sábado, 26 de septiembre de 2009

En tres horas se desató una ola de rapiñas en la ciudad



Ayer fue una jornada plagada de rapiñas, algunas de ellas bastante violentas, en las que incluso se registraron disparos. Un remesero, un local de pagos, una inmobiliaria y varios comercios fueron objeto de la delincuencia. Todos estos hechos se sucedieron en apenas tres horas.



Tiros. Un intento de asalto con disparos y toma de rehenes se registró en este Abitab situado en 18 de Julio.

Dos individuos que se desplazaban en una moto consumaron un violento asalto en la zona de Pocitos. Los delincuentes abordaron a un remesero cuando iba a depositar el dinero de un Redpagos y lo atracaron, pero cuando fugaban efectuaron disparos contra un automovilista que intentó seguirlos.

Próximo a la hora 15 de ayer, un hombre salió de un cambio ubicado en Br. España. Llevaba el dinero de un Redpagos que funciona en dicho establecimiento con la intención de hacer un depósito en una sucursal bancaria cercana.

Cuando se encontraba en Br. España y Tomás Diago, aparecieron en escena dos individuos que se desplazaban en una moto. Los sujetos lo interceptaron y uno de ellos descendió del birrodado armado con un revólver y lo amenazó, ordenándole entregar el dinero que transportaba.

Se apoderó de una suma cercana a los ciento cuarenta y cinco mil pesos y se dio a la fuga junto a su cómplice. En el momento que huían, el conductor de un auto que observó lo que había sucedido comenzó a perseguir a los malvivientes, pero uno de estos le efectuó varios disparos que no dieron en el blanco pero permitieron, en la confusión del momento, que estos asaltantes concretaran la fuga.

Unidades del Cuerpo de Radio Patrulla y de la Seccional 10ª de la Dirección de Seguridad recorrieron la zona, pero no lograron dar con los motociclistas. Las investigaciones pasaron ahora al Departamento de Hurtos y Rapiñas y los investigadores tratan de identificar a estos individuos.

En un local de pagos

Cerca de la hora 16.30, tres sujetos llegaron a un local de Abitab emplazado en 18 de Julio y Acevedo Díaz. Uno de los sujetos ingresó y los restantes se quedaron en el exterior vigilando. Apenas entró, el delincuente tomó de rehén a una clienta, pero no se percató de que había un policía de custodia. Cuando se dio cuenta no dudó y le efectuó un disparo, que no dio en el blanco. Escapó junto a sus a sus cómplices y fueron perseguidos por una patrulla de Investigaciones, pero los perdieron en Br. Artigas y Palmar.

Si bien la rapiña no se concretó, el hecho fue de características muy violentas y los delincuentes al parecer son mayores de edad.

A esa misma hora, en la zona de La Comercial una distribuidora de bolsas de plástico fue asaltada por tres hombres, quienes intimidaron a los empleados y se llevaron el dinero de la recaudación.

Una inmobiliaria

También ayer de tarde coparon una inmobiliaria y el autor se llevó dinero y otros efectos.

El local se encuentra ubicado en la calle Jackson y a él ingresó un hombre de unos 50 años, canoso, quien al ser atendido por uno de los empleados extrajo un revólver y lo redujo junto a los otros.

Registró el lugar y se llevó dinero y otros efectos, perdiéndose rápidamente de vista. De acuerdo la descripción del sujeto aportada por las víctimas, este delincuente tiene otros asaltos en su haber

Mientras tanto, una farmacia resultó copada durante la seguidilla de rapiñas que se registraron en la tarde de ayer. El comercio se encuentra ubicado en Américo Vespucio y fue atracado por un sujeto que, armado con un revólver, intimidó a los empleados. Sustrajo el dinero producto de la recaudación y escapó.

Cuatro maleantes, al parecer menores de edad, asaltaron a un videoclub situado en avenida General Flores. Los delincuentes irrumpieron en forma violenta, amenazaron a las personas que estaban allí y se alzaron con el dinero. También atracaron otro club de video situado en José Serrato.

Poco antes, en la zona de Oncativo la Policía se había enfrentado a tiros con delincuentes que se desplazaban en una moto robada. Los sujetos atracaron a transeúntes y fueron sorprendidos durante su fuga.

Durante la persecución abandonaron la moto en la calle Oncativo y abrieron fuego contra los agentes que los perseguían, huyendo hacia un asentamiento. A pesar de los operativos llevados a cabo, no lograron ser capturados.

Hora antes, un hombre de unos 55 años asaltó una veterinaria de Ciudad Vieja. El comercio se encuentra ubicado en Alzáibar y Zabala y el empleado fue amenazado por el sujeto, que se llevó el dinero. Este mismo individuo cometió otro delito contra otro local de la misma zona. A estos hay que sumarle atracos que fueron perpetrados contra transeúntes.

La Jefatura implementa nuevos operativos

Esta ola de rapiñas consumada ayer se registró en medio de una planificación de nuevos operativos que estudia el comando de la Jefatura en procura de la prevención de delitos. El nuevo jefe de Policía, Alberto

Toscanini, indicó que su intención es enviar el mayor contingente posible de efectivos a la calle con la intención de que una mayor presencia de agentes disuada a la delincuencia. Pero también se tiene en cuenta que muchos de los ilícitos son cometidos por menores de edad que en algunos casos, a pesar de ser detenidos luego de cometer rapiñas, son entregados a sus responsables por la Justicia. Esos mismos adolescentes vuelven a reincidir en un ciclo que a esta altura parece interminable. En los próximos días comenzarían a concretarse en los hechos estos nuevos operativos, en los que la Jefatura tiene centradas sus esperanzas de controlar el índice delictivo.
Fuente Ultimas Noticias.

No hay comentarios: