jueves, 8 de octubre de 2009

ERRANDO ALTO: Monitoreo satelital de los animales investigación del INTA



El INTA (Instituto Nacional de Tecnologia Agropecuaria- Argentina)está desarrollando un sistema de trazabilidad bovina, basado en el monitoreo satelital permanente de los animales mediante un collar GPS. Esta herramienta de “ganadería de precisión” permitirá agregar valor a la producción y mejorar aspectos nutricionales y sanitarios.

“El objetivo primario es desarrollar un sistema de trazabilidad que pueda aplicarse en la producción de ganado bovino. Está basado en un collar con un GPS que permite monitorear el movimiento de los animales las 24 horas”, explicó Martín Irurueta, referente del INTA en el proyecto de Seguimiento y Localización de la Producción Agrícola (OTAG, por sus siglas en inglés).

La innovación, financiada por la Unión Europea, también permite correlacionar el movimiento de los vacunos con el uso de los recursos naturales, el agua, los recursos forrajeros y facilitará el seguimiento preciso de cómo se utilizan estos recursos.

“La participación en este proyecto es un mandato institucional, plasmado en el plan estratégico del INTA. Hay que trabajar para que esta innovación esté presente en todos los circuitos productivos”, remarcó Amadeo Nicora, vicepresidente del INTA, en un encuentro realizado entre el 28 y el 30 de septiembre en la EEA Balcarce.

Durante tres días, especialistas del Cemagref y Cirad (Francia), la Embrapa (Brasil), la Universidad de Laval (Canadá), y del INTA y el Procisur (Cono Sur) realizaron un balance de la primera etapa del Proyecto OTAG y avanzaron en los lineamientos de la segunda fase.

“Hoy los mercados no sólo demandan un producto de calidad, sino conocer el ciclo productivo en pos de la inocuidad de los alimentos”, amplió Daniel Rearte, coordinador del programa Carnes del INTA.

Las posibilidades que abre esta innovación son muy amplias: “Podemos identificar los lugares de las pasturas más consumidas por los animales, qué toros fueron más eficaces desde el punto de vista reproductivo, y también tiene un importante componente epidemiológico”, explicó Irurueta.

En este sentido, Irurueta explicó que “la idea es discutir con la gente de los Servicios Sanitarios de la región las potenciales utilidades del sistema, porque el seguimiento nos permita saber con exactitud qué animales estuvieron en contacto. En el caso de aparición de un brote de alguna enfermedad, como la aftosa, uno va a conocer cuál es el animal que originó el brote y con qué otros animales estuvo”.

Precisamente, la proyección de futuras acciones y aplicaciones del sistema originaron el debate de la segunda fase del Proyecto OTAG, que apunta conseguir un sello de diferenciación o denominación de origen, además de incorporar los componentes productivos y socioeconómicos, ya que, como indicó Nicora, “estas tecnologías deberían estar a disposición de todos los productores”.

Si bien es una idea innovadora, me parece de altos costos, se imaginan cada vaca argentina con un collar de GPS por su alto valor en el mercado, es un gasto innecesario y mas con su alto valor seria determinados animales de alto valor pecuniario que solo usarían estos collares en especial los de raza pura o de exposición.-

Mas allá de los costos, al estar a la vista en el cuerpo del animal seria fácil de hacer desaparecer a menos que sea obligatoria para todos los animales del país y legislando de tal manera que sea obligatorio como la verificación técnica vehicular.-

Por eso creo que estamos errando el camino para la protección de la ganadería en la Argentina, me parece a punto de vista de este humilde servidor un gasto desmesurado para las pobres arcas de nuestros gobiernos, o en el peor de los casos que sea legislado bajo la responsabilidad del ganadero.-

No hay comentarios: