sábado, 30 de mayo de 2009

EE.UU.PELIGRAN PROYECTOS MILITARES POR RECORTE DE PRESUPUESTO








La crisis afecta también a las investigaciones que buscan desarrollar el potencial militar de los EE.UU.
Proyectos como el 'Vulture', 'Rapid Eye' o MIMIC ven peligrar su viabilidad por falta de recursos. Estos recortes podrían afectar a la competitividad americana en el ámbito tecnológico.


Los futuros proyectos militares americanos recogidos en el Plan Estratégico, para el año 2009, de la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa (DARPA ), pueden ver peligrar su viabilidad debido al recorte presupuestario. DARPA, responsable del desarrollo de Internet entre otras cosas, es la encargada de diseñar la alta tecnología militar en la que se encuentra trabajando el Pentágono.

Según informan desde foxnews.com, se trata de proyectos muy caros sin garantía de éxito.
Ante la crítica situación económica actual , cabe preguntarse si realmente vale la pena seguir desarrollando estas investigaciones.
Se trata de proyectos muy caros sin garantía de éxitoEl actual Secretario de Defensa
Robert Gates suprimió recientemente el programa de Futuros Sistemas de Combate y el del F-22, lo que levantó la sospecha acerca de la delicada situación que estarían atravesando las investigaciones de la Agencia norteamericana.
Algo que afectaría, sin duda, a la competitividad tecnológica del país.
"Esto tiene que ver con las personas que Obama nombró para encargarse de la gestión de DARPA. En qué medida éstos siguen la dirección de Tony Tether", ha declarado Lisa Wright, Secretaria de Prensa y Asistente Legislativa de Energía del republicano Roscoe Bartlett, miembro del Comité de Servicios Armados de EE.UU.

Tether fue el director más duradero y activo de la historia de DARPA. Nombrado por el entonces Secretario de Defensa
Donald Rumsfeld en el año 2001, ostentó dicho puesto hasta el pasado mes de febrero, después del triunfo electoral de Obama. "Tether dirigió DARPA como si se tratara más bien de un negocio", dijo Wright. "Si un programa no producía resultados inmediatamente (en uno o dos años), él rápidamente lo cortaba. No sabemos si el siguiente director continuará con esta política", continuaba.

DARPA funciona como cualquier empresa capitalista, y usa los mismos criterios de éxitoAntes de la gestión de Tether, DARPA no actuaba como otras agencias militares, no era una típica agencia gubernamental. Fue construida para asumir riesgos, y gestionar costes y beneficios. Joe Katzman, redactor jefe de la publicación Defense Industry Daily, explica, "DARPA funciona como cualquier empresa capitalista, y usa los mismos criterios de éxito". " Si una empresa de ese tipo funda 10 compañías, lo que se espera es que alguna de éstas se convierta en un éxito, lo que sería suficiente para hacer a esa empresa muy rica", continuaba.

Proyectos de DARPA que podrían verse afectados por la crisis

En esta línea, un gran éxito para DARPA sería el desarrollo del proyecto MIMIC, Modular IMmune In-vitro Construct, un sustituto del sistema inmunológico humano que podría desarrollar, rápidamente, vacunas para combatir imprevistas amenazas biológicas, como la de la Gripe A.

Otros potenciales éxitos que podrían ser desarrollados por esta agencia
son los proyectos Vulture y Rapid Eye. Ambos se dieron a conocer el año pasado, como recogían desde la web de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT).

El programa Vulture busca crear un avión no tripulado capaz de mantenerse en el aire durante cinco años, sin tener que aterrizar. Tendría labores de espionaje, vigilancia, reconocimiento y sería un centro de comunicaciones en cualquier zona del planeta. El fabricante de aviones Boeing fue el encargado de asumir el desarrollo de este proyecto, y a estas alturas debería tener ya listo el diseño teórico del aparato.

Vulture desarrolla la creación de un avión no tripulado, que permanecería en el aire durante 5 años Lo que los militares estadounidenses quieren de Vulture es que funcione como un satélite, pero sin las desventajas de éste. Para ello debe volar y no orbitar, pudiendo ser dirigido y mantenido en una posición concreta a una altura de entre 60.000 y 90.000 pies (entre 20.000 y 30.000 metros). Por otro lado, Vulture deberá soportar 450 kilogramos de carga y al menos cinco kilovatios de potencia a bordo.

Pero, sin duda, el principal reto que supone Vulture es el de cómo alimentar a un aparato que no tocará tierra en cinco años. Las dos alternativas propuestas son suministrarle combustible en vuelo o conseguir que sea autónomo. Para la primera se piensa en pilas de combustible (posiblemente hidrógeno) de larga duración. La segunda opción es aprovechar la energía del Sol y desarrollar un ciclo de energía completo. Pero tanto la primera como la segunda alternativa, requieren de una importante fuente de ingresos que lo financiase.

En caso de que el proyecto se haga viable, Vulture otorgará a EEUU un sistema de vigilancia y reconocimiento de alcance global, sin necesidad de bases en el extranjero ni centros de mantenimiento.

Sin embargo, dada la lentitud de este avión, pensado para espiar zonas concretas del terreno, el departamento de Defensa de EEUU tiene en marcha otro proyecto con el que completar a Vulture: Rapid Eye. Otro aparato de vigilancia no tripulado, pero que podrá ser lanzado como carga de un misil. Esto le permitiría estar sobre la zona de un nuevo conflicto en cuestión de minutos.

Vulture otorgará a EEUU un sistema de vigilancia y reconocimiento de alcance global, sin necesidad de bases en el extranjero

Los investigadores también encuentran obstáculos en lo que se refiere a este segundo proyecto. Aún tienen que idear cómo meter un aparato de este tipo, con sus características alas de fibra de carbono, en un cohete, y que el avión se despliegue a 65.000 pies de altura. Todo un reto.
Sin embargo, no sólo la crisis amenaza el desarrollo de Rapid Eye, ya son muchos los que apuntan a que la razón de que este proyecto se corte, responde a criterios políticos, ligados a las dificultades y tensiones internacionales que podría acarrear.

El desarrollo del instrumental y demás recursos necesarios para poner en marcha estos futuros "éxitos" militares, requiere de una enorme financiación, "DARPA es completamente necesaria en este sentido", ha declarado John Langford, presidente de Aurora Flight Sciences, otra compañía implicada en el desarrollo de Vulture.

"La gente piensa que las tecnologías se desarrollan en el mismo laboratorio en que se diseñan teóricamente, pero hay muchos y muy costosos pasos entre medias", continuaba Langford. "Sin una financiación como la de DARPA, las industrias no pueden desarrollar los proyectos, las baterías y otros instrumentos necesarios son demasiado caros".

No hay comentarios: