martes, 15 de septiembre de 2009

CARTA DE LA SEÑORA GIACHINO A SEINELDIN


Sr. Director, solicito a usted, tenga a bien publicar esta carta que leí en un medio nacional, no tiene mi pedido animo alguno de polemizar con nadie, es simplemente la carta de la madre del primer SOLDADO ARGENTINO, caído en la recuperación de las ISLAS MALVINAS, allí recuerda y despide a otro SOLDADO, el que diera la ultima asistencia espiritual a su hijo, antes de partir hacia su morada final.
.
Giachino y Seineldín
.
Se­ñor Di­rec­tor: "En agosto de 1982 conocimos con mi esposo al coronel Seineldín. Vuelto de Malvinas, todavía con el recuerdo intacto y dolorido de la guerra, con su porte imponente de soldado, con su voz acostumbrada al mando, que a veces se dulcificada con el silencio de la muerte, con la humildad que se respiraba en su presencia y con aquellas palabras que nunca olvidaremos: «Yo estoy muerto. Vivo por la vida de su hijo».
.
"¿Qué extraño destino nos unió desde aquel momento, antes del desembarco del 2 de abril, en que fueron cambiadas las misiones entre el capitán Giachino y el coronel Seineldín? ¿Qué extraño destino hizo que fuera el coronel Seineldín el que diera la última asistencia espiritual al capitán Giachino, en aquella mañana gloriosa para la Argentina, que había sido redimida por la sangre de ese hijo que tanto la amaba?
.
"Extraño destino, sólo comprensible para las almas grandes, iluminadas por la fe. Por eso el coronel sabía que su vida tenía un precio altísimo y por eso la vivía haciendo honor a aquel por el cual vivía. Sus méritos y sus errores, su honestidad, sus sacrificios, su rosario, su trato, tal vez ingenuo, sin querer ver el mal, ni la mentira, ni la arrogancia, ni la cobardía de los mismos que no pudieron rendirle, avergonzados, la postrer despedida, estarán ya en el cielo, pasando revista a sus comandos, recuperando en un abrazo su vida de aquel que se la había entregado con dignidad y valor, esperando el instante supremo de la eternidad, presentando armas ante la Santísima Virgen y con su vozarrón, acompañado de 649 roncas gargantas, gritando aquel sapucay malvinero: «¡Presente! ¡Malvinas, volveremos!»."
.
María Delicia Rearte de Giachino DNI 1.605.228
.
ENVIADO POR Carlos Daniel Quiroga
Director Consultora Pericial "El Hoplón"

No hay comentarios: