miércoles, 27 de mayo de 2009

SEXTO MISIL LANZADO POR COREA DEL NORTE







Corea del Norte lanzó un nuevo misil de corto alcance este martes por la noche, totalizando seis misiles desde que recomenzara el lunes con sus ensayos nucleares, informó la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

El lanzamiento se da al tiempo que el Consejo de Seguridad de la ONU aúna esfuerzos para lograr un acuerdo condenando el programa de Pyongyang.
La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, ha estado conversando con sus homólogos de Rusia, China, Japón y Australia.
Un portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Ian Kelly, dijo que Washington está complacido con la reacción fuerte de China y Rusia. Pero indicó que la puerta sigue abierta por si Corea del Norte quiere volver a la mesa de negociaciones.

La corresponsal de la BBC en Washington, Kim Gattas, observa que este gesto es un signo del delicado equilibrio que se necesita para lidiar con este país.

Agrega que China tiene frontera con Corea del Norte y está preocupada en no presionar demasiado a ese país, por lo que no está claro qué tipo de medidas pueden tomarse ahora y cómo Pyongyang puede reaccionar.

Una opción sería hacer cumplir las sanciones ya impuestas y empezar a inspeccionar -por primera vez- las embarcaciones que entran y salen de Corea del Norte.

"Política hostil"

Corea del Norte había lanzado otros dos misiles horas después de que el Consejo de Seguridad de la ONU condenara unánimemente sus ensayos nucleares.

Corea del Norte lanzó un sexto misil a pesar de la condena internacional.
Citando a un funcionario surcoreano, Yonhap afirmó que los misiles de corto alcance fueron disparados desde una base militar en la costa oriental del país comunista.
Al menos tres misiles fueron disparados después de una prueba nuclear subterránea llevada a cabo el lunes.

Antes del más reciente ensayo, Corea del Norte se quejó -en un comunicado difundido por la agencia oficial KCNA- de que la "política hostil" de Estados Unidos hacia Pyongyang no había cambiado.

Y amenazó: "Nuestro ejército y nuestro pueblo están totalmente preparados para la batalla (...) contra cualquier intento imprudente de EE.UU. de realizar un ataque preventivo".

Mientras tanto, Corea del Sur anunció que se sumará a un plan impulsado por Washington para controlar el tráfico de armas de destrucción masiva. En el pasado, Corea del Norte le había advertido que unirse a la llamada Iniciativa de Seguridad contra la Proliferación (PSI, por sus siglas en inglés) equivalía a una declaración de guerra.

"Fuertes medidas"

EE.UU. piensa que se trata de una grave violación del derecho internacional y de una amenaza a la paz y la seguridad tanto regional como internacional
Susan Rice, embajadora de EE.UU. ante la ONU

A última hora del lunes, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se comunicó con los líderes de Japón y Corea del Sur para garantizarles el compromiso de Washington con la seguridad en el noreste de Asia.

Estas conversaciones ocurrieron luego de que el Consejo de Seguridad de la ONU realizara una reunión de emergencia en la que los países miembros manifestaron su oposición y su condena a las pruebas nucleares norcoreanas.

La embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Susan Rice, dijo que la Casa Blanca quería que la resolución en la que trabajaba el Consejo incluyera "fuertes medidas" contra Corea del Norte.
"EE.UU. piensa que se trata de una grave violación del derecho internacional y de una amenaza a la paz y la seguridad tanto regional como internacional", afirmó Rice.
Dudas

Corea del Norte probó nuevos misiles en momentos de tensión regional.
El embajador de Rusia ante la ONU, Vitaly Churkin, dijo a la prensa que los nuevos ensayos nucleares norcoreanos violaban claramente la Resolución 1718 de Naciones Unidas, que impone sanciones a Pyongyang luego de que realizara su primera prueba.
Mientras que su par británico, John Sawers, explicó que el Consejo de Seguridad decidió actuar en dos etapas, primero emitiendo un comunicado "condenando enérgicamente la actitud norcoreana de realizar más ensayos nucleares".

"Además, ya empezamos a trabajar en una resolución del Consejo de Seguridad para mantener la paz y la seguridad internacional", añadió el diplomático.
La corresponsal de la BBC en la ONU, Laura Trevelyan, dijo que ahora la gran pregunta es qué tipo de sanciones acordará Naciones Unidas contra Corea del Norte y si serán efectivas para lograr que ese país, considerado imprevisible, vuelva a la mesa de negociaciones sobre el desmantelamiento de su programa nuclear.

Según Trevelyan, cabe la posibilidad de ampliar medidas existentes como los castigos económicos contra empresas norcoreanas involucradas en el desarrollo de armamento.

No hay comentarios: