viernes, 14 de noviembre de 2008

LO QUE FALTABA....Y SE REPITE EN MUCHOS PAISES







Más de 150 personas, entre ellas políticos, policías, bomberos y guardas de prisión, fueron acusadas de estar involucradas con grupos parapoliciales, tras una investigación llevada a cabo por las autoridades en el estado brasileño de Rio de Janeiro.

La violencia es común en las favelas de Río de Janeiro.




La comisión encargada de la pesquisa, conformada por miembros de la asamblea estatal, denunció que esas organizaciones ilegales se han adueñado de más de 170 áreas de este estado, particularmente las favelas o barrios pobres dentro de la ciudad.




El informe elaborado será enviado a las autoridades legales y judiciales la próxima semana, pero sus conclusiones fueron publicadas en medios de prensa locales.
Por muchos años las autoridades de Río de Janeiro han tenido que lidiar con bandas de narcotraficantes fuertemente armadas.
Las acusaciones contra quienes presuntamente están implicados en esta trama llegan tras una investigación de cinco meses y que recogió los testimonios de 47 testigos.
Todos los implicados niegan los cargos y muchos de los políticos ya fueron arrestados.
Peor que los narcotraficantes

Los grupos parapoliciales cobran por "protección".Según informa el corresponsal de la BBC en Brasil, Gary Duffy, estos grupos ilegales han arrebatado por la fuerza barrios enteros que antes estaban controlados por narcotraficantes.
A pesar de presentarse como una alternativa más aceptable, estos grupos parapoliciales usan violencia y amenazas para controlar estas áreas, exigiendo pagos para servicios básicos a cambio de seguridad.
Muchos de los miembros de estas bandas son oficiales de policía y bomberos retirados.
Para el responsable de la investigación, el diputado Marcelo Freixo, estos grupos eran más peligrosos que los narcotraficantes porque han conseguido infiltrarse en los organismos públicos, según le dijo a la agencia Reuters.
Pero añadió que las autoridades ahora están haciendo frente a esta amenaza.
La comisión investigadora recomienda que se luche contra la influencia política de estos grupos, que ya intentaron manipular el voto en las últimas elecciones municipales, y que se intente prevenir que abusen de la comunidad.

No hay comentarios: