sábado, 8 de noviembre de 2008

PEQUEÑAS GRANDES ANÉCDOTAS DE LA 2da.GUERRA MUNDIAL.




Baseball con Granadas 1944;




Los desembarcos estadounidenses en mil y un islotes del Pacífico se suceden todos los días.

En uno de ellos, el cabo Johnny Spillane comparte con sus camaradas una situación desesperada: atrincherados en "The Old Lady", su barca de desembarco, están varados en la playa donde están siendo tiroteados por los defensores japoneses, a pocos metros solamente. Johnny sabe que en la playa puede tener una chance: su agilidad y su destreza han hecho que dos grandes equipos de beisbol de las Ligas Mayores hayan querido incorporarlo a sus planteles.
La guerra ha detenido temporalmente su carrera, pero cuando vuelva puede seguirla. En la playa los tanques se detienen, destruidos por los proyectiles japoneses.
Es un verdadero infierno.


De repente, en el aire aparece una granada de mano.
Todos se lanzan al suelo, tratando de protegerse con algo, sabiendo que dentro de unos segundos pueden estar muertos. Todos menos el cabo Spillane. Ha saltado y, atrapando la granada en el aire, la cambia rápidamente de mano y la devuelve.


Otra granada: Spillane repite la operación y la lanza al mar. Sus compañeros lo miran con una mezcla de admiración, incredulidad y horror. Llegan dos granadas más y Spillane las sigue tomando en el aire y reenviándolas de la misma manera.


Sus compañeros ahora aplauden, y gritan hurras por su héroe. Pero la sexta granada llega y le explota en la mano al candidato a las Grandes Ligas. l cabo ya no puede soñar con volver a casa y tener una carrera o una vida normal. Pero ha salvado a sus compañeros: su sacrificio no ha sido en vano-.............................................................

No hay comentarios: