martes, 19 de mayo de 2009

EUROPA DEL ESTE PRIMERA EN SUICIDIOS




La depresión y el suicidio
que con frecuencia le sigue,


son considerados por las propias instituciones comunitarias como los enemigos silenciosos de la Unión Europea (UE), donde anualmente cobran la vida de 59.000 personas.

El fenómeno es particularmente alarmante en Europa del Este, un bloque que encabeza el listado mundial de suicidios publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS)



"El suicidio es un problema particularmente severo en Europa del Este", dice a BBC Mundo, Alexandra Fleischmann, la máxima experta en la materia del Departamento de Salud Mental de la OMS.

"En el caso específico de los suicidios registrados en estos países, vemos relación con el consumo excesivo de alcohol, con desórdenes psiquiátricos y un tipo de cultura que les dificulta pedir ayuda en los centros de salud", explica Fleischmann.

Otro problema es el hecho de que los pacientes con desórdenes mentales no reciben la atención adecuada en sus fases iniciales, denuncia en entrevista con BBC Mundo la eurodiputada socialista Evangelia Tzampazi, quien tuvo polio cuando tenía diez meses de edad y su movilidad está sujeta a una silla de ruedas.
Ranking

Entre los 10 países con mayor índice de suicidio en el planeta, seis son miembros de la Unión Europea, de acuerdo con el más reciente reporte de la OMS.
Lituania ocupa el primer puesto mundial con 68,1 suicidios por cada mil habitantes de sexo masculino, seguido por Rusia con 58,1, Kazajstán con 45, y otros tres miembros de la UE, Hungría con 42,3, Eslovenia con 41,1 y Estonia con 35,5.

Es crucial el primer contacto entre el paciente y el personal médico para identificar la depresión y evitar el desarrollo de actitudes suicidas
Alexandra Fleischmann, Departamento de Salud Mental de la OMS
Luego aparece Japón con 34,8 por cada mil hombres, Guyana con 33,8 y dos socios comunitarios más, Bélgica y Finlandia con 31.

La eurodiputada griega Tzampazi sugiere manejar las cifras con cautela, ya que las estadísticas podrían no reflejar del todo la realidad.
Por ejemplo, Grecia es el país con el índice de suicidios más bajo de toda la UE con 5,9 por cada mil personas, pero según la eurodiputada, las cifras de Atenas no se ajustan a la realidad porque, por motivos religiosos, los griegos no declaran los suicidios.

Por otro lado, la OMS carece de estadísticas fiables provenientes de regiones como África, al no existir organismos adecuados para realizar estudios nacionales.
"Pero no por falta de estadísticas en otras partes del mundo vamos a desestimar la gravedad del problema que vemos en Europa del Este", subraya Fleischmann.

Respuestas
Fleischmann está convencida de que para combatir el suicidio hay que mejorar la capacitación del personal médico.

De acuerdo con Tzampazi, las estadísticas deben manejarse con cautela.
"Es crucial el primer contacto entre el paciente y el personal médico para identificar la depresión y evitar el desarrollo de actitudes suicidas", sostiene Fleischmann.
Por su parte, la eurodiputada Tzampazi, quien encabeza el debate en el Parlamento Europeo, considera fundamental impulsar programas intersectoriales enfocados a promover formas de vida sanas y la reducción de factores de riesgo, tales como el abuso de alcohol y el fácil acceso a las medicinas y drogas.

Pero ante todo, destaca la eurodiputada, se requiere de la voluntad política para implementar acciones concretas que permitan atacar éste invisible enemigo que cobra más vidas que los accidentes de tráfico.
Las cifras no mienten, cada año los 27 socios comunitarios registran unas 41.000 muertes en carretera, mientras que el suicidio cobra alrededor de 59.000 vidas, de las cuales el 90% se atribuyen a desórdenes mentales.

"La depresión es uno de los desordenes más comunes en Europa, afectando a una de cada seis mujeres, y se estima que para 2002 será la enfermedad más común en el mundo desarrollado y la segunda causa de discapacidad", advierte la eurodiputada Tzampazi.

No hay comentarios: