux, Luis Oliver, expresó últimamente su intención de salirse del sistema ante la imposibilidad de seguir solventando con fondos del municipio los gastos del funcionamiento policial.
.
Mientras espera una respuesta del ministerio de Seguridad, Oliver elogia el sistema. "Nosotros creemos que fue muy positiva la experiencia de acercar la parte civil a la policía y que la comuna acompañe. Pero se ha desatendido mucho, no tenemos elementos, los policías cobran poco y todo eso hace al buen funcionamiento", dice."Los recursos que recibimos son importantes pero no suficientes. Si sacaran la Policía Comunal, el municipio igual tendría que seguir aportando recursos pero el comisario ya no dependería del intendente", plantea a su vez Leonel Zacca, de Alberti.EN DEFENSALa opinión de Oliver es similar a la de la mayoría de los intendentes que se sumó al sistema desde 2004.
.
"La experiencia es altamente positiva. Más allá de la caída en los índices de delito en nuestra ciudad, una de las cosas más importantes fue que logramos quebrar el distanciamiento que había entre la sociedad y la fuerza policial", dice Gustavo Sobrero, intendente de Lobos.Sobrero integra un grupo de intendentes del interior provincial que en las últimas semanas comenzó a reunirse con el objetivo de defender el sistema de Policía Comunal.En el último encuentro, realizado en Los Toldos, los intendentes reafirmaron la creación del Foro de la Policía Comunal, que integran unas 50 comunas y está representado por Sobrero y Zacca y los intendentes de Viamonte, Juan Carlos Bartoletti; de Capitán Sarmiento, Oscar Ostoisch; de General Pinto, Alexis Guerrera; de Tejedor, María Cecilia Gianini.Los argumentos de este grupo para la defensa de la vigencia de la fuerza giran sobre el mismo eje.
.
"La fuerza está funcionando muy bien. Logramos hacer descender la cantidad de robos a mano armada. Los vecinos se acercan y acompañan el trabajo. Aunque necesitamos más recursos, no queremos salirnos del esquema", dice el intendente de Maipú, Aníbal Rapallini.Rapallini subraya uno de los puntos de coincidencia entre estos intendentes: poder incidir en las políticas de seguridad de sus distritos redunda, por lo general, en un mayor acercamiento con las problemáticas locales y por consecuencia con los vecinos.
.
"Apoyamos el sistema porque nos costó mucho trabajo y esfuerzo tenerla, pasamos algunas situaciones penosas pero fueron solucionándose y hoy la Policía Comunal funciona muy bien", opina Bartoletti, de General Viamonte.Ostoich, desde Capitán Sarmiento, es otro de los que salió en defensa del esquema. "He convivido con los dos sistemas y me quedo con éste. Con nuestra policía no tenemos la sensación de estar mendigando, somos los intendentes los que decidimos. Los ministros tienen que escucharnos y las cosas van a funcionar mejor", se esperanza.

No hay comentarios: